“Es una gran mentira separar al arte del mercado”

escribe Pablo Staricco 

Para acceder a la oficina del director y productor uruguayo Luis Ara, ubicada dentro de su productora Trailer Films, en el barrio Palermo, hay que esquivar más de una valija con equipos de filmación desperdigada por el piso. Puede que estén por partir o recién llegados, pero los maletines responden a la naturaleza aventurera que Ara le ha otorgado a su cine en la última década

Esta nota es exclusiva para suscriptores de BÚSQUEDA
Elegí tu plan y suscribite

Suscribite

¿Ya sos suscriptor? Iniciá sesión

Probá nuestro servicio, registrate y accedé a una nota gratuita.