• Cotizaciones
    sábado 15 de junio de 2024

    El Banco Hipotecario recibe un “empuje” de demanda de créditos, el mayor en seis años

    Para el gerente general, la imagen de la institución no fue afectada por la discusión pública en torno a los deudores en unidades reajustables

    La discusión parlamentaria y el debate público en torno a la solución para los deudores en unidades reajustables (UR) del Banco Hipotecario (BHU) “no le pegaron” a la imagen de la institución. Por el contrario, sus autoridades destacan que registró un “récord” de préstamos concedidos en el primer cuatrimestre del año, una tendencia que sigue en el inicio de mayo.

    Una de las repercusiones que las autoridades del Hipotecario preveían que tendría la Ley 20.237, aprobada en diciembre, que consagra beneficios a los saldos pendientes de pago de deudas en UR, también de la Agencia Nacional de Vivienda (ANV), era el “racionamiento” o freno de la cantidad de créditos que la entidad venía otorgando en los últimos años. Sin embargo, al inicio del año se está dando el escenario opuesto.

    “Desde el punto de vista operativo nos está complicando mucho el tema de la reglamentación de la ley, hay mucha gestión dedicada a eso, que nos va a llevar todo el año. Pero al mismo tiempo estamos teniendo un empuje de demanda de créditos y concreción”, dijo a Búsqueda el gerente general del BHU, Álvaro Carella.

    En enero-abril el Hipotecario aprobó 433 préstamos, 30,8% por encima que en igual lapso del año anterior y más de un centenar de los colocados en el primer cuatrimestre de 2019, antes de la pandemia de Covid-19. La cifra, además, es igual a la registrada en 2017 y algo por debajo de la de 2018 (442), informó Carella.

    En todo el 2023 el BHU concedió 1.342 créditos, y con el buen inicio del año proyecta colocar entre 1.500 y 2.000 préstamos en 2024.

    En montos, el aumento en el primer cuatrimestre fue de 27%; prestó 242 millones de unidades indexadas (UI) a la inflación.

    Si bien los primeros meses del año suelen ser bajos en términos de demanda de préstamos para adquisición de vivienda —por vacaciones y feria judicial—, Carella explicó que hubo varios factores que pudieron incidir en el dinamismo inusual verificado en enero-abril. Por un lado, mencionó que durante el 2023 el BHU volvió a invertir en publicidad (algo que no había sucedido en los años anteriores), lo que permitió “mostrar que el banco estaba vivo”, alegó. También mantuvo un producto “competitivo” en el mercado, que acompañó con un servicio de atención y gestión de las solicitudes en plazos breves, agregó.

    El tarifario vigente del Hipotecario va desde una tasa efectiva anual de 3,75% y de 4% en UI (según sea ahorrista o no, respectivamente) para el que tome un crédito a 10 años de plazo por hasta el 60% del valor del inmueble, hasta 5,50% o 5,75% para un préstamo a más de 20 años y por el 100% de la vivienda. Carella señaló que la gradualidad de las tasas en función de los plazos y el monto del préstamo le permitió captar nuevos clientes y competir en mejores condiciones con los bancos privados.

    Por otro lado, el ejecutivo aludió a la mejora de los ingresos de las familias. Actualmente, el cliente promedio del BHU toma préstamos por el equivalente a unos US$ 100.000, a menos de 20 años y a una tasa por debajo del 5% anual, informó.

    Al cierre del 2023 la participación del banco público en el total de créditos hipotecarios fue de 30%, afirmó Carella. Estimó que en el primer cuatrimestre será un poco mayor.

    El Hipotecario también registró un aumento neto de cuentas de ahorro en enero-abril: se abrieron 772 y se cerraron 746. Eso, según el gerente, ratifica que no hubo impacto reputacional a raíz de la solución para los deudores en UR.

    Deudores en UR

    Para el gerente general, la discusión pública en torno a los deudores en UR “no pegó” en la imagen del BHU. “Se logró mantener encapsulado (el tema). Según las encuestas, la gente sigue valorando la solidez, la trayectoria y que se trate de un banco público. Son todos temas que van más allá de la coyuntura. Es muy diferenciado el público de la cartera que viene del banco anterior a la reestructura, con las características de quienes empezaron a tomar créditos desde el 2009 para acá”, afirmó.

    Desde el punto de vista de los resultados, Carella recordó que a fines del 2023 el banco realizó una previsión para prever el impacto del pasaje de cartera a la ANV; por eso las ganancias, que eran de US$ 80 millones a noviembre, cerraron el año en US$ 19 millones. “Teníamos espalda para soportar, y probablemente este año haya que hacer alguna previsión adicional”, evaluó.

    En el marco de esta ley, el BHU avanza en la reglamentación para constituir el fideicomiso financiero “solución deudores en UR”. Su presidenta, Casilda Echevarría, afirmó el lunes 13 al informativo de Radio Uruguay que en una semana debería estar conformado.

    Además de intercambiar borradores del contrato de fideicomiso con la ANV y el Ministerio de Economía, el banco se encuentra analizando la cartera que traspasará de unos 9.000 créditos. Esos y otros 13.000 que integrará la ANV conformarán el fideicomiso que gestionará la agencia. El monto de esos activos es en cada caso de unos US$ 400 millones. En el caso del Hipotecario representa un tercio de la cartera total de préstamos. El banco tendrá un certificado de participación por la estimación del flujo futuro de esa cartera, explicó Carella.

    Apuntó además que a fines de setiembre la agencia deberá publicar en la web la lista de todos los deudores en UR con el rango del beneficio que la ley establece en cada caso (cancelación de deuda, quita, rebaja de tasa, etcétera).  Luego los deudores tendrán plazos legales para impugnar la decisión en caso de que no estén de acuerdo.

    Consultado por los cambios o las “mejoras” a la reglamentación que un grupo de deudores está gestionando con las autoridades del Ministerio de Vivienda y con el senador nacionalista Sergio Botana, Carella dijo no conocerlas y apuntó que de existir modificaciones deberían introducirse por ley.

    La semana pasada, en uno de los grupos de deudores se mencionó algunos de los “escollos” que presenta la actual reglamentación y que se busca solucionar, como la exigencia de tener la Contribución Inmobiliaria y el Impuesto de Primaria al día de la promulgación de la ley, el número de cuotas que se exige tener pagas en los últimos 10 años como condición para acceder a los beneficios o el porcentaje igual o inferior al 65% de la deuda asumida en el origen del crédito, entre otros temas.

    Economía
    2024-05-15T19:33:00