Reuniones de Cosse con Lacalle Pou generan malestar en dirigentes del Frente Amplio porque no informa y da señales contradictorias

5 minutos Comentar

Nº 2126 - 10 al 16 de Junio de 2021

El programa de gobierno para la Intendencia de Montevideo aprobado por el Frente Amplio establecía que la comuna debía “enfrentar” los “embates del programa restaurador” que aplica la administración de Luis Lacalle Pou. La noche que ganó la elección departamental, Carolina Cosse prometió cumplir esa frase del programa, pero sin por eso dejar de buscar la “articulación con todos los actores”.

En los primeros meses de gestión, Cosse aparece como la dirigente frenteamplista con más diálogo con el presidente Lacalle Pou. El manejo que hace la intendenta de esa relación genera malestar entre algunos integrantes de la coalición de izquierdas, que cuestionan la falta de coordinación de Cosse con el Frente Amplio, a cuyos integrantes no comunica el contenido de sus reuniones, dijeron a Búsqueda fuentes políticas.

En diciembre, luego de que la intendenta enviara una carta poniéndose a disposición para tomar acciones para enfrentar la pandemia, Lacalle Pou la convocó a la Torre Ejecutiva, donde conversaron junto con integrantes del gabinete.

En abril la volvió a convocar, aunque en esa ocasión junto con los intendentes de Salto, Andrés Lima, y de Canelones, Yamandú Orsi. El encuentro con los tres intendentes le permitió al mandatario abrir un diálogo con la oposición sin tener que reunirse con el presidente del Frente Amplio, Javier Miranda, con quien no tiene diálogo.

Unas semanas después, en mayo, el mandatario recibió a Cosse en la residencia de Suárez y Reyes. Este mes se volvieron a reunir mano a mano, previo a que Lacalle Pou recibiera en la Torre Ejecutiva a los legisladores que integraban la comisión de seguimiento de la pandemia del Senado. El miércoles 9 Cosse concurrió a la Torre Ejecutiva para conversar con el secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado, y otros jerarcas sobre la fiscalización de los protocolos sanitarios, entre otros temas.

En la dirección frenteamplista existe malestar por la falta de coordinación que está teniendo la intendenta de Montevideo con la fuerza política, según informaron fuentes de la oposición. En el último encuentro de la Mesa Política, representantes de algunos sectores, entre ellos el del Movimiento de Participación Popular, preguntaron si alguien sabía los temas que hablaron el presidente y la intendenta, relataron las fuentes. Entre los dirigentes molestos existe preocupación por las señales que se dan, porque entienden que la intención del presidente es la de mostrarse en diálogo con el Frente Amplio a través de Cosse. Para algunos, incluso, debería consultar a la fuerza política previo a aceptar la reunión.

Dirigentes del Frente Amplio mencionaron, en particular, la “señal contradictoria” que se dio cuando el gobierno nacional organizó una prueba piloto del denominado “pase responsable” en el Auditorio del Sodre.

Los legisladores frenteamplistas enviaron una carta al asesor de Presidencia Nicolás Martinelli, que encabeza los trabajos para crear el “pase responsable”, en la que le avisaron que no iban a asistir a la función especial por “la grave situación epidemiológica” en la que se encuentra el país. Resaltaron que en mayo hubo 1.660 fallecidos con Covid-19, lo que llevó al “mayor nivel de alarma sanitaria”.

En la carta advirtieron que el test rápido antigénico que se utilizaría en el piloto no sirve para descartar la presencia del virus en aquellas personas sin síntomas. “Por lo tanto, creemos que no es adecuado, en este escenario, seleccionar a quienes pueden participar de un evento social masivo, en ámbito cerrado, a través de un test antigénico rápido”, agregaron. En el cierre de su misiva, afirmaron que como legisladores deben “ser cuidadosos con las señales” que dan a la población “sobre la forma responsable de actuar”.

La decisión de no participar fue trasladada a los jerarcas frenteamplistas de las intendencias de Montevideo y Canelones para que actuaran de la misma forma, dijeron las fuentes a Búsqueda. De hecho, Orsi fue invitado, pero no asistió. Sin embargo, las directoras de Cultura de la comuna capitalina, María Inés Obaldía, y de Salud, Virginia Cardozo, sí concurrieron. El miércoles 9 al ser consultada por la prensa Cosse dijo que entendía la decisión del Frente Amplio, pero que “como institución” no podía “dejar pasar la oportunidad para evaluar” el funcionamiento del piloto. “No fuimos a aprobar ni reprobar”, afirmó la intendenta.

Foto: Pablo La Rosa / adhocFOTOS

No todos en el Frente Amplio ven problemática la conducta de Cosse. Parte de la dirigencia opositora entiende que la intendenta de Montevideo tiene diversos temas de gestión que necesitan ser coordinados en conjunto con el gobierno nacional, lo que justifica que mantengan encuentros permanentes.

Dirigentes frenteamplistas coinciden en que quien se reúne con Lacalle Pou es la intendenta de Montevideo y no la fuerza política. “Aunque el presidente quiera hacer parecer eso, los encuentros no son con el Frente Amplio”, insistió uno de los consultados.

El único encuentro donde el mandatario invitó a Cosse como representante del Frente Amplio fue al que asistió junto con Orsi y Lima. Luego de esa reunión, donde Lacalle Pou transmitió que no tenía buen vínculo con Miranda, los tres intendentes conversaron con el presidente del Frente Amplio y el grupo de seguimiento donde están representados los principales sectores de la coalición de izquierdas porque entendían que debían rendir cuentas a la fuerza política. Sin embargo, en los siguientes encuentros Cosse asistió para intercambiar con el gobierno sobre temas de gestión y por eso en su equipo entienden que no implicaba coordinar con la fuerza política, según dijeron a Búsqueda tras ser consultados.

Información Nacional
2021-06-10T00:49:00