• Cotizaciones
    miércoles 19 de junio de 2024

    Turismo y fiestas: Punta del Este captó la “migración de jóvenes” de Rocha

    La Intendencia de Maldonado buscó concentrar las fiestas en el predio de El Placer, por cuya concesión obtuvo $ 3,9 millones, una cifra ínfima para sus ingresos

    El “un peso, un dólar” del gobierno de Carlos Menem en Argentina (1989-1999) tuvo un efecto rebote en Uruguay. El principal reflejo de esa tendencia estaba en Punta del Este: la venta de viviendas y de mansiones crecía y los argentinos llegaron a representar el 85% de la población de la ciudad. La clase media se mudaba a Uruguay y se sumaba al público de clase alta, ya habitual en el balneario. El rebote también estaba en la noche. Promocionados por las revistas Gente y Caras e impulsados por las figuras de los relacionistas públicos, discotecas como Space o La Morocha estaban en auge.

    En 30 años la situación ha cambiado. La movida nocturna se trasladó de zonas dentro de Punta del Este y, en algunas temporadas, los balnearios de Rocha captaron buena parte del público juvenil. Pero en los últimos dos años este segmento ha vuelto a Maldonado y la intendencia de Enrique Antía ha buscado concentrar los festejos en la zona de El Placer, en el ingreso a La Barra. Y hay un nombre que en estos 30 años se ha repetido: el del organizador de eventos Álvaro Quartino, el socio fundador de Space.

    La Intendencia de Maldonado llamó a licitación en setiembre de 2023 para la “explotación comercial para eventos musicales y shows” en el predio del parque El Placer. La firma adjudicataria de la licitación fue Kaps, que en la oferta presentó como representante a Quartino. Esta sociedad anónima simplificada es una alianza entre “dos productoras líderes del mercado de ocio nocturno”: Key Producciones —relacionada a los eventos de música electrónica— y la Compañía Uruguaya de Entretenimiento —especializada en fiestas de “cachengue”—.

    En la oferta que presentaron —a la que Búsqueda accedió a través de un pedido de acceso a la información— propusieron “montar un gran despliegue para la realización de megafiestas” y ofrecieron pagarle a la comuna $ 3,9 millones, una cifra que representa el 0,04% de los ingresos que tiene la intendencia. Es, a su vez, “la única concesión” que otorgó el gobierno departamental, aclara en la respuesta cuando se consulta por “otras concesiones para espectáculos y fiestas”.

    Si bien hubo varias celebraciones fuera de Open Park —la más popular fue el toque del DJ David Guetta, en la playa Brava—, la estrategia de la intendencia fue concentrar en El Placer los eventos más masivos. “Encontramos un lugar en el que minimizás las molestias del resto de los turistas. Son eventos multitudinarios y fáciles de controlar. Era un anhelo de Maldonado”, explicó a Búsqueda el director de Turismo departamental, Martín Laventure.

    El jerarca destacó que en ese lugar se consigue un punto de “equilibrio” entre las distintas formas de vacacionar de los turistas. Por tanto, es un sitio que la comuna pretende “incentivar” para otros años. Laventure, también precandidato a intendente, destacó que el gobierno departamental busca “no perder el público joven” porque, más allá de sus gastos, es “decisivo” cuando la familia elige dónde vacacionar. “Hay que fidelizar clientes, sobre todo al joven, que es importante que siga viniendo”, destacó.

    Temporada corta

    Generar una “zona joven” en Punta del Este es una vieja idea del intendente Antía, recordó Quartino en diálogo con Búsqueda. La primera prueba en esta zona fue hace dos temporadas y el “éxito fue inmediato”: en siete fechas, se reunieron 60.000 personas.

    Esa vez —según la propuesta— utilizaron una carpa de origen brasileña, que fue la misma que se dispuso para las finales de las copas Libertadores y Sudamericana en Montevideo. Al año siguiente fueron nueve las fechas programadas y en la última temporada, 12 eventos, a los que asistieron 100.000 personas. Los precios de las entradas variaron según la antelación con la que se adquirían, pero oscilaban entre US$ 60 y US$ 100, señaló el empresario.

