• Cotizaciones
    domingo 14 de julio de 2024

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, tu plan tendrá un precio promocional:
    $ Al año*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, por los próximos tres meses tu plan tendrá un precio promocional:
    $ por 3 meses*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * A partir del cuarto mes por al mes. Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    Bancos privados refinancian al agro pero “caso a caso”

    Frente a lo que se prevé una mala cosecha de la soja, los bancos privados ya descuentan que los agricultores, así como algunas empresas que les brindan servicios, tendrán dificultades para pagar sus préstamos. Ante ese panorama, varios buscarán darle soluciones “caso a caso”, una política que algunas instituciones también habilitarían para otros rubros del agro.

    El estatal Banco República (BROU) anunció hace pocas semanas su disposición a refinanciar deudas a productores arroceros y también a sojeros —y empresas que les prestan servicios—, a los que les podrá dar nuevo financiamiento de cara a la siguiente zafra, también evaluando cada situación. El ministro de Economía, Danilo Astori, dijo entonces que no puede “imponerles” a las instituciones financieras privadas que tomen la misma medida, pero señaló su “esperanza” de que contemplen la problemática del agro con una “actitud coherente” (ver Búsqueda Nº 1.966).

    Según datos que informa el Banco Central (BCU), el BROU tenía US$ 413 millones en préstamos a empresas ganaderas a fines de marzo, US$ 59 millones en el sector de oleaginosos, US$ 42 millones a los arroceros y US$ 12 millones al trigo. Además, US$ 73 millones se destinaban a firmas de servicios agrícolas. La mayor morosidad se daba en el sector de cosecha de trigo y oleaginosos.

    Los indicadores de morosidad en el sistema financiero siguen siendo “buenos”, si bien en “algunos sectores con alto endeudamiento y perspectivas productivas heterogéneas (…) podrían todavía desmejorar”, evaluó el Comité de Estabilidad Financiera, integrado por funcionarios del Ministerio de Economía, del BCU y de la Corporación de Protección del Ahorro Bancario, que sesionó el martes 8.

    Rubros en problemas

    Las instituciones privadas con más presencia en el financiamiento al campo son Santander, BBVA, Scotiabank, Itaú y HSBC. Algunos están trabajando en línea con el planteo de Astori, según una ronda de consultas efectuada por Búsqueda.

    “En particular los sectores de cultivo de secano y el arrocero están con problemas de rentabilidad y bajos rendimientos. Por la sequía en el caso de la soja y por elevados costos (operativos) en el arrocero. Esto puede afectar la capacidad financiera del productor y la capacidad de repago del sector. Pero actualmente no lo tenemos dimensionado dado que no terminó la cosecha y los rendimientos son dispares. Hasta el momento son pocos casos en los que se está evaluando reestructuras”, aseguró Valentín Martinez, gerente de Banca Empresas del Itaú.

    Los cultivos de soja y arroz pueden presentar un problema mayor “porque los malos resultados afectan los niveles de capitalización de los clientes”, comentó. “En el caso del ganadero hemos observado un problema más por el atraso en la terminación de los ganados, pero el segmento sigue estable aunque con márgenes reducidos”, acotó Martínez. Esa fuente informó que los clientes que les han pedido más plazo de pago apenas superan la docena, pero aseguró que “el partido de la soja aún no arrancó”. Agregó: “Las renegociaciones en la cadena de pagos van a ser inevitables”.

    Otra fuente bancaria señaló que la lechería y el arroz están “limados” de rentabilidad, “hay gente que guardó cuando le fue bien” pero otros no. Eso hace difícil una generalización de las refinanciaciones que, además, “están arrancando”, puntualizó.

    Los bancos privados arman “clubes” donde renegocian en conjunto las condiciones de pago de cada cliente. Esto porque es usual que estos mantengan préstamos con varias entidades, en especial si son empresas de gran porte. En algunos casos puntuales también participa el BROU (ver Búsqueda Nº 1.967).

    A la hora de afrontar las refinanciaciones, los productores propietarios de tierras o ganaderos son quienes pueden negociar mejores plazos al poder ofrecer garantías. Tener cultivos de invierno también puede beneficiar las condiciones de pago. Los más complicados, apuntó una fuente, son quienes arriendan su campo y mantienen un único cultivo.

    BBVA optó por adelantarse a la situación y ya ha entrevistado a clientes de algunos rubros del agro. Por ahora, informaron fuentes de esa institución, la situación es “controlada” y no afectará la morosidad de la cartera. Pero tampoco descartan que una mala cosecha de soja impacte en otros sectores porque “cuando esto viene, viene para todos”. “Vamos a apoyar a la industria y a los productores, pero caso a caso. (…) A veces no es tanto refinanciar sino dar un poco más de aire al productor”, declaró su gerenta comercial, Rosario Corral.

    Economía
    2018-05-10T00:00:00