Alcohólicos Anónimos cumple 50 años en Uruguay y busca que se visibilice su trabajo

escribe Leonel García y Juan Pablo Mosteiro 

Delma no olvidará nunca el 15 de mayo de 1978. Ese día llegó como pudo a un centro ecuménico por 8 de Octubre, cerca de Propios. Estaba borracha, como había estado casi siempre en los últimos seis años. En ese lugar funcionaba un grupo de una organización que hacía menos de un lustro se había instalado en el país, Alcohólicos Anónimos (AA). Había unas 15 personas, solo una mujer aparte de ella. “Sentate y escuchá”, le dijeron. Eso hizo.

Esta nota es exclusiva para suscriptores de BÚSQUEDA y GALERÍA
Elegí tu plan y suscribite

Suscribite

¿Ya sos suscriptor? Iniciá sesión

Probá nuestro servicio, registrate y accedé a una nota gratuita por semana.