Que no decaiga: tres cantos a la intensidad

Gabriel Sosa 

Hay una breve pero notable lista de argentinos intensos que aportan o aportaron a la cultura viviendo en Francia. Ahí tenemos el cine de Gaspar Noé, por ejemplo, o los textos y obras de Copi. Si se realiza la habitual manganeta de sustituir argentinos por rioplatenses, podemos sumar a nuestro Lautréamont. Claro que hay muchos otros argentinos (y rioplatenses) afrancesados, pero la palabra clave en esta poco defendible lista es intensos.

Esta nota es exclusiva para suscriptores de BÚSQUEDA
Elegí tu plan y suscribite

Suscribite

¿Ya sos suscriptor? Iniciá sesión

Probá nuestro servicio, registrate y accedé a una nota gratuita.