• Cotizaciones
    martes 04 de junio de 2024

    Si se aprueban los plebiscitos, “no va a haber agenda de desarrollo ni de nada”, sostiene la economista Benavente

    “La sumatoria va a hacer perder el grado de inversión. No por el factor económico (…) sino por alterar los contratos entre las partes”, advierte

    Para la economista María Dolores Benavente, todas las propuestas en la actual campaña electoral “son muy de centro” y los posibles cuadros económicos de uno y otro lado dan “tranquilidad total”. Pero señala: “El tema es que después otros juegan, grupos de presión que son peligrosos, como esto del plebiscito del PIT-CNT” y el promovido por Cabildo Abierto en torno a las deudas personales.

    —Analistas del exterior descartan cambios bruscos cualquiera sea el ganador de las elecciones. ¿Coincide con esa visión?

    —Pienso que va a haber matices. Ahora tuvimos un gobierno más enfocado en la libertad —y comulgo con ser liberal— y en otros períodos tuvimos gobiernos más dirigistas, pero en realidad son muy de centro todas las propuestas. Y cuando uno mira los posibles cuadros económicos de uno y otro lado hay tranquilidad total; los economistas en Uruguay nos conocemos todos, y estoy segura de que, sentados en una mesa, hay más coincidencias que desacuerdos. El tema es que después otros juegan, grupos de presión que son peligrosos, como esto del plebiscito del PIT-CNT y el de la “deuda justa”. Esas cosas hacen perder institucionalidad de forma grave.

    —¿Cuáles serían las consecuencias si prosperan?

    —El plebiscito por la “deuda justa” va contra todo el deber ser en materia económica, de respeto a los contratos. ¡Y el de la seguridad social ni hablar! Es tan populista como el otro, y con una inequidad interna muy fuerte que termina por beneficiar a colectivos de trabajadores que no son de la clase baja. Con un déficit espectacular, además. ¡El tema de expropiar el dinero de la gente en su cuenta (en las AFAP) es muy fuerte! Porque resulta que después de la tibia reforma previsional que se hizo —como dijo Gonzalo Zunino— se va para atrás, no de esta nueva reforma sino de la de 1996. ¡Es un retroceso inédito!

    Probablemente, no salgan, ¿pero qué necesidad de tener un francotirador ahí, como decía Ramón Díaz? Si llegan a aprobarse, no va a haber agenda de desarrollo ni de nada, y recuperar la reputación en el caso del plebiscito del crédito va a ser muy complicado. Vamos a perder el grado de inversión.

    —¿No hubo algo parecido con la ley que contempló a los deudores de créditos en unidades reajustables aprobada por el gobierno?

    —Sí, fue lo mismo. La sumatoria va a hacer perder el grado de inversión. No por el factor económico, sino por alterar los contratos entre las partes. No podemos seguir en esa senda.

    Economía
    2024-04-24T16:38:00