El gobierno prepara campaña para bajar la resistencia a la vacunación y dar “confianza”

4 minutos Comentar

Nº 2107 - 21 al 27 de Enero de 2021

Aunque todavía quedan aspectos para definir sobre la llegada de las vacunas contra el Covid-19, el gobierno prepara una campaña orientada a “informar con claridad” y “dar la confianza necesaria” para abordar el proceso de inoculación de la población en sus diferentes etapas, dijeron a Búsqueda fuentes de la Torre Ejecutiva.

La medida se enmarca en los datos de opinión pública que manejan las autoridades, según los cuales un porcentaje relativamente bajo de personas estaría dispuesta a vacunarse. “Ante tanto volumen de información que circula acerca de las diferentes opciones, orígenes, efectos, técnicas, es lógico que haya una cierta distancia sobre una decisión”, señaló un informante. Por esa “confusión” informativa, es entendible que la “gente se retraiga un poco”, recalcó.

Alrededor del 50% de la población no estaría dispuesta a vacunarse, según una estimación que manejan las autoridades, precisó otro de los informantes.

En el Poder Ejecutivo evalúan que “depurando la intención de fondo” el número de aceptación de la vacuna, que no será obligatoria, “debería ser superior a la mitad”. Según la fuente, “es de esperar que cuando se conozcan las alternativas y la gente se informe mejor la confianza irá en aumento”.

Pero las vacunas con que contará Uruguay, los plazos y la logística necesaria todavía no están claros.

Búsqueda informó en su anterior edición que Presidencia se encontraba cerca de cerrar las negociaciones por la vacuna de Pfizer-BioNTech y del laboratorio chino Sinovac. Según consignó El País el viernes 15, la rusa Sputnik V también es parte del “paquete” de inmunización planeado por el gobierno, pero para una segunda etapa. Si bien el Poder Ejecutivo aprobó un decreto el lunes en el que habilita al Estado a comprar las vacunas, hasta el momento no ha habido noticias oficiales sobre las cantidades que se adquirirán ni de los plazos de llegada, lo que sigue ocasionando reproches desde la oposición frenteamplista.

Casos

En los últimos días hubo cierta desaceleración en el ritmo de contagios, comentaron a Búsqueda fuentes del Grupo Asesor Científico Honorario (GACH). Sin embargo, el informante estimó “probable” que se “intensifique” el número de nuevos enfermos y empiece a reflejarse en una mayor ocupación de camas en las áreas de atención a pacientes graves. Ya desde hace días los médicos intensivistas advierten que la situación es “crítica”.

En ese sentido, un estudio interno de la Federación Médica del Interior (Femi), al que accedió Búsqueda, reveló que la mitad de los doctores teme contagiarse y poner en riesgo a su entorno o familia. Eso tiene relación con el contexto en el que realizan sus tareas: casi el 40% considera que en los hospitales no se cumple con los protocolos sanitarios como debería y otro 11% indicó que no hay medidas “claras”. Cerca de la mitad (46%) de los más de 1.000 profesionales encuestados expresó preocupación por un “posible” colapso en su lugar de trabajo que impida atender a los enfermos por Covid-19. Y más del 60% señaló que el servicio de salud en el que se desempeña está “sobrecargado”.

En cuanto a la vacunación, el promedio nacional es que el 85% de los médicos se inmunizaría. Sin embargo, en Soriano solo la mitad de los encuestados declaró estar dispuesta a recibir una vacuna contra el Covid-19.

Actividad

El problema sanitario y la “primera ola” que está atravesando Uruguay desde diciembre también tiene efectos negativos sobre la actividad económica.

El turismo y sus servicios conexos, que en un escenario de normalidad estarían disfrutando de la temporada alta, viven una crisis que la cámara del sector resumió en un reporte, difundido ayer, con datos como una baja de 26% en la salida de ómnibus desde Tres Cruces —con aforo limitado a la mitad de la capacidad de las unidades— entre el 1º y el 17 de enero; caída de 80% en la facturación de los arrendadores de autos; y ocupación hotelera promedio de entre 18% (Montevideo) y 59% (Piriápolis) respecto al año pasado.

Mientras, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) estimó en US$ 1.115 millones los ingresos por turismo receptivo que Uruguay dejó de percibir el año pasado ante la pandemia y el cierre de fronteras, una “pérdida” que incluso sería mayor en 2021.

Información Nacional
2021-01-21T01:48:00