No hay “sustento económico” ni de “interés general” para darle el monopolio a TCP, según consultorías hechas para Montecon

5 minutos Comentar

Nº 2143 - 7 al 13 de Octubre de 2021

Para justificar la extensión de la concesión a la Terminal Cuenca del Plata (TCP), cuyo socio principal es la multinacional belga Katoen Natie, el gobierno esgrimió varias razones económicas. Entre ellas, habló de ganar eficiencia y mayor escala, lograr rebajar las tarifas para la exportación y concretar inversiones en infraestructura para posicionar al Puerto de Montevideo como un hub regional, que capte más carga de tránsito y trasbordo de contenedores. Otros fundamentos fueron de tipo político y estratégico, como la convicción de que el país tenía “todas las de perder” en caso enfrentar un juicio internacional o sobre la oportunidad y relevancia de fomentar la competencia interportuaria por sobre la intraportuaria.

Esta nota es exclusiva para suscriptores de BÚSQUEDA
Elegí tu plan y suscribite

Suscribite

¿Ya sos suscriptor? Iniciá sesión

Probá nuestro servicio, registrate y accedé a 5 notas gratuitas.