• Cotizaciones
    martes 16 de julio de 2024

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, tu plan tendrá un precio promocional:
    $ Al año*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, por los próximos tres meses tu plan tendrá un precio promocional:
    $ por 3 meses*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * A partir del cuarto mes por al mes. Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    Legisladores aportan unos U$S 70.000 por mes a sus partidos a través de salarios y partidas destinadas a secretaría y prensa

    Uno de los temas centrales de la discusión parlamentaria durante el 2017 será cómo cambiar las normas que rigen el financiamiento de los partidos políticos para así reducir la dependencia que tienen esas colectividades de los aportes privados. Una comisión especial del Senado maneja decenas de ideas que incluyen desde reducir los gastos en las campañas electorales hasta aumentar los aportes estatales a los partidos.

    Algunos legisladores consultados dijeron que los cambios deberían implicar también dar mayor “transparencia” al modo en que los senadores y diputados aportan con su sueldo a los partidos que integran, una transferencia que, en total, alcanza U$S 70.000 mensuales.

    Cada partido con representación parlamentaria tiene un mecanismo propio para recolectar dinero. A su vez, dentro de cada partido, los sectores establecen distintas formas de descuento a sus integrantes con cargos en el Palacio Legislativo.

    Según consta en el sitio en Internet del Parlamento, los senadores tienen un sueldo nominal de $ 221.187, mientras que el vicepresidente gana $ 441.987. Los integrantes de la Cámara Alta también reciben partidas para el pago de secretarios parlamentarios ($ 136.536 por senador), para el pago de secretarios de sectores de hasta tres integrantes ($ 103.398 por grupo) y también hay una partida para el pago de secretarios de sectores de cuatro o más integrantes ($ 32.910 por senador). Estas tres partidas están exentas de pagar Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF) si el legislador se las cede al sector, que es lo que ocurre generalmente. La partida para prensa, de $ 24.800, sí está gravada con IRPF.

    En Diputados el sistema es similar. El sueldo nominal de un diputado es de $ 204.615. Hay una partida de secretaría del legislador ($ 117.629), una partida de bancada ($ 28.186), una de prensa ($ 22.930), fotocopias ($ 1.040) y el pago de celular por ($ 4.627). Al igual que en el Senado, las partidas de secretaría y de bancada no pagan IRPF si el diputado las cede a su sector.

    Búsqueda consultó a legisladores de todos los partidos qué tipo de aportes deben realizar a sus sectores y colectividades.

    El mayor descuento lo tienen los legisladores del Frente Amplio (FA): cada uno aporta 15% de su sueldo a la fuerza política. Al ser la bancada mayoritaria, este descuento aporta importantes recursos a la coalición de izquierda. Entre los 15 senadores, el vicepresidente y los 49 diputados (Gonzalo Mujica se declaró independiente), los ingresos mensuales para las arcas del FA superan $ 1.300.000, unos U$S 48.000 por mes.

    La bancada del Partido Nacional es la segunda en tamaño, tiene diez senadores y 31 diputados. La Carta Orgánica del Partido Nacional establece que deben aportar el 5% de los ingresos líquidos. Esto suma un total de poco más de $ 280.000, unos U$S 10.000 mensuales.

    El Partido Colorado también establece en su Carta Orgánica que los legisladores y otros cargos de confianza deben aportar al partido. En este caso se pone un mínimo de 5% y un máximo de 10%. Según legisladores colorados consultados, el aporte mensual es 5% del salario nominal. Los aportes mensuales de los tres senadores y doce diputados al partido ronda un total de $ 168.000, unos U$S 6.000.

    En el Partido Independiente, los legisladores no tienen un descuento de su sueldo para aportar a la colectividad. En su lugar ceden las partidas de bancada para pagos de los legisladores. “Nosotros recibimos el sueldo de legislador y las partidas de prensa y fotocopias (de $ 22.000 y $ 1.040 cada una)”, explicó el diputado Daniel Radío.

    Unidad Popular tiene un solo representante en el Parlamento, el diputado Eduardo Rubio. Explicó que pasa al partido todo el dinero que recibe y termina cobrando $ 32.500 de sueldo porque “ideológicamente un legislador tiene que vivir con un sueldo de trabajador promedio”.

