Sindicatos de la educación también quieren “dar pelea” contra los planes reformistas del gobierno

2 minutos Comentar

Mientras que el gobierno define el 2022 como “el año clave” para acelerar los cambios que prometió para la educación con la concreción del llamado “cambio curricular integral”, los gremios docentes se aprontan para defender sus reclamos, en lo que contemplan será un año "oscuro" de conflictividad sindical.

En su última edición Búsqueda informó que la administración Luis Lacalle Pou se plantea “pasar a la acción en 2022” y poner en marcha sus planes reformistas, y para eso tiene decidido "dar la pelea" a los sindicatos que se opongan a esos cambios.

“Si el gobierno quiere dar pelea, la va a encontrar, porque los sindicatos docentes defendemos la educación y la hemos defendido hasta en la dictadura", dijo a El Observador el dirigente de la Federación Nacional de Profesores de Educación Secundaria (Fenapes) Javier Iglesias. El sindicalista explicó que la educación viene ya de "dos años de conflictividad".

Por su parte, el presidente de Fenapes, José Olivera, añadió que el discurso del gobierno esconde una "violencia institucional" hacia los gremios, desde el comienzo de la administración.

El escenario de conflictividad sindical que preparan los sindicatos comenzará con movilizaciones y paros. La vocera de la Federación Uruguaya de Magisterio, Gabriela Arbeleche, confirmó a El Observador que la mesa representativa del organismo prepara una movilización, y una futura paralización en contra de los planes reformistas del gobierno.

Repercusiones
2021-12-05T11:37:00