• Cotizaciones
    miércoles 12 de junio de 2024
    • Temas del día

    Uruguay con inseguridad alimentaria “relativamente baja” y sobrepeso en ascenso

    Actualmente, el 15% de los hogares uruguayos presenta inseguridad alimentaria moderada o grave; esto significa que, de cada 1.000 hogares, 150 redujeron la cantidad o la calidad de los alimentos que consumieron por falta de dinero u otros recursos, dijeron a Búsqueda desde la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en Uruguay.

    Según explicaron, si se compara con la región, se trata de una cifra “relativamente baja, consistente con los niveles de pobreza medida por ingreso que tiene Uruguay”, los cuales para el contexto regional “también son relativamente bajos” (alrededor del 10%).

    Además, señalaron que el sobrepeso y la obesidad son problemáticas que “están en aumento en personas de todas las edades”. Según el Panorama de la seguridad alimentaria y nutricional 2022, la obesidad en adultos aumentó 7% entre 2000 y 2016, pasando del 21% al 28%. Y la prevalencia de sobrepeso y obesidad en personas de 25 a 64 años es de 64,9%; es decir, seis de cada 10 adultos presentan exceso de peso. Al mismo tiempo, entre niñas y niños escolarizados, el sobrepeso llega al 39,4%, es decir, cuatro de 10 tienen sobrepeso, agregaron.

    Ganadería sostenible

    Otro de los aspectos en los que la FAO ha hecho foco es en la producción sostenible. Es así que, según los datos aportados, en dos años de trabajo a través del proyecto piloto Ganadería y Clima —dirigido por el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca y el Ministerio de Ambiente, entre otras instituciones y apoyado por FAO— al menos 60 familias productoras lograron reducir en promedio 10% de las emisiones totales de gases de efecto invernadero y un 23% de las emisiones por kilo de carne producida.

    “La producción de los participantes de esta iniciativa aumentó un 9% y su ingreso neto se incrementó en 32% a precios constantes, reduciendo la cantidad necesaria de animales por hectárea en un 14%”, señalaron. Esto permitió causar menos impactos en el ambiente, la biodiversidad y los recursos productivos, pero también mejorar la calidad de vida de esas familias.

    “Todo esto se logró sin costos adicionales de producción o grandes inversiones adicionales a las necesarias para producir de manera tradicional”, aclararon desde la FAO.

    Ciencia, Salud y Ambiente
    2023-05-24T22:39:00