• Cotizaciones
    martes 18 de junio de 2024

    Asesores económicos polemizan por la inflación; la tasa anual subió a 4,10% a mayo

    Agustín Iturralde, del Partido Nacional, y Martín Vallcorba, del Frente Amplio, discutieron sobre la política monetaria y los “costos” que produjo el “atraso cambiario”

    La inflación, que tuvo un repunte en el período anual cerrado en mayo, se está metiendo en el debate electoral.

    El Índice de Precios al Consumo (IPC) marcó un alza de 0,40% en el costo de vida durante mayo y la tasa de inflación anual tuvo su primer aumento en lo que va de 2024: pasó de 3,68% a 4,10%. De todos modos, el registro de 12 meses móviles completó un año entero dentro del rango —de 3% a 6%— que las autoridades económicas señalan como su meta.

    El alza del IPC en mayo informada este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística estuvo explicada en rubros como el de alimentos y bebidas no alcohólicas (0,8%) y el de ropa y calzados (1,2%).

    En marzo de 2020, el gobierno de Tabaré Vázquez entregó a la actual administración de Luis Lacalle Pou un país con niveles de inflación anual por encima de 8% (8,3% en los 12 meses a febrero de ese año). Por la crisis del Covid-19 hubo un recalentamiento de precios en el mundo y también en Uruguay, donde el IPC anual llegó a superar los dos dígitos (10,4% a junio de 2021), que luego fue aflojando. Ese descenso se dio, en parte, por la aplicación de una política monetaria contractiva cuestionada desde sectores agroexportadores, que le atribuyen haber generado “atraso cambiario”.

    Embed

    Mesa de economistas. En la noche de este martes, antes de conocido el dato de inflación de mayo, economistas de tres partidos políticos polemizaron en torno a estos asuntos en una mesa de discusión organizada por la Facultad de Ciencias Económicas y de Administración junto con la de Ciencias Sociales.

    Agustín Iturralde, coordinador de programas del precandidato por el Partido Nacional Álvaro Delgado, incluyó el haber bajado la inflación entre un conjunto de indicadores que, según él, son “un punto fuerte” del gobierno, aunque reconoció que está habiendo “alguna dificultad de competitividad por el tema del dólar”.

    Ese economista blanco dijo luego que ya se “pagó un costo” con la política monetaria de altas tasas que empezó a desarmarse a fines de 2023. Ahora se debe “defender con uñas y dientes” el logro en materia inflacionaria, agregó.

    La réplica la dio Martín Vallcorba, un economista que integró equipos del área económica de gobiernos del Frente Amplio y hoy asesora a legisladores de ese partido. “Tenemos una inflación transitoriamente baja, no necesariamente consolidada”, aseveró. Y cuestionó que “buena parte de la mejora del desempeño inflacionario vino de la mano de la baja del tipo de cambio”, una situación que, acotó, no es “sostenible en el tiempo”. Insistió, para marcar el contrapunto: “La inflación está un escalón más abajo, hay que saludarlo como un dato positivo, pero hay que tener presente la explicación”.

    El asesor frenteamplista, cercano al breve precandidato presidencial Mario Bergara, enfatizó que “bajar la inflación no es gratis” y los efectos son tener hoy un “aparato productivo severamente afectado por el atraso cambiario”.

    La plataforma programática para 2025-2030 de Delgado postula, en su capítulo dedicado a la “competitividad”, “continuar combatiendo la inflación, de forma de alcanzar un nivel como el que tienen desde hace décadas la mayoría de los países del mundo, incluidos muchos de la región. En particular, se propone fijar un nuevo objetivo de inflación en torno al 3% para el final del quinquenio”.

    Vallcorba se preguntó cuál es la “inflación óptima” para Uruguay, y se distanció del objetivo de los delgadistas. “¿Esa es la prioridad para los próximos cinco años?, yo creo que no”, se respondió. Según él, si el daño al sector productivo es uno de “los costos de seguir profundizando” esta “política exitosa de baja de la inflación, no sería el mejor escenario”.