• Cotizaciones
    lunes 17 de junio de 2024

    Estrategias de Orsi y Cosse se distancian de cara a la interna

    Según una nueva encuesta de Factum, el exintendente de Canelones le saca una diferencia de 16 puntos a la intendenta de Montevideo; analistas estiman que la cantidad de votantes que concurran el 30 de junio será definitoria

    A Yamandú Orsi se lo vio aliviado en el comienzo de la semana. El lunes 6, durante una gira por la ciudad de San José de Mayo, el buen ánimo del exintendente y de los dirigentes nacionales y departamentales que lo acompañaban era notorio. No era para menos: horas antes había dado una conferencia de prensa para denunciar un operación política en su contra, tras la confirmación de que la denuncia en su contra por supuesta agresión a una mujer trans era falsa.

    “Fue un día muy particular, como habrán oído y visto, para mi persona y para el Frente Amplio todo”, dijo al comienzo de su discurso ante un salón colmado en el centro de la capital departamental. La causa en su contra se dio vuelta y terminó con las denunciantes investigadas por simulación de delito (ver nota en página 6). Esa tarde no fueron pocos los que auguraron que el desenlace del episodio podía terminar favoreciendo al precandidato, como una suerte de envión en un momento clave de la campaña, que cada vez parece más reñida entre Orsi y quien le sigue en la intención de voto, la intendenta de Montevideo Carolina Cosse.

    Para la socióloga Mariana Pomiés, directora de Cifra, no es claro que el episodio se vaya a traducir en un mayor respaldo para Orsi. Así como en su momento la denuncia no pareció impactar de forma negativa, tampoco cree que vaya a tener un efecto positivo ahora. Para la analista, en todo caso, dependerá de la postura que tome Orsi al respecto: victimizarse excesivamente o inmiscuirse en una rosca de conspiraciones puede serle perjudicial, aseguró. En cambio, “si se mantiene en la línea, puede sacarle beneficio”, consideró.

    Mientras tanto, la interna hoy está “abierta” y el resultado es “incierto”, afirmó, con base en los resultados de su última encuesta publicada la semana pasada. En esta el exintendente canario tiene una intención de voto de 47%, apenas dos puntos por encima de Cosse (con un margen de error de 5,2%), entre quienes “seguramente” vayan a votar en las internas. Estas cifras implican, dijo Pomiés la semana pasada en Telemundo, un “empate técnico”.

    La encuestadora Equipos dio en marzo un resultado casi igualado con respuestas guiadas: 45% para Orsi y 44% para Cosse.

    Sin embargo, otra medición más reciente es alentadora para Orsi. Según contaron fuentes políticas a Búsqueda, una medición de Factum que se divulgará hoy en VTV muestra que la distancia entre el dirigente del MPP y la intendenta creció un punto en vez de achicarse, y pasó de 15% en marzo a 16% en mayo. La encuesta se realizó luego de que Mario Bergara bajara su precandidatura y apoyara a Orsi, lo que puede explicar el leve crecimiento del exintendente, explicaron las fuentes. No obstante, también se registró un leve crecimiento en su rival, por lo cual el impacto del apoyo de Bergara no fue significativo.

    Pomiés ya había anticipado el escaso impacto de este movimiento: “Ya había venido perdiendo intención de voto y ya lo habían captado quienes lo tenían que captar”, dijo a Búsqueda.

    Diferentes estrategias

    A menos de dos meses de las elecciones internas y con un escenario muy competitivo, las diferencias en las estrategias de los precandidatos frenteamplistas son cada vez más notorias. En el comando del exintendente canario aseguran que no les sorprende la tendencia de crecimiento de la intención de voto de Cosse, ya que entienden que Orsi empezó “muy arriba” en las encuestas. En su equipo son conscientes de que la estrategia no pasa tanto por convencer nuevos votantes sino por mantener o afianzar las actuales adhesiones. La señal de que no están ante una crisis, sostienen, está en que el respaldo a Orsi siempre siempre el 50%.

    En la vereda de enfrente, el equipo de Cosse apuesta a seguir “convenciendo” a los frenteamplistas y creen que la tendencia de crecimiento se mantendrá. Dirigentes de los sectores que la respaldan confían en que en los próximos sondeos la intendenta pase al frente.

    Hasta ahora, la campaña de Cosse está focalizada a la interna frenteamplista y está organizada en tres etapas. La primera apuntó al posicionamiento de la candidatura, apelando a lo “emocional” y a la épica frenteamplista, con discursos sobre la izquierda y la derecha y referencias a hitos y figuras históricas. La etapa actual, inaugurada el martes 7, busca “bajar a tierra” una serie de propuestas programáticas “concretas”, de “acción inmediata”, para dar respuesta a emergencias. En esta etapa la estrategia es apoyarse en la capacidad de “gestión” como uno de los fuertes de la candidata. Y el último tramo, que comenzará en junio, apuntará a hablar de medidas “más estructurales”, relataron a Búsqueda participantes en una reunión del comando ampliado de la precandidata, el viernes 3. Aunque la estrategia en esta última fase dependerá, también, de en qué lugar esté posicionada la intendenta para ese momento.

