• Cotizaciones
    jueves 11 de julio de 2024

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, tu plan tendrá un precio promocional:
    $ Al año*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, por los próximos tres meses tu plan tendrá un precio promocional:
    $ por 3 meses*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * A partir del cuarto mes por al mes. Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    El nuevo Mundial de Clubes de la FIFA: un torneo millonario, cuestionado y con el cual sueñan en Uruguay

    Nacional y Peñarol —con menos probabilidades— tienen chance de jugarlo; es resistido por futbolistas y provoca dudas respecto a su sustentabilidad económica

    Desde que en 2016 asumió como presidente de la FIFA, el abogado suizo Gianni Infantino se acostumbró a aumentar la cantidad de torneos bajo la órbita de la federación: en categorías mayores, juveniles y femeninas, en más locaciones y con más participantes. La estrategia es que la federación gane poder político al gestionar campeonatos de forma directa sin socios intermediarios continentales, como la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) o la Unión de Federaciones Europeas de Fútbol (UEFA), y quitándoles todavía más influencia a las asociaciones nacionales. Además, amplía sus ingresos económicos al acrecentar la torta de patrocinadores, tener más derechos de televisación para comercializar y valorizar más activos de propiedad intelectual, como marcas e imágenes.

    “Se propuso que la FIFA fuera una entidad viva y lo ha conseguido: el presidente cada año lanza más proyectos”, aseguró el diario deportivo Marca, de España, en mayo, en un artículo que repasaba lo sucedido ese mes en el Congreso de la FIFA en Bangkok, Tailandia. Allí Infantino informó sobre un Mundial sub-17 cada año y con 48 selecciones, un Mundial sub-20 cada dos años y con 24 selecciones e incluso un Mundial sub-15 o “una especie de festival en la que participen todas las selecciones del mundo”.

    Deporte-Infantino-Congreso-FIFA.jpg
    Gianni Infantino durante el Congreso 2024 de la FIFA

    Gianni Infantino durante el Congreso 2024 de la FIFA

    Dentro de esta penúltima serie de anuncios de la FIFA, el más potente es el Mundial de Clubes de 32 equipos que comenzará a jugarse en 2025. Es, también, el proyecto que más incógnitas tiene.

    En Uruguay el torneo es observado con interés por ambos clubes grandes. Hay aún dos cupos disponibles para equipos sudamericanos: uno para el campeón de la actual Copa Libertadores y otro mediante un ranking de la Conmebol. Tanto Nacional como Peñarol acceden al Mundial si son campeones de la Copa Libertadores; en el caso de Nacional, sus chances son mayores, ya que además puede entrar a través del ranking. Aunque hay más de una vía posible, la más plausible es que consiga al menos dos puntos (dos empates) en su serie de octavos de final de agosto contra San Pablo (Brasil). En este momento Nacional tiene 56 puntos en el ranking, detrás de Boca Juniors de Argentina (71) y Olimpia de Paraguay (57). Con dos puntos supera a Olimpia y queda a la espera de que River Plate (Argentina) o los brasileños Flamengo, Fluminense y Palmeiras (ya clasificados al Mundial de Clubes) sean campeones de la Copa Libertadores para que se abra un cupo extra e ingrese al Mundial de Clubes, junto con Boca Juniors.

    “El sueño a mediano plazo es el Mundial de Clubes”, admitió en mayo en rueda de prensa el presidente de Nacional, Alejandro Balbi. Más allá del prestigio institucional, disputar el torneo puede alivianar la situación económica de un club que en los últimos años acrecentó el fichaje de futbolistas y perdió capacidad de potenciar y comercializar a sus jugadores juveniles.

    ¿Cuánto paga el Mundial de Clubes de la FIFA?

    Pese a la expectativa por el Mundial de Clubes en Uruguay, aún no se oficializaron los premios que otorgará la FIFA por asistir a la competición. El periodista deportivo Federico Buysan informó en mayo que durante el Congreso celebrado en Bangkok se discutió informalmente que cada uno de los 32 clubes reciba alrededor de US$ 6 millones por participar. La cifra está lejos de los US$ 30 millones divulgada meses atrás por algunos medios de comunicación. El presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), Ignacio Alonso, señaló a Sport 890 que lo más razonable es un monto menor a los US$ 9 millones, el número que la FIFA otorgó en 2022 a cada una de las 32 selecciones que jugaron el Mundial 2022 de Catar. Alonso, que estuvo en el Congreso de la FIFA en Tailandia, dijo a Búsqueda que aún no se determinó el premio para el Mundial de Clubes pero que las proyecciones son las mismas que en mayo.

    Para el actual Mundial de Clubes, al que asisten solo siete equipos, la FIFA otorga US$ 1 millón por clasificar. La línea de premios es similar a la de la Conmebol, que da US$ 330.000 por cada partido ganado en fase de grupos de la Copa Libertadores, un beneficio que aumenta al pasar de ronda y que termina con US$ 23 millones para el campeón.

    El Mundial de Clubes de 32 equipos supone un aumento respecto a esos niveles pero por debajo de la Champions League de la UEFA, que reparte 2,8 millones de euros por victoria en fase de grupos.

    Deporte-Carvajal-Real Madrid-UEFA.com.jpg
    Real Madrid, ganador de la última Champions League, aclaró públicamente que jugará el Mundial de Clubes

    Real Madrid, ganador de la última Champions League, aclaró públicamente que jugará el Mundial de Clubes

    La falta de claridad respecto a los premios económicos generó esta semana la crítica de Carlo Ancelotti, entrenador italiano del Real Madrid. “Los jugadores y los clubes no participarán en ese torneo. Un solo partido del Real Madrid vale 20 millones de euros y la FIFA nos quiere dar esa cantidad para todo el torneo. Negativo. Al igual que nosotros, otros clubes rechazarán la invitación", dijo Ancelotti al medio italiano Il Giornale. Horas después se rectificó y aclaró que sus palabras fueron mal interpretadas. El lunes 10 el Real Madrid comunicó que “en ningún momento se ha cuestionado su participación en el nuevo Mundial de Clubes”.

