• Cotizaciones
    jueves 11 de julio de 2024

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, tu plan tendrá un precio promocional:
    $ Al año*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, por los próximos tres meses tu plan tendrá un precio promocional:
    $ por 3 meses*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * A partir del cuarto mes por al mes. Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    Permisos de construcción pendientes en la IM bajaron a una tercera parte pero persisten molestias en el sector

    La Sociedad de Arquitectos del Uruguay, que reclama mayor agilidad, se reunirá por tercera vez con autoridades departamentales con el fin de evaluar avances

    Cuando en octubre de 2023, la Intendencia de Montevideo (IM) puso en funcionamiento un nuevo sistema de gestión para tramitar los permisos de construcción —un aval otorgado por la comuna para autorizar el inicio de obras y regularizaciones—, las autoridades aseguraron que se trataba de un “hito muy importante” que beneficiaría a toda la ciudad. Sin embargo, la herramienta, que pretendía reducir el tiempo de aprobación de los expedientes y asegurar la trazabilidad de los procesos, generó casi el efecto contrario y los profesionales del sector comenzaron a tener cada vez más problemas para tramitar las autorizaciones.

    Representantes de la Sociedad de Arquitectos del Uruguay (SAU) se reunieron en más de una oportunidad con autoridades de la IM, con el fin de intentar revertir la situación y analizar las medidas que la comuna comenzó a llevar adelante para dar respuesta. Durante una reunión realizada a principios de abril, referentes del Departamento de Desarrollo Urbano y de la Gerencia de Permisos de Implantación y Construcción informaron que en ese momento existían 61 expedientes ingresados dentro del sistema anterior, aún pendientes de aprobación, y que de los 1.396 permisos ingresados hasta esa fecha en la nueva herramienta virtual, 640 todavía se encontraban pendientes de estudio. Además, ese universo podría sufrir un incremento de más de 100 expedientes mensuales, dado que la cantidad de permisos ingresados superaba el que los equipos técnicos eran capaces de evaluar diariamente.

    El pasado 10 de mayo, la SAU informó en su página web que, tras un segundo encuentro con la intendencia, la comuna les había informado que la cifra de expedientes ingresados dentro del sistema anterior se había reducido a 7 y que el número de permisos gestionados dentro del nuevo sistema había pasado a 278; además, de esos expedientes 117 presentaban observaciones y 161 se encontraban aún pendientes de estudio.

    Las cifras continuaron mejorando y, según informaron desde la IM a Búsqueda, al día de hoy “ya no quedan permisos pendientes solicitados por el sistema anterior”, mientras que dentro del nuevo, restan 241 de los cuales 38 están “próximos a salir dependiendo del pago de tasas”. “Podemos decir, por tanto, que en un mes se avanzó en 1/3 de los que quedaban”, señalaron.

    En esa línea, explicaron que este jueves 20 está previsto un nuevo encuentro “para continuar con el seguimiento” del plan que presentó la intendencia ante la gremial, con el fin de dar respuesta en un plazo de 45 días a todos los expedientes atrasados. Afirmaron, además, que la comuna “trabaja en permanente coordinación con los equipos técnicos y con los aportes de la asociación”, y que por eso sumaron 10 nuevos técnicos al equipo para analizar los permisos que se tramitan. “Como todo nuevo sistema, todavía se están haciendo ajustes”, agregaron.

    La idea es que, a partir de diversos cambios implementados en el proceso de tramitación, se comiencen a cumplir, a partir de junio, los plazos de aprobación a los que la IM se comprometió al momento de lanzar el nuevo sistema, algo que aún está lejos de alcanzarse, según opinaron varios arquitectos consultados.

    Fuentes de la SAU señalaron que hasta ahora no percibieron "cambios significativos" en los tiempos de gestión y aprobación de permisos. Dijeron que esperan que el resultado de las medidas tomadas por la IM “comience a ser visible a la mayor brevedad”. A través de su página web, igualmente, celebraron que la IM haya decidido actualizar, unificar y clarificar toda la normativa departamental vinculada, algo que, según se informó, estará listo en un máximo de dos meses.

    “Insistimos en la necesidad de una política de comunicación de los cambios introducidos en el sistema (nuevas normas edilicias, modificaciones en el propio sistema de gestión, etc.) y eventualmente establecer instancias anuales donde las mismas se pongan en vigencia y no por goteo, como ocurre en la actualidad”, señala el comunicado. Además, se refirieron a algunas situaciones “denunciadas por diversos colegas”, como los extensos plazos “poco comprensibles” que conlleva la etapa de aprobación final de los permisos, ya que luego de su autorización técnica, hay demoras “de varios meses” hasta su aprobación definitiva.

    Por su parte, el secretario ejecutivo de la SAU, Leonardo Gómez, se limitó a decir a Búsqueda que esperan “evaluar los avances” en la nueva reunión, con el fin de “monitorear y chequear” si la comuna logró cumplir los objetivos propuestos. “La IM se había planteado conformar un equipo especial para destrancar todos los expedientes atrasados hacia fines de junio, por eso vamos a conocer cuál es la situación oficialmente”, cerró.

    “Competencia desleal”

    Pese a los datos brindados por la Intendencia de Montevideo, arquitectos particulares y de diferentes estudios consultados por Búsqueda aseguraron que la situación sigue siendo “imposible” para los profesionales.

    A su entender, el permiso de construcción debería ser “algo muy dinámico”, pero en su lugar los arquitectos tardan meses en poder comenzar una obra, perdiendo por el camino tanto clientes como inversores.

    “Solicité un permiso de construcción en febrero y salió cuatro meses después. Y otro inicio de obra me demoró seis meses. Es imposible trabajar así”, cuestionó una arquitecta. Según dijo, “es increíble” la cantidad de inversiones que se pierden por las demoras, muchas de las cuales “tardan meses entre idas y vueltas”.

    Otra fuente consultada dijo, además, que esto ha generado una “competencia desleal”, ya que los clientes terminan por elegir a arquitectos de la propia intendencia, quienes generalmente logran “agilizar” los permisos solicitados. En esa línea, cuestionó la creación de la figura del “facilitador”, un técnico abocado a tramitar los permisos de los grandes estudios de arquitectura. Según dijo, dichos trámites salen “mágicamente rápido”, lo que no parece lógico ni justo respecto al resto de los profesionales.

    Fuentes de la IM dijeron a Búsqueda que existe malestar entre los propios funcionarios del quinto piso de la comuna donde se tramitan los permisos con este nuevo sistema, ya que son quienes deben “dar la cara” ante el mal funcionamiento y las largas demoras.