Se “complica” el actual ejercicio para empresas ganaderas, tras año con resultados muy buenos favorecido por precios “inéditos”

REDACCIÓN  

Con el clima “jugando en contra”, el último año ganadero fue muy bueno, ayudado por el “fuerte crecimiento” de los precios —salvo de la lana— hasta niveles “inéditos”, si bien algunos costos en términos de lo producido aumentaron, como el glifosato, la urea y las praderas. En ese marco, la productividad se incrementó y, con un dólar más débil e inflación alta estabilizada, los resultados de las empresas fueron los mejores desde comienzos de este siglo.

Esta nota es exclusiva para suscriptores de BÚSQUEDA
Elegí tu plan y suscribite

Suscribite

¿Ya sos suscriptor? Iniciá sesión

Probá nuestro servicio, registrate y accedé a una nota gratuita.