• Cotizaciones
    viernes 14 de junio de 2024

    Colorados buscan aprovechar ausencia de Raffo para posicionarse en Montevideo, pero discuten cuándo definir su candidatura

    El Partido Colorado, que perdió el gobierno de Montevideo en 1989 en manos del Frente Amplio, se convirtió en 2010 en la tercera fuerza del departamento, luego de que las candidaturas de Luis Alberto Ney Castillo y José Villar, en conjunto, no superaran a los postulantes nacionalistas Ana Lía Piñeyrúa y Javier de Haedo. Cinco años después, en 2015, tuvieron su peor performance en la historia, en una elección en la que, dentro de la entonces Concertación, su sublema no obtuvo ni un solo edil.

    Una tibia recuperación llegó cinco años después. Bajo el paraguas de la candidatura común de la ahora aspirante a la presidencia Laura Raffo, los colorados consiguieron cuatro ediles y participan de manera lateral en algunos concejos municipales, en ciertos casos dentro del oficialismo y en otros como oposición.

    Y ahora la ausencia de Raffo, abocada de lleno a la política nacional, es una “oportunidad” para posicionar al Partido Colorado, dice el diputado Conrado Rodríguez (Batllistas). “En la medida que en el Partido Nacional no va a competir Raffo, que es quien logró visibilidad en Montevideo, el partido tiene chance de posicionarse con tiempo y tener la mayoría en la próxima elección departamental”, sostuvo el legislador a Búsqueda. Entre los colorados, sin embargo, hay matices sobre cómo llevarla adelante.

    Desde 2020, el partido ha intentado fortalecer su orgánica en Montevideo: creó ocho clubes zonales en los diferentes municipios de la capital, con participación dispar en cada caso, fundó el Instituto Joaquín Suárez como una “usina de ideas” para Montevideo y estableció un gabinete en las “sombras” para seguir de cerca la gestión de la intendenta Carolina Cosse. Ahora, si bien en el partido está fuera de discusión que, a diferencia de 2020, esta vez se presentará un candidato propio dentro del paraguas de la coalición, en la interna todavía se debate cuáles son los pasos que se darán para que el partido logre “liderar” esa carrera.

    El sábado 13 de mayo, el Comité Ejecutivo Departamental (CED) de Montevideo celebró una agrupación de gobierno que reunió, además de sus integrantes, a diputados, ediles y concejales de los municipios. Allí el prosecretario general del CED, Fernando Rodríguez Sanguinetti, leyó una propuesta de declaración para llevar a la convención departamental que dice que el Partido Colorado se propone “liderar la coalición departamental para la elección de mayo de 2025”, para lo cual es “necesario” que se “trabaje en una participación orgánica fuerte y con presencia y cercanía en todos los rincones del departamento”.

    En esa actividad, Conrado Rodríguez insistió en la necesidad de “avanzar con determinación y con tiempo” en buscar al “abanderado” colorado en Montevideo, discutiendo y definiendo en la interna del partido quién debe ser el candidato. “Históricamente, el partido fue fuerte en Montevideo, y si alguien puede cambiar la pisada es el Partido Colorado”, dijo, y provocó aplausos en el público.

    Rosauro San Román, concejal del Municipio B, fue un poco menos optimista. Dijo que el partido “debería poner la cabeza en por lo menos mantenerse donde está y avanzar”. Aseguró que es posible obtener representación en el Municipio CH, donde la muerte del alcalde Andrés Abt dejó un vacío, y avanzar en el B y en el C, logrando una mayor “fidelización” a la hora de ensobrar las listas municipales. A su vez, reclamó, al igual que Rodríguez, que “sería la hora” de que el partido empezara a promover “con tiempo” candidatos, tanto a escala municipal como en la intendencia. El objetivo es, dijo, evitar que a dos meses de la elección “se largue una candidatura que no la conoce nadie”.

    La propuesta de adelantar la elección del candidato encontró la oposición del diputado Felipe Schipani (Ciudadanos), quien fue secretario general del CED hasta el año pasado. El legislador dijo que no podían repetir los errores del 2015 y que la definición de las postulaciones está “directamente vinculada” a las mayorías que tenga el partido, que se van a definir después de las elecciones internas.

    “Aprendamos de los errores, en 2012 resolvimos una candidatura de consenso (Castillo) que al final no pudo prosperar. Fueron tres años que el partido tiró por la borda. Hubo una elección interna en el medio y mucha gente que no era afín a la candidatura tuvo una enorme incidencia”, recordó Schipani. En el verano de 2015, varios convencionales colorados que respondían al entonces diputado colorado Guillermo Facello se mostraron dispuestos a respaldar al exempresario Edgardo Novick en lugar de hacerlo a Castillo, lo que produjo la renuncia del reconocido médico a su candidatura y que el partido debiera postular de urgencia a Ricardo Rachetti.

    Schipani también recordó que un problema similar ocurrió en filas nacionalistas con el ahora senador Jorge Gandini. El legislador, por entonces diputado, había lanzado en 2013 un proyecto político para Montevideo “con tiempo y antelación”, pero la interna de 2014 en el Partido Nacional la ganó el actual presidente Luis Lacalle Pou y “se frustró el trabajo de mucho tiempo”. En aquel momento, Lacalle Pou optó por promover a su entonces asesor en seguridad, Álvaro Garcé, que quedó segundo en la contienda dentro de la Concertación, bastante lejos de Novick.

    Por eso, Schipani consideró que el partido debe trabajar en lo programático, fortaleciendo su base territorial con los clubes de zona, y postergar la definición de la candidatura para después de la elección interna.

    Información Nacional
    2023-05-17T21:23:00