• Cotizaciones
    domingo 09 de junio de 2024

    Innovación financiera: el Banco Central destaca avances y algunos agentes critican regulaciones “escritas en el año 60 o 70”

    El regulador es “burocrático” y “envejecido” y hace que en Uruguay haya una “sobrerregulación”, afirma el gerente de Regum

    El gerente general de Regum Capital, Rodolfo Grela, parafraseó al novel presidente de Argentina, Javier Milei, para definir la situación del mercado financiero. “Durante mucho tiempo estuvo dominado por la casta”, dijo, en referencia a los bancos tradicionales y a los antiguos corredores bursátiles, cuyos escritorios, durante mucho tiempo, rodearon a la Bolsa de Valores en la Ciudad Vieja. El sistema, añadió el ejecutivo, había convencido a los potenciales inversores que colocar el dinero era algo difícil de entender para una persona media.

    “Todos tenemos el vehículo para invertir, pero muy pocos saben cómo hacerlo. Esos pocos se ríen de todos los que estamos acá parados viendo cómo perdemos capacidad del valor de nuestro dinero ya sea por la inflación, la devaluación de la moneda o porque no tenemos las herramientas necesarias para proteger el capital”, expresó el ejecutivo, también secretario de la Cámara Fintech, al disertar en el evento After Market, el jueves 7.

    Según dijo, esta situación comenzó a cambiar con la aparición de Internet y de las fintech, que son un “vehículo tecnológico” que ayuda al acceso del mercado financiero. A partir de ahí hay, entonces, un mayor acceso al mercado.

    Pero Grela es crítico del espacio para crecer que se le da a esa industria en Uruguay, un país que, dijo, no aprovecha la reputación que tiene alrededor del mundo en cuanto a su seguridad jurídica y estabilidad política. Las últimas regulaciones del Banco Central (BCU) “fueron escritas en el año 60 o 70”, pero sus autoridades deben tratar asuntos tecnológicos del 2023, aseguró.

    El ejecutivo destacó la iniciativa del BCU de crear un área de innovación, de la que forma parte Regum, aunque entiende que no es suficiente. En ese ámbito, la fintech intenta que se escuche “lo que está pasando alrededor del mundo”, pero choca con un “órgano altamente burocrático” y “envejecido”. “Se ha defendido fuertemente de aquellas manchas que nos colocaron en algún momento en la lista negra de paraísos fiscales. Entonces, padecemos una sobrerregulación”, opinó.

    En su visión, el BCU debería “tender a ser más ágil” y darles a los inversores la “tranquilidad” de que podrán operar en un “mercado alternativo”, como en el de las criptomonedas, sin tener el riesgo de que un banco le cierre la cuenta. Esas son cosas que “ya han pasado” en el mercado local, contó el ejecutivo, y cuestionó que si ninguna de las ocho instituciones bancarias privadas que existen decide no abrir una cuenta bancaria, las empresas quedan excluidas del sistema.

    Este es un reto para Uruguay hacia el 2024, principalmente porque los países de la región “están avanzando más rápido”, consideró Grela. “Chile es un ejemplo. Ecuador acaba de aprobar una ley fintech. Brasil tiene a su Banco Central promoviendo iniciativas.

    Ayer miércoles 13, en la sede del BCU, se efectuó un evento con representantes del sector bancario, de las fintech y otros actores convocados por el regulador con el nombre de Encuentro de innovación financiera. Resultados de las mesas y perspectivas hacia el futuro.

    Al abrir la jornada, el presidente del BCU, Diego Labat, se expresó “muy contento” con los avances logrados en los diálogos propiciados por el área de innovación del organismo con agentes privados. “Tuvimos discusiones” y hubo “chisporroteos”, porque cada uno tiene sus intereses, reconoció, pero sentenció que “se han empezado a mover las cosas”, y eso se visualiza en “cambios de comportamiento” y en la normativa. El jerarca alentó a fortalecer el “sentimiento de comunidad” en torno a la innovación financiera y los motivó a que “hagan un poquito más” el próximo año.

    Economía
    2023-12-13T21:50:00