• Cotizaciones
    miércoles 12 de junio de 2024
    • Temas del día

    Uruguay padece una “suerte de fuga de la innovación” al no adherir a tratado de patentes

    Que Uruguay no sea parte del sistema internacional que implica el Tratado de Cooperación en materia de Patentes (PCT) está entre los factores que pueden explicar el menor nivel de patentamiento en el país, señaló el director de la Dirección Nacional de Propiedad Intelectual (DNPI), Santiago Martínez.

    “La no adhesión es un gran desestímulo”, porque el inventor tiene menos plazo y más procesos que hacer si quiere proyectar su invención en el exterior, explicó.

    El régimen por el que se rige Uruguay es el Convenio de París, bajo el cual tras solicitar la protección de la propiedad intelectual se cuentan 12 meses para hacer lo mismo afuera, un plazo exiguo para buscar un socio comercial o lograr financiamiento, alegó. Con el PCT —que administra la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual y al que van adhiriendo 156 países— el plazo llega a 30 meses y se facilita el trámite internacional, si bien las oficinas nacionales mantienen los criterios de decisión y análisis de la patente, apuntó Martínez.

    Aseguró que muchas instituciones y empresas reclaman a la DNPI que el país se incorpore al tratado internacional. “No solo me han manifestado que no les conviene registrar en Uruguay, sino que a veces genera que producción o inventos nacionales terminen registrándose a través de otra oficina de patentes bajo el sistema PCT porque así pueden exportarlo al resto del mundo” con más facilidad, comentó. Acuden, por ejemplo, a oficinas de Chile, Perú, Colombia o Brasil. Eso, a su juicio, provoca “una suerte de fuga de la innovación al no poder retenerla aquí, aunque haya sido producida en Uruguay”. Además, también es “un problema” para los inventores que quieran ingresar con su creación al país.

    En la región, además de Uruguay, no han adherido al convenio internacional ni Argentina ni Paraguay.

    Martínez celebró la estrategia del gobierno de orientar al país hacia la innovación —a través del programa Uruguay Innovation Hub— y consideró que se está pasando por un “buen momento” en la materia, por el desarrollo que cada vez más está teniendo la industria del software. Alegó que la adhesión al PCT va en la misma línea de fomentar la innovación, por lo que desde el punto de vista “estrictamente técnico” sería algo “positivo”.

    “Todos participamos de un escenario internacional, no pasa por aislarse sino de integrarse de una manera que permita el tránsito fácil de los inventos y que las personas puedan proyectarse afuera, llevar consigo la invención y desarrollarla. La lógica de la propiedad intelectual es fomentar cada vez más que la persona que tiene los derechos siga innovando porque eso genera industria, trabajo y empresas”, afirmó.

    El jerarca aclaró que la decisión final respecto a la eventual adhesión al PCT corresponde al Poder Ejecutivo.

    Economía
    2023-05-24T18:42:00