Argentina y Paraguay tienen reparos sobre el intento unilateral del gobierno uruguayo de adherir al Acuerdo Transpacífico

escribe Guillermo Draper 

El canciller Francisco Bustillo tomará un avión este viernes para volar rumbo a Australia y luego a Nueva Zelanda. El objetivo principal de la misión oficial es presentar el 1° de diciembre en Wellington la solicitud de adhesión al Acuerdo Transpacífico (CPTPP, por sus siglas en inglés). Cuando regrese a Montevideo, el ministro de Relaciones Exteriores tendrá poco tiempo para reponerse antes de enfrentar los cuestionamientos que harán Argentina y Paraguay a la política internacional uruguaya.

Esta nota es exclusiva para suscriptores de BÚSQUEDA
Elegí tu plan y suscribite

Suscribite

¿Ya sos suscriptor? Iniciá sesión

Probá nuestro servicio, registrate y accedé a una nota gratuita.