    Más allá de las dudas económicas, el campeonato también es cuestionado porque exige a un programa anual de fútbol profesional ya saturado de competiciones y fechas. “Demuestra una falta de consideración por la salud mental y física de los futbolistas participantes, así como un desprecio por su vida personal y familiar. La ampliación del torneo reducirá el tiempo de descanso y recuperación de estos jugadores al final de la temporada y perturbará aún más los mercados laborales nacionales al cambiar el equilibrio entre las competiciones nacionales e internacionales. Una vez más, las decisiones para escalar las competiciones se han introducido sin implementar las medidas de protección adecuadas, y sin ninguna voz por parte de los jugadores”, indicó a fines del año pasado en un comunicado la Federación Internacional de Futbolistas Profesionales (FIFPro).

    El 9 de mayo la agencia AP informó que FIFPro mantiene su postura y en una carta exigió a la FIFA que su calendario internacional sea “modificado inmediatamente” y el Mundial de Clubes reprogramado.

    Richard Masters, CEO de la Premier League, la prinicipal liga del fútbol inglés, había planteado en 2021 que a partir de 2024 la organización que dirige iba a evitar “cualquier cambio radical en el calendario internacional de partidos” que amenace la competitividad y las estructuras y tradiciones de las ligas nacionales. Un artículo del diario inglés The Guardian afirma que, al diseñar el nuevo torneo sin consultar a las asociaciones nacionales europeas, “Infantino se arriesgó a una disputa importante”.

    ¿Quién transmitirá el Mundial de Clubes de la FIFA?

    Entre 1960 y 2004 los campeones de Sudamérica y Europa se enfrentaron en la Copa Intercontinental para definir cuál era el mejor equipo del mundo. Hasta 1979 se disputó a doble partido y a partir de ahí a encuentro único. En 2005 el formato cambió y pasó a denominarse Mundial de Clubes: a los triunfadores de la Copa Libertadores y la Champions League se sumaron el vencedor de la liga del país anfritrión y los cuatro de las Ligas de Campeones de África, Asia, Oceanía y Concacaf (Norteamérica, Centroamérica y el Caribe).

    El 17 diciembre en Yeda, Arabia Saudita, durante el Consejo de la FIFA —que, a diferencia del Congreso, se encarga de la parte ejecutiva de la federación— se informó que la primera edición del Mundial de Clubes de 32 equipos será en Estados Unidos del 15 de junio al 13 de julio de 2025. “La competición tendrá el mismo formato que la Copa Mundial a excepción de que no se disputará el partido por el tercer puesto. Una fase de grupos compuesta por ocho grupos de cuatro equipos por grupo que juegan en un formato de todos contra todos a partido único. Los dos primeros equipos de cada grupo pasan a octavos de final. Y una fase eliminatoria directa a partido único desde los octavos de final hasta la final”, detalló la FIFA.

    África, Asia y Concacaf tendrán cuatro representantes, Oceanía uno, Europa 12 y Sudamérica seis. Estados Unidos, por ser país organizador, dispondrá de un cupo. Salvo excepciones, los clasificados se definen según los rankings de cada federación continental y los campeones de sus principales torneos continentales, como la Copa Libertadores en Sudamérica y la Champions League en Europea. De las 32 plazas, ya se han cubierto 28 y está confirmada la presencia de la mayoría de las instituciones más fuertes del mundo: Bayern Múnich y Borussia Dortmund (Alemania), Atlético de Madrid y Real Madrid (España), París Saint-Germain (Francia), Chelsea y Manchester City (Inglaterra), Inter Milán y Juventus (Italia) y Benfica y Porto (Portugal).

    “Será una competición abierta basada en méritos deportivos y el eje de nuestro esfuerzo por conseguir un fútbol realmente global. Los clubes desempeñan un papel fundamental en el fútbol y el Mundial de Clubes de 2025 marcará un acontecimiento histórico que ofrecerá a representantes de todas las confederaciones el marco idóneo para brillar sobre los terrenos de juego al más alto nivel”, declaró Infantino luego del Consejo de la FIFA en Yeda.

    Pese al optimismo del presidente, el 7 de junio un artículo de The New York Times mostró que quedan huecos por cubrir. El artículo se enfoca en que la FIFA aún no informó de los premios a los participantes, no anunció un socio para los derechos de televisación, no tiene protocolos de uso para su propiedad intelectual ni designó las ciudades anfitrionas.

    “Personas de la industria del entretenimiento han indicado que Apple sigue siendo el destino probable del Mundial de Clubes, en un acuerdo que daría el servicio de streaming Apple TV+ derechos globales para retransmitir el torneo”, indica el artículo. Ese contrato se negocia en alrededor de US$ mil millones, según The New York Times, una cuarta parte del objetivo inicial fijado por la FIFA. “Quienes están familiarizados con el proceso sugieren que la FIFA tuvo dificultades para tentar a las emisoras tradicionales a desprenderse de grandes sumas de dinero para mostrar el Mundial de Clubes. Es un evento nuevo y ampliado, y la naturaleza fragmentada de los equipos participantes refleja que no ha quedado claro qué clubes y jugadores estrella realmente estarán presentes”.