• Cotizaciones
    miércoles 12 de junio de 2024

    Uruguay mejoró su “clima económico”, pese a deteriorarse la realidad actual; “falta de competitividad” es el mayor problema

    En América Latina, la desconfianza en la política económica y la corrupción son los principales frenos al crecimiento. Pero Uruguay escapa a ese promedio, y los factores visualizados como más desafiantes son la “falta de competitividad internacional”, el “aumento de la desigualdad de ingresos”, la escasa innovación y la poca disponibilidad de mano de obra calificada, según una encuesta entre especialistas realizada por la Fundación Getulio Vargas (FGV) de Brasil como parte de su Índice de Clima Económico (ICE).

    El sondeo genera información tanto cualitativa como cuantitativa utilizada como base para la construcción del ICE, que es un indicador síntesis compuesto de dos subíndices: uno refleja la situación económica actual (ISA) de cada país y otro refiere a las expectativas (IE) de cara a los seis meses siguientes. Sus valores son expresados como el saldo de respuestas de las respectivas a preguntas cualitativas, más 100.

    Uruguay tuvo en este segundo trimestre un ICE de 119,4 puntos, superior al 99,3 de enero-marzo y un máximo entre todos los países de la región, salvo Paraguay (139,9). La mejoría en el indicador respecto al primer trimestre obedeció exclusivamente al salto que registró el IE (de 80 a 140) —pese a que la proyección de crecimiento económico para 2023 de los especialistas encuestados fue revisada de 2,4% a 1,6%—, ya que el ISA cayó de 120 a 100 puntos, un mínimo desde octubre-diciembre de 2021. Esa lectura optimista acerca del futuro inmediato parece sintonizar con la visión de algunos analistas, que auguran un año para Uruguay que iría de “menos a más” (Búsqueda N° 2.220).

    El informe, publicado ayer miércoles 25, mostró que el ICE del conjunto de América Latina cedió de 73,4 puntos en el primer trimestre del año a 65,8 en el segundo, influenciado por el empeoramiento de las evaluaciones sobre la situación económica presente. “Las expectativas han mejorado, pero se mantienen en la zona desfavorable. La falta de confianza en la política económica local sigue siendo uno de los principales problemas para el crecimiento económico de la región según los expertos consultados”, resumió la FGV, un reconocido centro de investigación brasileño.

    Obstáculos.

    El peso que los expertos le dan a una lista de 15 aspectos presentados como posibles obstáculos para el crecimiento económico de los países es sintetizado con puntuaciones que van de 0 a 100 puntos; valores por encima de 50 indican que el factor señalado es relevante, y cuanto más alta sea la puntuación, mayor es su importancia.

    Para el promedio de América Latina, en abril-junio 12 de los 15 obstáculos obtuvieron valores superiores a 50 puntos y, por tanto, relevantes. Fueron, en orden descendente: infraestructura inadecuada, corrupción, falta de innovación, aumento de la desigualdad de ingresos; falta de confianza en la política económica, falta de competitividad internacional, barreras legales y administrativas para los inversionistas, demanda insuficiente, falta de mano de obra calificada, clima desfavorable para los inversores extranjeros, inestabilidad política y falta de capital.

    En el caso particular de Uruguay, solo cuatro aspectos de la lista fueron identificados como factores relevantes que obstaculizan el crecimiento económico: la falta de competitividad internacional (100 puntos), la falta de mano de obra calificada (80), la falta de innovación (60) y el aumento de la desigualdad de ingresos (60).

    Con 40 puntos —que no alcanzan para ser considerados como un problema relevante— fueron señalados tres factores: la infraestructura inadecuada, la falta de credibilidad de la política del Banco Central y las barreras a las exportaciones.

    La demanda insuficiente recogió 25 puntos, y la falta de confianza en la política económica del gobierno y la corrupción, 20 en ambos casos. En la misma línea, factores como la inestabilidad política, el clima desfavorable para los inversores extranjeros, así como las barreras legales y administrativas para los inversores, tuvieron una puntuación de cero, como los demás aspectos incluidos en la lista como potenciales restricciones al crecimiento económico de Uruguay.

    Economía
    2023-05-24T21:25:00