• Cotizaciones
    domingo 23 de junio de 2024

    Diputados del Partido Nacional admiten que su baja asistencia a la cámara es una “vergüenza”

    Hay una molestia particular con la representante de Artigas, Valentina dos Santos, que faltó al 32% de las sesiones

    “Cincuenta en cincuenta”, dijo, sin poder disimular una sonrisa, el presidente de la Cámara de Representantes, Sebastián Andújar, el miércoles 20 a las 12.40. Habían pasado 40 minutos de la hora para la que había sido convocado el plenario, de manera extraordinaria. Los 50 votos eran el mínimo requerido para levantar el receso y significó un esfuerzo extraordinario en el oficialismo y una victoria para sus coordinadores. La tranquilidad, sin embargo, duró poco.

    El oficialismo estaba por aprobar un proyecto de ley sobre exoneraciones a empresas periodísticas cuando se dieron cuenta de que faltaba un voto. Estaban en sala 49 de los 50 diputados de la coalición de gobierno que, trabajosamente, los coordinadores de bancada habían logrado convocar para levantar el receso de la Cámara de Representantes. Si el Frente Amplio se iba de sala, dejaría sin cuórum la sesión.

    María Alvariza, suplente de Alexandra Inzaurralde, estaba atrapada en el ascensor del ambulatorio de la Cámara Baja tras volver de la cantina.

    Alvariza fue liberada a tiempo y el proyecto, aprobado. Sin embargo, el episodio expuso otra vez las dificultades que ha enfrentado la coalición de gobierno para convocar a los legisladores necesarios para mover la agenda oficialista en el Parlamento.

    Todo esto ocurrió después de que, el jueves 14, el oficialismo se había quedado sin mayoría en una votación que buscaba incluir la discusión de dos proyectos de ley en el orden del día de la sesión siguiente.

    “Esto es un papelón”, dijo un legislador colorado a Búsqueda, particularmente molesto con la escasa presencia de los diputados blancos. La falta de legisladores oficialistas había dejado en mayoría al Frente Amplio, sin intenciones de tratar con apuro esos proyectos.

    Las ausencias en la Cámara de Diputados —donde el oficialismo tiene una mayoría sólida de 56 representantes— han sido una constante, pero la intensidad legislativa actual deja el problema más expuesto. Las faltas, describió un diputado nacionalista a Búsqueda, son de toda la coalición, aunque con diferente grado de responsabilidad: mientras dentro del Partido Nacional la situación es un “desastre”, los cabildantes faltan “bastante” pero los colorados son unos “soldaditos”. Todo eso con el Frente Amplio del otro lado, que es un “relojito”.

    Valentina Dos Santos en la Cámara de Diputados, marzo de 2020. Foto: Javier Calvelo / adhocFOTOS

    “Falta de respeto”

    “La verdad es que es una vergüenza lo que pasó ayer”, recriminó el diputado nacionalista Pedro Jisdonian en el grupo de WhatsApp de diputados del Partido Nacional el 29 de noviembre, un día después de que se aprobara en la Cámara de Representantes el proyecto de ley de financiamiento de los partidos políticos.

    Jisdonian, que fue uno de los coordinadores de los blancos durante 2022, hizo ese reproche mientras comentaba un reporte del presidente de la bancada nacionalista, Juan Martín Rodríguez. Allí, Rodríguez informaba que la contraprestación a los canales por los minutos gratis de televisión a favor de los partidos políticos que imponía la ley no pudo ser aprobada “porque no había suficientes legisladores de la coalición”. Les faltaban siete al Partido Nacional, tres al Partido Colorado, dos a Cabildo Abierto, más la ausencia del diputado electo por el Partido de la Gente, Daniel Peña. La oposición, en tanto, estaba en contra de votar esa contraprestación.

    El agregado fue aprobado una semana después, en la sesión del 5 de diciembre, porque no se había realizado la comunicación del proyecto. “El Frente lo dijo en Cámara (de Diputados), que nosotros ni siquiera teníamos a la gente. La fecha de esta sesión se sabía con mucha anticipación. Si no podían estar hasta el final, se piden suplente, pero no es la primera vez que pasa y la verdad es una falta de respeto con los que estamos y con los compañeros que trabajaron muy duro en la comisión. Disculpen que sea tan directo pero la verdad que a esta altura del partido tener que explicar que hay que mandar un suplente porque no tenemos los votos está salado”, recriminó Jisdonian en el grupo de WhatsApp.

    En la bancada de ese mismo martes 5, el diputado Juan Martín Rodríguez profundizó en los reproches y dijo que la bancada nacionalista, al ser la mayoritaria y la del presidente de la República, debería dar el ejemplo. También calificó lo ocurrido como una “vergüenza”, según participantes en la reunión.

    En tanto, en la bancada colorada hay un particular mal humor con la baja asistencia de la bancada nacionalista. “Queda claro cuál es el partido de gobierno”, ironizó uno de los colorados. Sostuvo que entre los blancos la asistencia en promedio es de 20 de sus 30 representantes y atribuyó el problema a la falta de líderes claros en la bancada.

    Un enojo particular causó entre los colorados la votación de la pensión graciable al exvicepresidente Hugo Fernández Faingold, integrante de esa colectividad política, el 8 de noviembre. La medida, que en este caso es secreta, tuvo 42 votos afirmativos, 30 negativos, cuatro en blanco y uno anulado. Si bien un artículo de El País reflejaba el malestar de los colorados con el Frente Amplio, quienes aducían que la oposición había incumplido un acuerdo político, el hecho de que el oficialismo solo consiguiera 42 de los 56 votos que tiene en cámara tampoco pasó desapercibido. El coordinador de bancada colorado, Conrado Rodríguez, llamó la atención de sus socios sobre la baja asistencia en el grupo de WhatsApp de la coordinación de la coalición.

    Dentro de la bancada nacionalista hay algunos legisladores que están molestos con el desempeño de Juan Martín Rodríguez y los coordinadores. “A veces no nos pasan los temas y eso genera molestias. Es un poder de los que saben los temas, y luego te quieren imponer algo”, dijo a Búsqueda un diputado. No obstante, las lecturas sobre las responsabilidades son diversas. “Los que faltan más son aquellos legisladores más cerca del calor del poder”, interpretó un integrante de la bancada “minoritaria” del Partido Nacional, refiriéndose a la asistencia de los diputados de la Lista 404.

    A pesar de las diferentes interpretaciones, algunos legisladores se han hecho particular mala fama. La más señalada por colorados, cabildantes e incluso por los propios nacionalistas es la diputada blanca artiguense Valentina dos Santos (404). “Hay que sortear un auto para que venga”, ironizó un legislador de su propio partido. Su asistencia, según el sitio web del Parlamento, alcanza el 68% de las reuniones de la cámara, con 124 presencias, 47 faltas con aviso y 14 sin aviso. Su asistencia a las comisiones ronda entre el 79% (en la Comisión de Industria) y el 33% (en las comisiones especiales de Población y Desarrollo y de Frontera con Argentina).

    Información Nacional
    2023-12-20T23:07:00