• Cotizaciones
    jueves 20 de junio de 2024

    Surgen ideas para que emisiones en la bolsa lleguen al pequeño inversor

    El mercado bursátil uruguayo no suele ser una alternativa de financiamiento para la mayoría de las empresas, y las pocas emisiones de oferta pública que se concretan son adquiridas, sobre todo, por agentes institucionales, como las AFAP. Aunque los emisores deben prever un tramo para el inversor minorista, es un segmento que no está desarrollado.

    Con la reactivación de la Comisión de Promoción del Mercado de Valores, en 2021, uno de los temas discutidos fue el incentivo a que haya una mayor participación minorista. El tema también estuvo presente cuando el Banco Central (BCU) hizo una consulta pública antes de modificar el límite de las inversiones de las AFAP, que rige desde principios de año.

    En ese marco, el presidente de la comisión de promoción, Alberto Estrada, planteó tres ideas para favorecer la participación de pequeños inversores. Propuso que se establezca un orden de prelación en la asignación del tramo minorista por sobre el mayorista, de forma de evitar la prorrata para todos los agentes por igual.

    También planteó “fomentar” esquemas de colocación de tipo book building, una modalidad de suscripción que consiste en asignar el papel que se emite en función de las propuestas recibidas.

    Estrada abogó por “mayor y mejor comunicación”. Consideró que, luego de que un prospecto de emisión sea aprobado por el BCU, se debe “promover la comunicación efectiva de manera de otorgar tiempo suficiente para informar a los inversores minoristas”.

    También planteó permitir, para una misma fuente de repago en los fideicomisos financieros, la emisión de distintas series. Así se podría habilitar el cobro anticipado de una serie (colocada al público minorista) frente a una segunda o tercera serie.

    Consultado por Búsqueda, el presidente de la Bolsa de Valores de Montevideo (BVM), Ángel Urraburu, opinó que la idea del book building va en una “dirección correcta”, aunque el incentivo a inversores minoristas dependería de “muchas cosas”.

    Ese corredor señaló que hay alternativas, que se probaron hace unos 10 años, que podrían favorecer la participación del pequeño inversor. Una opción es que en el mercado local se coloque un “anexo” de los bonos que el gobierno emite en el exterior. En su opinión, tendrían que ser papeles con un plazo pensado “para el minorista”, de hasta 10 años.

    Otra alternativa que para Urraburu sería buena es retomar la emisión de Letras en dólares a dos años, a una “tasa muy baja”, de forma de “ubicarse en el nicho” minorista.

    Estas son opciones que tuvieron “éxito” y desaparecieron, consideró el titular de la BVM. “Todo lo que desapareció fue en perjuicio del minorista. Ahora es todo a largo plazo, menos las Letras en pesos”, analizó.

    En la discusión en el BCU, la Bolsa Electrónica de Valores propuso que en la adjudicación de las suscripciones de valores de oferta pública se implemente un mecanismo de plain vanilla (una versión simplificada de los instrumentos financieros). Para estos títulos planteó que se priorice el tramo minorista con “potencial incremento o ampliación de la adjudicación” si hay sobredemanda.

    Economía
    2023-05-03T20:56:00