• Cotizaciones
    martes 04 de junio de 2024

    Presidente de INAU dijo que la promesa de ampliar la cobertura del Plan CAIF a 17.000 niños fue una “expresión de deseo”

    Guillermo Fossati sostuvo que el gobierno cumplirá con la construcción de plazas y centros anunciados para este año, aunque está lejos de la meta anunciada en 2021

    El entonces presidente del Instituto del Niño y el Adolescente del Uruguay (INAU), Pablo Abdala, cortó la cinta del nuevo Centro de Atención a la Infancia y las Familias (CAIF) El Arca y luego, sonriente, dio un breve discurso y habló con los medios. “Estamos cumpliendo lo que en el 2021 anunciamos, es decir: ir por los 17.000 niños que no asisten a ningún centro educativo” antes del final del período, subrayó Abdala. Era setiembre de 2023 y habían pasado dos años y medio desde que el gobierno aprobó una ampliación del Plan CAIF con el objetivo de “asistir a 17.000 niños de entre 0 y 3 años” que estaban fuera del sistema.

    A pocos meses de que se cumpla el plazo autoimpuesto por el gobierno para cumplirla, esa meta parece lejos.

    El sucesor de Abdala en el INAU, Guillermo Fossati, dijo la semana pasada en la Comisión de Población, Desarrollo e Inclusión del Senado que el plan avanzó, aunque reconoció que los resultados son más modestos que los planteados en 2021. El objetivo de 17.000 fue, como sucede con otras metas que trazan los gobiernos, una “expresión de deseo”, aclaró Fossati, quien asumió al frente del INAU en diciembre de 2023, después de que Abdala fue designado viceministro del Interior.

    Convocado a la comisión por los legisladores del Frente Amplio, Fossati dijo que en 2022 el gobierno abrió 1.115 plazas y creó 11 nuevos centros para atender a los niños de 0 a 3 años, mientras que en 2023 abrió 816 plazas y construyó 12 centros. A esos números debían sumarse las ampliaciones de la capacidad existente: 2.244 plazas en 2022 y 2.552 plazas en 2023. En 2024, en tanto, el INAU prevé construir 30 CAIF nuevos y concretar 25 ampliaciones.

    Después de esa intervención, el senador frenteamplista Diego Olivera (de Convocatoria Seregnista) recordó la promesa de Abdala, quien había anunciado que para el 2024 “se iba a alcanzar una cobertura adicional de 17.000 niños” en los CAIF del país. Olivera cuestionó que la cifra de Fossati para 2022 y 2023 alcanzaba a 5.000 niños adicionales. “Quiere decir que ahí hay un claro desfasaje entre el compromiso público que asumió el instituto y los resultados concretos de la gestión”, opinó. “Podríamos pensar que, en lo que queda de este año, será difícil que se alcancen los 17.000 niños adicionales a los que se comprometieron, ya que eso implicaría que en lo que queda de este año la cobertura de los CAIF se incremente en 12.000 niños”.

    El vicepresidente del INAU, Aldo Velázquez, aclaró que entre ampliaciones y construcciones nuevas estaban cerca de 7.000 y no de 5.000.

    El senador José Nunes (Partido Socialista) también cuestionó las cifras expuestas por Fossati y afirmó que está muy “lejos del objetivo de 17.000 y pico” de niños. Recordó que cuando se trató la Rendición de Cuentas del año 2020-2021 el Poder Ejecutivo presentó el documento Ampliación de cobertura de primera infancia, en el que se solicitaba una dotación presupuestal con el objetivo de alcanzar una cobertura de 17.000 niños en la primera infancia. El senador socialista pidió saber si Fossati no confirmaba que se fuera a alcanzar dicha cobertura y que solo iban a cumplir los planes de obra establecidos por la institución.

    El presidente del INAU dijo que la cifra de 17.500 niños era con base en una “fotografía de su momento, con variables proxy” y a la cual se asociaron obras concretas.

    Ante la insistencia de los legisladores opositores, Fossati explicó que llevaba en el cargo cuatro meses y que no miraba “en específico las bases” sobre las que se trazaron las metas que heredó. “No lo hago porque a veces —y esto pasa en toda la administración pública— algunas de las metas tienen muchísima expresión de deseo y eso no las hace malas”, añadió. Y puso como ejemplo los objetivos numéricos que en el pasado plantearon autoridades, como el porcentaje de egresos de la educación. “En ese momento, se trazaban metas —que, por cierto, después no se cumplían—, pero no dejaban de cumplirse por falta de voluntad sino por la dificultad inherente a su cumplimiento. Por ejemplo, se planteaba el 100% del egreso del primer ciclo de la educación media, el 75% de egreso del segundo ciclo de la educación media; esto se planteaba en gobiernos pasados. Es una expresión de deseo muy válida; después la realidad podrá marcar otras circunstancias. Repito, no está mal trazar determinado tipo de expectativas sobre la base de lo que sería deseable. Luego las circunstancias —en el marco de un escenario cambiante en el que hay cosas que se van presentando de manera distinta— pueden determinar otra situación, y esto no es menor”.

    Fossati planteó que en el futuro sería necesario mejorar los mecanismos de gestión para poder dar un mejor seguimiento en “tiempo real” a los “cambios” en el territorio, lo que permitiría revisar las estrategias y adaptarlas a esas transformaciones.

    De todas maneras, el presidente del INAU aseguró que “se va a cumplir con todo” lo prometido en términos de obras y ampliaciones, aunque lo planteado tiene una exigencia presupuestaria detrás “infinitamente superior a los $ 400 millones” asignados por el Poder Ejecutivo. Consultado sobre si se solicitaría un refuerzo presupuestal al Ministerio de Economía para cumplir con las metas, Fossati se limitó a decir que los recursos para poder cumplir con todas las exigencias contraídas “van a estar disponibles”.

    El presidente del INAU dijo que se hizo una revisión para conocer la situación actual del instituto y que está “permanentemente” detrás de los procesos de gestión presupuestales, pero que, como presidente, forma parte de un directorio que hace que “todos sean copartícipes y corresponsables de todos los aspectos que caracterizan a lo desarrollado hacia atrás”.

    Ante eso, el vicepresidente del INAU, Velázquez, puntualizó que él no votó el plan que se viene ejecutando desde hace dos años. A su vez, dijo que se trabajó con la Oficina de Planeamiento y Presupuesto en muchas mejoras de gestión que finalmente no se incorporaron, como una propuesta vinculada al “tema de la asistencia”. En cuanto a la parte presupuestal, Velázquez dijo que si bien él no mantiene diálogo con el Ministerio de Economía, entiende que el compromiso de abrir las plazas previstas está vigente y se hará “con recursos transferidos del ministerio” o con ahorros u otros fondos del propio INAU.

    Información Nacional
    2024-05-01T21:25:00