• Cotizaciones
    jueves 13 de junio de 2024

    Incautación de pesos argentinos afectó las cifras de contrabando

    A mediados de marzo, mientras hacían controles de rutina del ingreso de visitantes al país, funcionarios de la Aduana de Colonia detectaron, ocultos en un doble fondo en el baúl de un vehículo, decenas de fajos de pesos argentinos y algunos billetes de dólares.

    Según el comunicado que emitió en su momento la Dirección Nacional de Aduanas (DNA), el ciudadano argentino no declaró ese dinero, quedó emplazado por la Justicia y se dio cuenta a las oficinas que actúan frente al lavado de activos. Ese contrabando de dinero era de 5.644.000 pesos argentinos —unos $ 983.000 convertido a la cotización de los últimos días— y 940 dólares en billetes de diversa denominación.

    Si bien la detección de dinero que pretende ser ingresado ilegalmente al país es algo relativamente frecuente, este caso tomó relevancia en las estadísticas de incautaciones elaboradas por la DNA. Estas cifras son el único dato oficial que da una idea del volumen de contrabando (estrictamente, solo del incautado).

    Al analizar las cantidades de unidades incautadas que procedían desde Argentina en el primer cuatrimestre del año, surge que fueron 5.871.523. Eso supera en casi 45% a las incautaciones de todo el año pasado, según el procesamiento hecho por Búsqueda. Pero la cifra de lo que va de 2023 —hasta el 29 de abril— está abultada al contabilizarse cada peso argentino y los dólares como una unidad incautada en aquel procedimiento rutinario de marzo (5.644.974 unidades en total).

    Si se omite del análisis esa incautación de billetes, la cantidad de unidades capturadas por los aduaneros en enero-abril rondó las 226.550. En todo 2022 habían sido algo más de 4 millones.

    Otro dato disponible en la base estadística de la DNA son las incautaciones “valoradas”, es decir, aquellas a las que el organismo les estimó un valor. Hasta fin de abril fueron 1.314 —incluyendo la incautación (1) de los billetes de pesos argentinos y dólares—, que se comparan con las 11.174 de todo el 2022.

    Dada esa menor cantidad de contrabando al que Aduanas le determinó un valor, lo incautado en el primer cuatrimestre de este año fue por $ 34,4 millones, equivalentes a unos US$ 890.000. En todo el 2022 el valor incautado había ascendido a $ 164,2 millones, que al tipo de cambio promedio anual significaron US$ 4,1 millones.

    Rubros

    Por su valor estimado por la DNA, los 21 vehículos incautados en los cuatro primeros meses del año fueron el principal rubro: $ 9,4 millones.

    Le siguieron las prendas de vestir —15.830 incautadas—, por $ 8,6 millones; medicamentos (27.409 unidades), por $ 2,7 millones; y cosméticos y productos de limpieza (35.103), por $ 2,4 millones. Los casi 9.750 artículos para el hogar que no pasaron la frontera al ser detectados por los aduaneros fueron valorados en $ 1,4 millones. El dinero —los pesos argentinos y los dólares que pretedían ser ingresados por Colonia— fueron valuados en poco más de $ 1,1 millón.

    El régimen vigente de franquicias —libre de impuestos aduaneros— es de US$ 300 por persona que ingresa por vía terrestre desde Argentina o US$ 500 si se llega por avión o vía marítima. Eso es por viajero adulto (la franquicia es de 50% para los menores de 18 años). Existen topes para bebidas alcohólicas (hasta seis litros) y cartones de cigarrillos (cuatro). Para mercadería adquirida en tiendas libres de impuestos existe una franquicia adicional de US$ 850.

    Para la población residente en zonas fronterizas que acrediten tal situación, la normativa la habilita a ingresar un “surtido variado” para la “subsistencia” familiar que no supere los cinco kilos, una vez cada 15 días.

    De compras

    Con una fuerte diferencia cambiaria con la economía vecina, desde el año pasado aumentó significativamente el flujo de viajes a Argentina, en particular de pobladores de las zonas limítrofes. Ese “turismo de compras” se hace notorio en períodos de vacaciones o en fines de semana largos, como ocurrió el último con el feriado del 1° de mayo: más de 80.000 uruguayos cruzaron la frontera.

    Además del reclamo de mayores controles y medidas de apoyo por parte de los comerciantes de los departamentos fronterizos, cuyas ventas han caído, en los últimos días resurgieron planteos de parte de la Cámara de Industrias por el daño que el ingreso —legal e ilegal— de mercadería argentina le provoca al sector fabril nacional. La gremial pidió aplicar el “cero kilo” por seis meses (Búsqueda Nº 2.222).

    En El País del martes 2, el presidente de la CIU, Fernando Pache, aseguró que ven una “masificación del contrabando desde Argentina. No sabemos exactamente cómo se da, si hay organizaciones detrás, cómo entran, si se está fiscalizando de manera correcta, lo cierto es que cada vez es mayor. Nosotros bregamos por el cero kilo”.

    Añadió: “No puede haber tolerancia con el contrabando. Porque incluso si se tolera determinada cantidad de mercadería, ¿cómo hacemos para controlar tickets para revisar los montos, cuando los pasos de frontera tienen colas de vehículos? Eso no va a ocurrir. Podrá decirse que la tolerancia en la frontera permite que mucha gente pueda hacer rendir un poco más sus ingresos, pero en realidad perdemos todos. ¡Cero kilo!”.

    También reclamó al gobierno que fije “derechos específicos” de importación a las manufacturas provenientes de Argentina.

    Economía
    2023-05-03T18:22:00