    Una situación especial se da con los legisladores que integran el Partido de la Gente. Tiene tres representantes que fueron electos por otros partidos: Daniel Bianchi y Guillermo Facello por el Partido Colorado y Daniel Peña por el Partido Nacional.Los legisladores vienen reclamando ser reconocidos como grupo parlamentario, pero hay una discusión interna en el Parlamento respecto a si esto corresponde, ya que el Partido de la Gente no compitió en las elecciones de octubre de 2014, cuando fueron electos los senadores y diputados actuales. El sector aún no fue aprobado, por lo que no recibe partidas especiales.

    Interna.

    Dentro de los partidos también se dan situaciones distintas, en particular en el FA. Todos los legisladores del Movimiento de Participación Popular (MPP) firman un documento que autoriza al sector a cobrar sus salarios y después les dé un sueldo base de $ 60.000, ya sean senadores o diputados.

    En el Partido Socialista tiene un sistema parecido, aunque en este caso los legisladores reciben un sueldo de unos $ 80.000.

    Casi todo el resto de los sectores del FA reciben las partidas especiales de los legisladores, con eso se pagan sueldos a secretarios, funcionarios y gastos de funcionamiento.

    En el Partido Colorado, los sectores se financian con los aportes que se hacen de las partidas. Si luego de cubiertos los gastos sobra dinero, se le devuelve al legislador.

    Entre los blancos, los legisladores de Alianza Nacional aportan un porcentaje de su sueldo para el funcionamiento del grupo. El sector Todos, en cambio, recibe solo las partidas para el pago de secretarias del grupo.

    Polémica a futuro.

    Una comisión especial del Senado estudia la posibilidad de reformar la legislación sobre financiamiento de los partidos, en especial el de la campaña. El Estado les da dinero todos los años a los partidos de acuerdo con los votos que recibieron en las últimas elecciones nacionales. Son cuatro Unidades Indexadas ($ 13,9) por cada voto. En octubre de 2014, el Frente Amplio obtuvo 1.134.187 votos, el Partido Nacional 732.601, el Partido Colorado 305.699, el Partido Independiente 73.379 y Asamblea Popular 26.869.

    Como esos ingresos son insuficientes para hacer frente a los gastos de las campañas, entre los legisladores se ha discutido la necesidad de reforzar el apoyo estatal y así disminuir la dependencia de los aportes del sector privado.

    Al ser consultados por Búsqueda, varios legisladores reconocieron que esto puede ser “polémico para la gente”, pero opinaron que hay que explicar que para un “buen funcionamiento de la democracia” deben existir “partidos fuertes”, coincidieron el senador Marcos Otheguy (Frente Amplio) y el diputado Radío (Partido Independiente).

    Varios de los legisladores consultados reconocieron que el sistema de remuneración de los parlamentarios debe ser más “transparente”.

    Otheguy dijo que se debería ir a un sistema en el que el legislador cobre un sueldo único y que no existan otras partidas. “Hay que construir una pirámide salarial de todo el sector público, donde el sueldo más alto sea el del presidente de la República”, afirmó.

    Legisladores de varios partidos destacaron la necesidad de aportar a los partidos para fortalecerlos. Y coincidieron en que la población generalmente se queja de los ingresos de los legisladores.

    A mediados de 2013, el sindicato de docentes de Secundaria planteó juntar firmas para que legisladores y ministros ganaran igual que un profesor grado 1, poco más de $ 14.000 en ese momento. La propuesta no tuvo acogida de todas formas.

    “Tener partidos fuertes tiene su costo”, señaló Radío y se mostró a favor del sistema alemán, donde los partidos son financiados a través de fundaciones.

    El diputado socialista Roberto Chiazzaro defendió la idea de que el Estado dé dinero a los partidos políticos para su financiamiento. Opinó que se trata del “mejor gasto” porque sirve “para consolidar” la democracia. Chiazzaro dijo que para entender la importancia del tema hay que mirar a Brasil, donde la Justicia procesó o investiga a decenas de políticos y empresarios por corrupción.

    Información Nacional
    2017-02-02T00:00:00