    En cambio, la campaña de Orsi es “de un solo tramo”, lo que implica un discurso más unívoco durante todo el trayecto electoral. A diferencia de Cosse, el intendente no presentará un programa de propuestas en esta etapa, sino que se apegará exclusivamente al contenido del programa del Frente Amplio. De hecho, en su equipo creen que la estrategia de la intendenta juega “al límite” de lo descrito en el programa.

    “Creo que los planes concretos van a aparecer después de junio cuando todos los frenteamplistas nos juntemos en una mesa a pensar cuál es la puntería para marzo del 25”, dijo Orsi cuando fue consultado por periodistas sobre los planes anunciados por Cosse. Mencionó, además, que se sentía “muy tranquilo y muy conforme con el programa” del Frente Amplio.

    “Orsi se ha alejado bastante de cierto clima de fastidio y enojo del gobierno actual. Es un discurso más conveniente para ganar un balotaje, diferente al discurso clásico del candidato frenteamplista tradicional que les habla a los que van a ir a votar. Ese es el gran riesgo de Orsi. Cosse tomó por el otro camino. El tradicional. Lo asocio con ese tono del Frente Amplio de 2020 hasta ahora, de choque”, sostuvo el politólogo Adolfo Garcé durante una tertulia de analistas el martes 7 en el programa radial En Perspectiva.

    El universo de votantes

    El otro tema relevante es la cantidad de gente que va a ir a votar a la elección interna. Es un punto que genera incertidumbre en todos los partidos, pero que es especialmente “clave” en el Frente Amplio, según comentó el politólogo Daniel Chasquetti en la tertulia de En Perspectiva. “Cuanto menos gente participe, más oportunidad tiene Cosse, y cuanto más se agranda, más chance tiene Orsi”, sostuvo el analista, que dijo que le aconsejaría al MPP “aceitar la máquina y aumentar la cantidad de votantes”. Fuentes del sector confirmaron a Búsqueda que apostarán a hacer un fuerte “acarreo” de votantes el 30 de junio.

    Si bien la importancia del número de votantes es matizado por integrantes de su comando, el propio precandidato ha hecho un énfasis mucho mayor en la necesidad de votar el próximo 30 de junio que su contrincante. En su discurso el lunes en San José, Orsi remarcó la importancia de que el Frente Amplio sea la primera fuerza política no solo en las encuestas sino también en las internas de junio: “Copa América, un partido lindo para ver, un domingo, está frío, aparte dormís la siesta… La barra nuestra es brava. En el fondo tampoco nos gusta mucho lo de la competencia interna. Al frentista no le gusta que tengamos que competir entre nosotros y está bien la preocupación por el tema de la unidad. Pero hasta ahora hemos demostrado en todas las campañas de junio que podemos llegar fuertemente a octubre sin que queden heridas de ningún tipo”, alentó. Finalmente, dijo que le interesaba que se vote bien en junio, para “dar una señal” y “que el frenteamplista se entusiasme”.

    El exintendente es favorito claro en el interior. Su equipo, que cuenta con encuestas locales de todos los departamentos que conforman la famosa L del país (la costa más el litoral), maneja esas mediciones. “El 92% de los votos están en esa media luna entre Salto y Rocha”, remarcaba Chasquetti en la mesa de politólogos. Pero nuevamente Montevideo, el feudo más tradicional del Frente Amplio, será el definitorio, según otro dato que disparó el analista: el 65% de los que votan al Frente Amplio están en Montevideo y Canelones.

    Si bien la precandidata continúa con visitas a varios departamentos durante los próximos días (algunos de ellos sujetos a lo que suceda con las alertas meteorológicas), la agenda de charlas que publicó Cosse sobre su Plan País el pasado martes incluyen actividades exclusivamente en la capital. Sus principales dirigentes son conscientes de la relevancia de Montevideo para ganar la interna.

    A sabiendas de que Cosse se hará fuerte en la capital, tras su gestión departamental y la implementación de su plan ABC, el MPP ha buscado fortalecer su trabajo en la zona metropolitana, especialmente en la periferia de la ciudad, donde también históricamente ha sido fuerte. Para ello ha apelado al expresidente José Mujica y a la exvicepresidenta Lucía Topolansky.

    Información Nacional
    2024-05-09T01:20:00