Mano de obra local

El INAE produce Nuestra, el Primer Festival de Dramaturgia Uruguaya

5 minutos Comentar

Nº 2142 - 30 de Setiembre al 6 de Octubre de 2021

escribe Javier Alfonso

Una decena de espectáculos teatrales de autores uruguayos se estrenará, con financiamiento estatal, durante los próximos seis meses en las salas del Sodre y el Solís, en el marco del Primer Festival de Dramaturgia Uruguaya, denominado Nuestra y organizado por el Instituto Nacional de Artes Escénicas (INAE). Comenzará el miércoles 6 de octubre y se extenderá hasta marzo de 2022. El objetivo central anunciado por Álvaro Ahunchain, coordinador del INAE, es “la promoción de los autores nacionales de todos los tiempos”. El formato de apoyo utilizado es la coproducción.

Entre los 10 títulos seleccionados entre 42 postulantes hay obras de autores experimentados como Dino Armas, Sandra Massera, Santiago Sanguinetti y Jimena Márquez, y de emergentes como Florencia Caballero, Bruno Acevedo y Vanessa Cánepa. El jurado a cargo de la selección estuvo integrado por el académico Roger Mirza (director de la Maestría de Teatro de la Facultad de Humanidades), la gestora Alicia Bonavía (directora del Departamento Cultural de la Alianza Cultural Uruguay-Estados Unidos) y el dramaturgo y director teatral Sergio Blanco.

Según Ahunchain, “nada tiene que ver esta intención con un prejuicio chauvinista. Por el contrario, constituye un imprescindible contrapeso frente a la imposición mediática de una cultura global que estos tiempos de pandemia no ha hecho más que acentuar”.

Armas y Sanguinetti

Con dirección de Alfredo Goldstein, este miércoles 6 se estrena en el Auditorio Nelly Goitiño Katia y Klaus, de Dino Armas, que se sumerge en el entorno familiar del Nobel de Literatura Thomas Mann (La muerte en Venecia, La montaña mágica), representado a través de su fuerte influencia en su esposa Katia (Susana Groisman) y su hijo Klaus (autor de Mephisto, rol a cargo de Alejandro Martínez). Enmarcada en el ascenso del nazismo, la obra pinta la rebeldía del hijo frente a la celebridad de su padre, con ingredientes como el travestismo, la homosexualidad y la adicción a drogas.

Un título tan portentoso como Tambo prehistórico Theme Park tenía que ser de Santiago Sanguinetti. En clave de grotesco y absurdo —sello de la casa— esta es la historia de un emprendimiento delirante: cuatro extras disfrazados de dinosaurios inauguran un parque de diversiones temático levantado en un viejo tambo en Tacuarembó. En esta farsa del emprendedurismo criollo, que se estrena el sábado 9 en la Balzo, también juegan el intendente local, una maestra rural, una aspirante a bibliotecóloga y una guía turística. La cosa se complica cuando una bestia pesadillesca llega con el firme propósito de comérselos a todos.

Sosa, Massera y Cánepa

El domingo 24 Otoño Teatro estrena en la Balzo Los tres hermanos, escrita y dirigida por Leonardo Sosa, joven autor que imprime notorios trazos chejovianos a un relato sobre el retorno al hogar paterno del hermano mayor de una familia cuyos vínculos están marcados por el silencio y la incomunicación, con varios conflictos sin resolver y al borde del distanciamiento definitivo.

Sandra Massera vuelve a dirigir a Noelia Campo, junto con Alain Blanco y Andrea Macarena Hernández, en Danza con personaje (desde el martes 26 en la Zavala Muniz), producción de Teatro del Umbral. Una escritora se encuentra cada noche con su personaje en la sala desierta de un teatro y, en pleno encantamiento con su creación, se resiste a darle un destino definitivo.

El 10 de noviembre en la Balzo será el turno de la joven dramaturga y directora Vanessa Cánepa, quien estrena Dejar las armas, fresco de cinco amigas veinteañeras que desarman la casa que compartieron durante cuatro años, mientras recuerdan a otra amiga víctima de femicidio y así retratan a una generación de mujeres que ha crecido en tiempos de cambios radicales.

Márquez y Caballero

Completamente instalado en la mitología futbolística uruguaya, el partido Uruguay-Ghana llega al escenario desde el 12 de noviembre en la Balzo de la mano de Jimena Márquez, prolífica y polifacética autora y directora de Material celeste. Aquel inolvidable 2 de julio de 2010, el de la mano de Suárez y la picada del Loco, es narrado basándose en recuerdos y un abundante material audiovisual, producto de un trabajo de investigación con intérpretes con escasa o nula experiencia, que vuelcan en escena sus propios recuerdos.

Florencia Caballero Bianchi sorprendió en 2017 con Cheta, un notable retrato de la fractura social que provocó la crisis de 2002. Ahora, en Verano (desde el 18 de noviembre en la Balzo), nos lleva a una fiesta de fin de año en la playa con seis amigos que dan rienda suelta a los excesos. Los años pasan y el aquelarre se perpetúa en una cápsula espaciotemporal despojada de todo realismo. “El presente, la memoria y el horizonte del futuro conviven en constante yuxtaposición”, adelanta la autora.

Acevedo y Vera

Nuestra continuará con dos estrenos en marzo de 2022. Castillo inflado, de Bruno Acevedo, por la compañía Implosivo, que se inspira en el caso real de la muerte de un niño en un cumpleaños infantil, años atrás. El festival concluirá con Motivos para no hacer Hamlet, de Victoria Vera, dirigida por Emiliano Duarte, que juega con el universo de la que para muchos es la obra cumbre del teatro de todos los tiempos. En esta suerte de ensayo escénico, cuatro intérpretes abordan los personajes y los postulados shakespeareanos los cuestionan, los bombardean, los defienden y los hacen chocar para ver qué queda.

Vida Cultural
2021-09-29T21:48:00