    Para esta última temporada la inversión fue mayor. Colocaron una carpa de 40 metros de ancho por 70 de largo y 17 de altura y tenía una estructura que le permitía soportar rachas de viento de hasta 150 kilómetros por hora y hasta 720 milímetros de lluvia. Además, se sumó otra estructura secundaria para eventos de menor porte.

    Esta inversión, según Quartino, permitió “dar tranquilidad al desarrollo de todas las fiestas” y posicionar a Punta del Este como un destino con “nivel similar a otros lugares como Ibiza y Miami”. Sin embargo, aseguró que las fiestas están concentradas en los primeros días de la temporada y que el resto del verano es más “difícil” conseguir turistas interesados. “Es por eso que no han surgido boliches como Space y La Morocha, que mantenían un público constante durante toda la temporada”, explicó.

    En la segunda quincena de enero, cuando ya prácticamente no hay fechas, el movimiento se traslada al Puerto de Punta del Este, que tiene varios boliches vecinos pero con una capacidad autorizada de 400 personas en total, dijo a Búsqueda el empresario Gastón Volonterio, responsable de Soho.

    Eso fue lo que sucedió este año: “Del 15 al 30 la temporada fue muy buena. Después bajó mucho (…). Eso se debió a la falta de argentinos”. El movimiento en febrero se concentró durante los fines de semana y en el mes las ventas fueron “mucho menores” en comparación a otros años.

    El análisis de la falta de argentinos es compartido por el Ministerio de Turismo. En el primer trimestre llegaron 640.000 visitantes de ese origen, 77.000 menos que el año anterior. “Los que no pudieron venir son de la clase media argentina. La gente que tiene más disponibilidad de gasto fue la que nos acompañó”, describió el ministro Eduardo Sanguinetti.

    El dilema de Rocha

    La decisión que tomó la Intendencia de Rocha de no habilitar boliches cerca de La Paloma y La Pedrera fue una de las polémicas de las últimas temporadas. El gobierno departamental pretendía que las fiestas se localizaran en una zona lejana a los balnearios, pero los socios de Alma —el nombre que tomó el último año el boliche— no estuvieron de acuerdo.

    Hacer un baile a seis kilómetros de La Paloma y a ocho kilómetros de La Pedrera significaba “muchas horas” de caminata para los jóvenes, dijo a Búsqueda el empresario Andrés Mañosa, uno de los socios de Alma. Para tomar la decisión hicieron un estudio de mercado, que les confirmó que era “inviable” hacer el boliche, detalló. La presencia de este baile movilizaba entre 5.000 y 6.000 jóvenes por noche, estimó Mañosa.

    Si bien los socios llevaron este asunto a la Justicia, Mañosa aseguró que ya dieron “vuelta la página”. Algunos tienen proyectos vinculados a otros rubros y otros organizaron eventos en Maldonado. “Lo de Rocha, por el momento, es difícil de volver a hacerlo. Punta del Este se fortaleció. Ahí hay más gente, hay otro turismo, hay más locomoción, se generó una costumbre, y para volver a Rocha va a haber que empezar de cero”, comentó ese emprendedor.

    Volonterio, el empresario nocturno del Puerto de Punta del Este, confirmó que hubo una “migración de jóvenes” de Rocha a Punta del Este. Era un público que, hasta hace un par de años, la ciudad no estaba captando.

    Esta ausencia “se siente” en Rocha, aseguró a Búsqueda el tesorero de la Corporación Rochense de Turismo, Robert Caballero. La llegada masiva de jóvenes al balneario causaba un derrame en los alojamientos de la zona: los jóvenes solían alquilar las casas y las familias recurrían a alojamientos u hoteles, explicó el empresario. También había un “derrame” en otros balnearios cercanos, pero en esta temporada esas propiedades fueron ocupadas por sus dueños. “Se rompió un escalón de la cadena”, explicó.

    Para ese gremialista empresarial se plantea una “disyuntiva” en Rocha: apuntar al público joven o atraer más familias. “Si queremos a la familia, hay que promocionarlo como un destino familiar. Si queremos que vuelvan los chiquilines, hay que implementar medidas como que los boliches estén a determinadas distancias. Para mí, son viables las dos”, dijo el empresario.

    Economía
    2024-05-01T19:38:00