• Cotizaciones
    miércoles 19 de junio de 2024

    Poder Ejecutivo definirá pautas para que el sector privado negocie recuperar el salario perdido desde julio de 2020

    Una vez aprobada la reforma jubilatoria y al día siguiente de escuchar las reivindicaciones del PIT-CNT en el acto en conmemoración del Día de los Trabajadores, el Poder Ejecutivo comenzó a elaborar los lineamientos para la décima ronda de los Consejos de Salarios. Apuntarán a que, tomando como punto de partida el mes de julio de 2020, empresarios y trabajadores privados negocien una recuperación del poder adquisitivo perdido a raíz del shock por el Covid-19.

    Esta ronda, que se iniciará en el segundo semestre, será la más grande de los últimos años, ya que abarcará a 195 grupos de actividad, entre los que está el comercio, la industria, la construcción y algunos servicios. Por ser la última que suceda en este período de gobierno y en la antesala al año electoral, se augura que la conflictividad laboral sea más elevada que la habitual, según consultas con distintos actores efectuadas por Búsqueda.

    Una treintena de convenios firmados durante el 2022 abrieron esta décima ronda; abarcaron a los sectores más golpeados por la pandemia de Covid-19, que además del período “puente” establecido en general para el 2020 tuvieron un segundo paréntesis salarial en 2021. En el caso de los hoteles, bares y restaurantes, luego de que las partes no llegaron a un acuerdo en los plazos previstos, se aprobó por mayoría (sin el voto de los trabajadores) una propuesta del Poder Ejecutivo que, a juicio de los asalariados, no permitirá recuperar el salario real perdido en los dos “puentes”. También hubo negociaciones en el transporte, las agencias de viaje, los médicos, los químicos farmacéuticos y los servicios audiovisuales.

    Ahora, para el grueso de esta ronda, el punto de partida que el Poder Ejecutivo tiene “arriba de la mesa” es julio del 2020. En función de eso, definirá la pauta de ajuste salarial que permita recuperar el poder de compra perdido en la pandemia, aunque la crisis económica y sanitaria iniciara tres meses antes. “Estamos trabajando con el Ministerio de Economía y está presente el compromiso de que en este proceso de décima ronda los lineamientos vayan por el lado de recuperación del salario a julio del 2020, porque fue el momento en el que se aplicó la octava ronda (o “puente”) en tiempos de pandemia”, dijo a Búsqueda el ministro de Trabajo, Pablo Mieres.

    Si bien la evolución fue dispar por grupo de actividad, en promedio del sector privado, el poder adquisitivo salarial entre febrero del 2020 —antes de la emergencia sanitaria— y marzo pasado —el último dato informado por el Instituto Nacional de Estadística— bajó 2,6%, calculó Búsqueda. Sin embargo, si se toma la fecha que maneja el Ejecutivo como punto de partida (julio del 2020), el salario real a recuperar es de algo menos de un punto (0,9%).

    Algunas empresas dieron adelantos del ajuste de enero de 2003.

    Para el presidente del PIT-CNT, Marcelo Abdala, “las pérdidas de salario real ya observadas no se van a recuperar más”, dijo el lunes en el acto en la plaza 1º de Mayo.

    Señaló que la próxima ronda abarcará a unos 600.000 trabajadores que tienen una “pérdida mínima” de 2,6% en su salario real desde la pandemia. Reclamó un “aumento general de salarios” y ponerlos “a tono” con el crecimiento de la economía, con “especial atención” para las remuneraciones más sumergidas.

    Además, Abdala planteó que la reducción de la jornada de trabajo “sin pérdida del salario” —ya hecho en años anteriores— será una “bandera del movimiento obrero”.

    Escenario “complicado”

    Bajo esa antesala de reivindicaciones sindicales y el “firme” compromiso del gobierno en lograr la recuperación del salario perdido en la pandemia, el empresariado anticipa un escenario “complicado” y es cauto en arriesgar posicionamientos antes de conocer las pautas que defina el Poder Ejecutivo.

    De los 195 grupos que negociarán en la próxima ronda de los Consejos de Salarios, 40 serán del rubro comercial y de servicios.

    Los asalariados del comercio —253.000 puestos cotizantes a diciembre— perdieron 4,1% de su poder adquisitivo (entre febrero de 2020 y marzo de 2023).

    Las empresas atraviesan por situaciones dispares, por giro y departamentos. “Está complicado el panorama. Vamos a ver cómo nos podemos ajustar a lo que marquen las pautas. Tenemos altos niveles de desempleo en el litoral y el informalismo es grande”, dijo a Búsqueda el titular de la Cámara de Comercio y Servicios, Julio Lestido. Por la brecha cambiaria con Argentina, en la zona fronteriza el “problema” por la baja de ventas “es serio”, aseguró. También se refirió al impacto de la sequía en la producción y comercialización de algunos productos.

    Lestido opinó que habrá que “trabajar en todas las propuestas con la mente lo más abierta posible” para manejar fórmulas “alternativas” que puedan abarcar la heterogeneidad de situaciones.

    “No a todos les fue igual en la feria, no se puede atender la realidad a tabla rasa”, apuntó otra fuente del sector. Sin arriesgar un pronunciamiento claro, Adrián Cabrera, gerente general de Cambadu, que agrupa a comercios y autoservicios pequeños o medianos, dijo que “siempre la voluntad está en otorgar las mejores condiciones posibles” a los trabajadores, pero hizo énfasis en las distintas realidades de las empresas.

    El salario real pedido en la industria es de 2,1% (también desde febrero de 2020). Este sector ha venido recuperando puestos y a diciembre tenía 125.700.

    Los empresarios piden “sensatez” al momento de negociar, planteó el titular de la cámara que los nuclea, Fernando Pache, en El País del martes 2. En declaraciones reproducidas ese mismo día en Radio Uruguay, el dirigente planteó que “lo lógico sería revisar acuerdos” porque hay beneficios dados en los últimos 15 años que en algunos rubros hoy son “impagables”. También rechazó con ironía el planteo del PIT-CNT de reducir la jornada laboral sin pérdida salarial: “¡Eso es Disneylandia!”.

    En la construcción el poder de compra está 1,9% por debajo que antes de la emergencia sanitaria. A diciembre, en el sector había 88.000 puestos, pero se han ido reduciendo al terminar la obra de UPM 2. El presidente de su cámara, Alejandro Ruibal, dijo a Búsqueda que apuntan a la “racionalidad y a recuperar lo que es justo”.

    “Veníamos de un punto alto (de actividad) y ahora estamos ante un escenario de caída”, advirtió el empresario (ver página 23).

    La intención para esta ronda —señaló Ruibal— es ponerse de acuerdo con el sindicato para “cuidar los puestos de trabajo, además del salario, mirando la industria dos o tres años para adelante”.

    Economía
    2023-05-03T19:48:00