• Cotizaciones
    lunes 17 de junio de 2024

    Laboratorio Libra, que reclama por una deuda, logró el embargo de las acciones de Venezuela en CAF

    El organismo regional cuestiona la decisión judicial advirtiendo que se afectan “inmunidades” protegidas por normas internacionales

    El Ministerio del Poder Popular de la Salud de Venezuela le compró al laboratorio Libra en 2014 varios medicamentos para “garantizar el derecho a la salud de la población”. Diez años después, la empresa uruguaya ha seguido diversas estrategias para poder cobrar esa venta, pero no lo ha conseguido. Llevó el caso a la Justicia civil —que dispuso el embargo de Bandes e Integración AFAP—, luego firmó un convenio con el Estado venezolano y recientemente fue contra las acciones de Venezuela en CAF-Banco de Desarrollo de América Latina.

    Después de la venta de los medicamentos, Venezuela tuvo retrasos en los pagos. Ante este incumplimiento, Libra llevó el caso al ámbito judicial en 2019, buscando ejecutar el cobro de la deuda. En esa esfera consiguió que la Justicia ordenara el embargo de los bienes de Venezuela en Uruguay: fueron embargadas el 100% de las acciones de la filial uruguaya del Banco de Desarrollo Económico y Social (Bandes) y el 77,4% de las acciones de Integración AFAP, también propiedad del Estado caribeño.

    Pero luego las partes decidieron que era mejor negociar. Llegar a un acuerdo por fuera de la Justicia era de su “mayor interés” y “mutuo beneficio” y los ayudaría a evitar “incertidumbre, gastos y costos de litigios”, según el convenio de transacción que firmaron en 2020. Libra y Venezuela acordaron el pago de US$ 9.839.371 en 12 cuotas. Los empresarios uruguayos cedieron una quita de los intereses que había generado la deuda (que entonces era de US$ 15 millones y actualmente es cercana a US$ 18 millones).

    El entonces procurador de Venezuela, Reinaldo Muñoz, y el ministro de Salud, Carlos Alvarado, firmaron el acuerdo en representación de Venezuela. El convenio —al que accedió Búsqueda— estableció que la última cuota se debía pagar el 30 de noviembre de 2021. Pero la empresa uruguaya no cobró ese dinero.

    Si se incumplía el convenio, estaba previsto que se iniciaría por la vía de apremio la expropiación de los bienes de Venezuela, que podrían ser rematadas para que el laboratorio recupere parte de lo adeudado. Pero esta alternativa no fue posible porque los embargos de Bandes e Integración AFAP fueron levantados. El banco venezolano había considerado improcedente el pedido de Libra. Argumentó que la existencia de múltiples entidades estatales, cada una con su personería jurídica, no debía confundirse “con el patrimonio general del Estado en tanto persona pública mayor”. La defensa de Libra decidió no apelar la decisión judicial y pensó en otra alternativa para poder cobrar. Y se les ocurrió que podrían ir contra las acciones que Venezuela posee en CAF-Banco de Desarrollo de América Latina.

    Libra solicitó el embargo y el secuestro de 4.000 acciones serie B de Venezuela en CAF. En primera instancia, la jueza desestimó este pedido argumentando que, a su entender, “no surge que haya utilidades para embargar”. Sin embargo, un Tribunal de Apelaciones consideró que lo que se estaba pidiendo no era el embargo de las utilidades y que, su existencia o no, “no incide en la traba del embargo”. Los ministros revocaron la sentencia de primera instancia en agosto y aceptaron el embargo, según la sentencia a la que accedió Búsqueda. El embargo fue por US$ 30 millones, dijo una fuente del caso.

    Irregularidades

    La alguacil del Poder Judicial fue en setiembre pasado hasta la sede de CAF en Montevideo, frente a la plaza Independencia, a informar del embargo y el secuestro de las 4.000 acciones de Venezuela. Un mes después volvió para intimar, “bajo apercibimiento”, la puesta a disposición de los activos venezolanos.

    La decisión de la Justicia uruguaya fue cuestionada por el organismo regional. Una consultoría jurídica de la CAF —a la que accedió Búsqueda— concluye que hubo “hechos irregulares” y “tratamiento desigual” que fueron “en detrimento de la CAF”. La institución manifiesta su “extrañamiento” porque el acuerdo para establecer su sede en Uruguay “goza de inmunidades, exenciones y privilegios diplomáticos”.

    La consultoría recuerda que “el canal regular para dirigirse a CAF” es a través de la Cancillería. “Manifestamos nuestra preocupación, en nombre de CAF, frente a acciones que constituyen irregularidades que atentan, en primer lugar, contra el derecho internacional público y sus principios; y en segundo lugar, contra el principio de igualdad de las partes, trato justo y equitativo, transparencia, seguridad jurídica, derecho a la defensa y debido proceso”, finaliza el informe de Jorge Silva. En un segundo texto, el consultor cuestionó la “gravedad” de haber recibido una “amenaza” por la “aplicación de sanciones pecuniarias”.

    CAF aseguró que “no dispone de las acciones” de Venezuela que la Justicia uruguaya solicita porque están en la oficina del organismo en Caracas, lo que hace “imposible” cumplir con la intimación. Además, consideró que esos activos son “inembargables” porque no son “comercializables públicamente” y que la institución “goza de inmunidad” por ser internacional. “No solo es contrario a los pactos internacionales y a la ley, sino que compromete seriamente la responsabilidad internacional del Estado uruguayo”, dice un escrito firmado por el abogado Alejandro Pintos, representante de CAF, al que accedió Búsqueda.

    CAF también expresó su “extrañamiento y preocupación” en una nota que envió a la Cancillería. La defensa de Venezuela, en tanto, se basa en los argumentos del organismo para solicitar el levantamiento del embargo. El Estado caribeño señala que CAF no es la “dueña de las acciones” y, por tanto, no puede disponer su traslado.

    Venezuela pide a la Justicia uruguaya “bloquear nuevos intentos de embargo”, de forma de mitigar los “daños ya ocasionados” y evitar que se produzcan otros. “¿A cuántos embargos más nos tendremos que oponer? ¿Cuántas veces más se menoscabará la inmunidad de la República Bolivariana de Venezuela? Como dice la célebre y ocurrente frase: plantearlo es resolverlo”, dice el escrito de la defensa estatal.

    El posible remate

    Las acciones de Venezuela en CAF están en la bóveda principal de la sede de Caracas del organismo. Ahora la defensa de Libra, encabezada por Pablo Bárcena, pretende que la Justicia la intime para que sean traídas a Uruguay, de forma de “tener garantía” de que existe un “activo ejecutable que pueda dar satisfacción completa al crédito reclamado” por el laboratorio. Así está expresado en la solicitud de intimación presentada ante la Justicia.

    La empresa también pidió que, si no se cumple con la entrega de las acciones, se aplique una sanción. Además, solicitó que la Cancillería haga gestiones para que CAF “colabore” con la Justicia uruguaya, aunque el rol del Ministerio de Relaciones Exteriores se limita a enviar la solicitud y no tiene margen para mucho más, explicó una fuente al tanto de la causa.

    Mientras, el pleito avanza en la Justicia civil. Antes de la sentencia de la jueza, está previsto que declare el subprocurador de Venezuela. Si el fallo es favorable al laboratorio uruguayo, se podrán rematar las acciones del Estado caribeño y así cobrar al menos parte de lo adeudado por una venta de medicamentos. En uno de los escritos, Libra define a Venezuela como un “Estado soberano que ha incumplido cabal y contumazmente” sus obligaciones comerciales.

    Economía
    2024-05-22T19:32:00