• Cotizaciones
    viernes 14 de junio de 2024

    Sartori, su apoyo a Delgado y el aviso a última hora a su senador suplente

    El senador suplente Juan Straneo evalúa abandonar el sector de Juan Sartori porque siente que es una agrupación “sin definición” ni “objetivo”

    A Juan Straneo, el senador suplente de Juan Sartori, le divertía encontrar coincidencias con su líder político. Mismas iniciales, mismo nombre, mismas letras del apellido, misma estatura, misma edad. Straneo fue la cara visible de Sartori durante buena parte de esta legislatura. Su principal articulador. Su asesor jurídico. El referente político local de un senador que se ha caracterizado por estar más tiempo en el exterior que en Uruguay. Straneo le aguantó el mostrador político a Sartori.

    Sin embargo, en los últimos meses hubo un distanciamiento. Algunos cortocircuitos que coincidieron con tiempos ásperos de cuestionamientos al empresario, que recibió una sanción de la Junta de Transparencia y Ética Pública (Jutep) por omitir detalles de su actividad empresarial y la declaración jurada de su cónyuge, Ekaterina Rybolovleva, hija de un magnate ruso. Y que coincidieron también con un largo periodo de indefinición acerca de su futuro político.

    La gran mayoría de los dirigentes de Sartori, incluido Straneo, le reclamaban que se lance como precandidato a la presidencia en las elecciones internas del Partido Nacional. O que al menos abriera un espacio de consulta en su mesa chica para evaluar juntos los pros y los contras de que volviera a ser candidato o apoyar a algunos de los otros postulantes en el menú electoral de los nacionalistas. Pero nada. El hermetismo de Sartori fue total. Mantuvo reuniones con los dos precandidatos arriba en las encuestas, Álvaro Delgado y Laura Raffo. Y salió de esos encuentros otra vez envuelto en misterio. Ni Straneo ni nadie de su entorno sabían muy bien lo que haría. Solo lo intuían.

    Hasta que llegó el día de la decisión. Y llegó por YouTube. El lunes 29 de abril a las 19.30 horas, Sartori comunicó que finalmente respaldaría la precandidatura de Delgado. Straneo, su senador suplente, se enteró apenas una hora antes. Lo llamó Sartori para avisarle. Fue una charla muy breve. Pero acaso determinante para el futuro político de Straneo, quien claramente siente que ha sido desplazado de los lugares de decisión del sartorismo.

    En diálogo con Búsqueda, Straneo dijo que está “en una etapa de evaluación y consideración” sobre qué es lo que sigue ahora. El senador suplente está en campaña para ser uno de los candidatos blancos a la Intendencia de Durazno. Y siente que todo este tiempo muerto y de incertidumbre de su líder político ha conspirado contra su proyecto en el departamento. Por eso evalúa abandonar el sector Todos por el Pueblo, que ha cobijado políticamente a Sartori desde que desembarcó para las elecciones internas de 2019. “Es un sector sin definición, que no sabe cuál es su objetivo”, se quejó Straneo. “Y eso para una persona que está peleando en serio por ser candidato a intendente, no ayuda”, agregó.

    Ahora está prevista una reunión entre ambos para definir esta situación. En los últimos meses, la madre de Sartori, Rosina Piñeyro, segunda suplente del senador, es la que ha tomado un rol más activo en el Parlamento.

    El camino de Delgado

    Mirando a cámara, de traje azul contra un fondo oscuro y un pabellón nacional a su costado, el senador y empresario comenzó diciendo que había llegado la hora de “despejar todas las dudas”. Sartori habló por unos 8 minutos para argumentar por qué no sería precandidato en estas internas. Y las razones para apoyar a Delgado. Dijo que evaluó y meditó durante meses los diferentes caminos que se le presentaban. “Y la pregunta es una sola: ¿cómo puedo ayudar más y mejor en la construcción del Uruguay del futuro, de este pequeño gran país que amo desde que tengo uso de razón”. Dijo que estaba al “servicio” de los uruguayos. “Y quiero ser presidente”, anunció. “Tengo la certeza que ese momento llegará”.

    Sin embargo, el momento no será ahora. “La política enfocada en la gente no puede basarse en los egos ni en la necesidad de obtener un cargo”, puntualizó. “Con humildad, pero con mucha convicción y con la fuerza de representar a los 100.000 uruguayos que nos apoyaron en 2019, tomo la decisión de elegir el camino que nos acercará más a ese Uruguay que soñamos”, expresó. Y dijo que, ahora, en este momento de las internas, solo había “una opción” posible. “Con el respeto que me merecen los otros precandidatos del Partido Nacional, he decidido apoyar el camino de Álvaro Delgado para que sea el futuro presidente de nuestro país”.

    Sartori señaló que con Delgado lo unen “las ideas”. “La visión de un país que genere más y mejores oportunidades de trabajo, en donde estemos mucho más conectados al mundo y tengamos más bienestar para todos”. “Uruguay merece más desarrollo y estos cinco años han sido un buen ejemplo del trabajo que los blancos podemos hacer”, añadió. “Son muchas más las coincidencias que los desacuerdos. Ambos creemos en un mundo más libre y democrático”. Luego el empresario se puso autocrítico. Dijo que el gobierno que integra “no ha desarrollado una política exterior fuerte ni con capacidad para atraer buenos acuerdos comerciales”.

    Con el apoyo a Delgado, se despejó un enigma. Pero ahora la interrogante que surge es desde qué lugar hará campaña Sartori. Algunos de sus dirigentes más cercanos no lo ven con mucha presencia en el país para emprender giras y participar de actos. Incluso dudan de que Sartori presente una lista a las internas, con lo cual será difícil cuantificar si efectivamente sumará votos al precandidato que hoy lidera las encuestas de la interna blanca. Opinan, por eso, que en estas internas su respaldo a otro precandidato será más bien testimonial.

    Información Nacional
    2024-05-02T00:11:00