• Cotizaciones
    martes 11 de junio de 2024

    Es “muy difícil ser restrictivo” con la plantilla pública, dice el director saliente de la Oficina de Servicio Civil

    Con el tope de tres por uno “hubo una represión de las demandas crecientes”, pero “no tanto reducir” el número de funcionarios estatales

    Con el tope que solo permite cubrir una de cada tres vacantes producidas en el Estado “hubo una represión de las demandas crecientes, que se va aflojando”, pero no resultó necesariamente efectivo para reducir la plantilla pública, admite el director saliente de la ONSC.

    —¿Tuvo buen criterio de aplicación el tope que solo permite cubrir una de cada tres vacantes creadas, que fue una herramienta clave usada por el actual gobierno? A fin del año pasado había 308.000 vínculos laborales con el Estado, unos 4.000 menos que en 2019.

    —Se aplicó fundamentalmente en los ministerios y las empresas públicas, pero siempre con la sensibilidad social de que la ANEP, ASSE, la Policía y el Ejército escaparan a ese tres por uno. Y, luego, la presión de los ministerios por tener excepciones. Al final, lo que se pudo hacer es contener el crecimiento y la expansión, pero no tanto reducir… Hubo una represión de las demandas crecientes, que se va aflojando. El tema es si esos ingresos que se terminaron produciendo son los que realmente necesitaba el Estado, y esa evaluación no se hizo.

    Yo siempre estuve en contra del tres por uno, como integrante del Partido Independiente y como académico; si vas a restringir el gasto, que no sea a rajatabla. Pero no había la data para saber qué faltaba y qué sobraba, y había que hacerlo intuitivamente.

    ASSE, ahora, está instalando un sistema de gestión humana y estará en condiciones de hacer un gasto más eficiente. Tiene mucho por hacer. Pero es cierto que la demanda de personal en esas áreas, como en educación, cuando esta se universaliza, es muy grande. Eso hace muy difícil ser restrictivo.

    Economía
    2023-12-06T18:18:00