José Mujica. Foto: AFP

Mujica maneja tres escenarios para 2019 y en uno sería candidato

4min 5
Nº1956 - al de Febrero de 2018
escribe Andrés Danza 

No es una persona que reduzca su mirada política a negro o blanco. Ya lleva décadas en el oficio con los mejores resultados a los que puede aspirar alguien que se somete a la elección popular para desempeñar cargos públicos. Fue diputado, senador, ministro, presidente y nuevamente senador y sus principales jugadas electorales siempre fueron ocultas o al menos disimuladas.

Los que más lo conocen lo definen como un “viejo zorro”, un “caudillo” como los de antes, un “político de raza” con mucho olfato o un especialista en “marketing” por más que ni siquiera conozca cabalmente el significado académico de esa palabra. Aseguran además que los años no le han quitado esas virtudes, aunque sí le han generado cansancio y fastidio con la actividad proselitista.

Por estos días, las encuestas muestran que su popularidad sigue por encima del 50% y que, a casi tres años de haber dejado de ser presidente, es el dirigente con mayor aceptación entre los uruguayos. Entonces, un “político de raza” con esos grados de aceptación popular, ¿puede realmente esquivar la representación máxima de su partido en una próxima elección nacional?

Algunos de los dirigentes cercanos a Mujica consideran que la realidad se terminará imponiendo y que no le quedará otra alternativa que volver a ser candidato presidencial. Otros, entre los que se encuentra su mujer, la vicepresidenta Lucía Topolansky, prefieren pensar en escenarios de recambio. Y otros optan por un camino intermedio, según un relevamiento realizado por Búsqueda.

Es así que en este momento Mujica analiza tres posibles escenarios para las elecciones presidenciales de 2019: uno que incluye su candidatura presidencial y los otros dos en los que tendría un rol importante pero secundario.

Escenario I.

Algunos dirigentes de primera línea del Movimiento de Participación Popular (MPP) y de otros sectores del Frente Amplio consideran que Mujica tiene que ser candidato porque es el que tiene más posibilidades de ganar.

“Los que mandan son los votos”, repiten en cuanta ronda informal —o no tanto— se instala para empezar a definir el menú de las elecciones nacionales de 2019.

Mujica ya mantuvo conversaciones con varios de ellos. La respuesta que les dio es que probablemente no sobreviva a otra presidencia, porque debería asumir con 85 años.

El expresidente no quiere exponerse al voto popular con posibilidades ciertas de ganar las elecciones y después no poder terminar el mandato y que su lugar sea ocupado por alguien que la mayoría no votó.

La alternativa a este escenario, según las fuentes consultadas por Búsqueda, es que Mujica sea quien elija a su compañero de fórmula. De esa manera, seguiría a cargo del gobierno alguien de su confianza si se cumplen sus pronósticos.

“Estoy dispuesto a analizarlo. Si el Frente Amplio habilita eso, ahí cambia la cosa”, respondió Mujica a esa propuesta, según las fuentes consultadas.

Y en eso se resume el primer escenario: Mujica como candidato a presidente y de compañero de fórmula alguien elegido por él que no provenga de su sector, que sea aceptado por el oficialismo y que cuente con su respaldo para sustituirlo.

Escenario II.

El segundo escenario que tiene a estudio el expresidente consiste en apoyar a un candidato del MPP para que compita en unas elecciones internas con varios postulantes. Las opciones originales, según los informantes, eran dos: el intendente de Canelones, Yamandú Orsi, y la ministra de Industria, Carolina Cosse.

En los últimos días, Mujica se decidió por Orsi y así lo sugirió públicamente. “Es un buen candidato”, dijo en rueda de prensa el lunes 5, luego de confirmar que el MPP lo maneja como posible postulante presidencial.

Un legislador del oficialismo aseguró a Búsqueda que Orsi fue el preferido porque Co­sse mantiene un vínculo muy estrecho con el presidente Tabaré Vázquez y “es probable” que termine siendo la candidata del “vazquismo”.

El intendente de Canelones responde solo a Mujica y a su grupo y eso juega a su favor. “Era un pibe, estuve en el primer casamiento de él. Le tengo mucha confianza”, lo definió el líder del MPP.

“Orsi es un gran compañero y sobre todo es un hombre abierto al diálogo. Este país precisa este tipo de gente”, agregó.

Pero no fue él quien le dijo a Orsi que el MPP recurriría a su nombre para la negociación electoral. Mujica se mantuvo distante. La encargada de hablar con el intendente de Canelones fue la vicepresidenta Lucía Topolsanky, un dato no menor para los que promueven la candidatura de Mujica.

Si este segundo escenario triunfa, lo más probable será entonces una fórmula integrada por el intendente de Montevideo, Daniel Martínez, y por Orsi, dijeron los informantes. Ambos jefes comunales participaron juntos en una charla en Solymar el miércoles 7 y se han mostrado muy cercanos durante los últimos meses.

“Mi proyecto venía siendo Canelones, por diez años, pero también dije en algún momento que nunca se sabe por dónde te lleva la vida. Ahora lo que me han planteado varios compañeros es que dentro del MPP hay quienes visualizan que yo podría asumir otro tipo de responsabilidad, como la candidatura presidencial o integrar la fórmula. Concretamente, me han sugerido si podían utilizar mi nombre en distintos escenarios para esto, y yo acepté la propuesta”, respondió Orsi a La Diaria el sábado 3, cuando se lo consultó por su futuro electoral.

Escenario III.

Mujica sigue convencido de que el ministro de Economía, Danilo Astori, merece ser presidente. Más de una vez lo manejó públicamente y hasta fines del año pasado evaluó la posibilidad de apoyarlo para lograr ese objetivo.

Así se lo dijo personalmente a mitad de año, cuando coincidieron en un evento en el Palacio Santos y así se lo hizo llegar de forma indirecta más cerca de terminar 2017, cuando Martínez se perfilaba como el principal postulante del oficialismo, dijeron a Búsqueda fuentes políticas.

No cambió de opinión pero no cuenta con el respaldo de su sector político como para iniciar ese camino. Además, Astori tiene muy poco respaldo popular, según las últimas encuestas de opinión y eso le juega en contra.

“Los que mandan son los votos”, otra vez la frase recurrente cuando se negocian las definiciones electorales. Hoy los votos son de Mujica, así que el escenario tres está casi descartado. Si es el uno, el dos u otro diferente, la decisión la tomará el Frente Amplio antes de terminar el año.

Regístrate sin costo, recibe notas de regalo.