• Cotizaciones
    miércoles 05 de junio de 2024

    Corea del Sur presenta incipiente demanda de cortes porcionados, que van directo al consumidor

    La empresa uruguaya Mosaica exporta a ese mercado carne con atributos naturales, que se envían en avión

    En Corea del Sur crece la demanda de cortes porcionados, que lleguen sin más manipulación al consumidor. Esta es una experiencia comercial que está recorriendo la empresa Mosaica, con su marca de carne Sol Dorado, según confirmó su gerente general, Sebastián Olaso, al ser consultado por Agro de Búsqueda.

    El empresario informó que comenzaron a enviar carne a Corea “en noviembre del año pasado; estamos mandando regularmente, cada 40 días más o menos. Al principio mandamos cortes anatómicos y después nos pidieron que mandáramos algo más terminado para poder abaratar los costos y que los consumidores tengan la capacidad de recibirlo directamente en el hogar”.

    Comentó que “hicimos unas pruebas con porciones de 300 gramos en los cortes y quedaron fascinados; de ahí en adelante todo lo que se manda es porcionado, pensando en el consumidor final”.

    Todos esos productos son envasados al vacío cerrado, divididos en porciones, que dependiendo de los cortes van desde los 200 gramos hasta los 300 gramos. Los cortes que se exportan a ese mercado son 14, fundamentalmente bife angosto, bife ancho, lomo, aguja, cuadril, marucha, asado sin hueso y nalga. “El importador busca un producto diferenciador de lo que ellos están consumiendo. Quieren saber quién lo produce, cómo lo produce y que le llegue a su casa”, comentó.

    Del avión a la distribución

    Olaso explicó que el importador coreano “es una empresa nueva, tecnológica, que se dedica a la venta de muchas cosas y no se mete en el commodity, no importa cinco contenedores sino en avión”, y se distribuye enseguida que el producto llega.

    A pesar de tener que pagar un arancel del 38,5%, “ellos evitan los costos de abastecimiento, de tener un local y del porcionado”. Detalló que el producto va a un depósito, donde hay una lista de pedidos de cortes que se envían a las casas de los clientes.

    “Tienen un servicio de correo que es fantástico. Si haces un pedido antes de las siete de la tarde, al día siguiente lo tenés en tu casa, sin importar el lugar de Corea donde estés”, enfatizó.

    El empresario también señaló que sus clientes con restaurantes en Alemania, Suiza y Austria “nos dicen: no tengo un carnicero que me corte la carne”, por eso “les sirve que se la envíen en porciones”.

    A propósito, el gerente general de Mosaica indicó que “al restaurante le sirve tener un control del inventario. Le llega una caja de 10 kilos de bife ancho y sabe que allí hay 25 porciones; lo mismo pasa en Estados Unidos”.

    Comentó que “en Europa no tienen lo de la carnicería de barrio en Uruguay, no hay una persona que sepa cortar la carne como quiere el cliente”. Por lo tanto, el porcionado permite que el cliente agarre la bandejita de la góndola y se la lleve a la casa, ahorrando costos y trabajo.

    Llegó para quedarse

    Olaso consideró que esta forma de vender la carne llegó para quedarse. “No hay manera de volver atrás. Para el consumidor no es una gran diferencia (de precio), pero sí lo es para el empresario, que ahorra uno o dos sueldos. Como país agroexportador, esto nos da la posibilidad de mandar un producto con más mano de obra y más valor”, destacó.

    Sobre los desafíos, Olaso indicó que Mosaica “es una empresa chica” y que en Europa todavía hay trabas al ingreso de cortes, “tiene que entrar el corte anatómico y alguna cosa que se va a tener que ir flexibilizando. Y ya están buscando la manera de flexibilizarlo, para que pueda entrar por set, comentó el exportador.

    Puntualizó que si ahora se mandaran todos los cortes porcionados “no te lo dejan entrar, porque pierden el control. Pero eso ya está cambiando, ya está entrando carne americana porcionada a Europa. Es cuestión de tiempo que nos dejen entrar, pero tenemos que estar preparados”.

    Libre de deforestación

    Olaso confirmó que Europa no está demandando certificaciones que Uruguay no tenga, aunque planteó que algo que “está cerca, que tiene plazo a 2024, es el certificado de libre de deforestación”.

    Después de esa fecha, la carne que se exporte a Europa deberá presentar un certificado de producción en predios que nunca hayan sido deforestados. “Los paraguayos y los brasileños están con un problema enorme con eso”, por la deforestación de recursos naturales como “selvas o montes nativos”.

    El gerente general valoró que “en Uruguay no tenemos esos problemas”, pero advirtió que “nadie lo sabe”. Por eso, cuando a la empresa la invitaron a formar parte en la Global Roundtable for Sustainable Beef, donde están las empresas cárnicas más grandes del mundo, “dije que aceptaba y teníamos que hacernos notar. Tenemos que decir que somos los mejores de la clase, no podemos ir en la misma canasta de Sudamérica donde a todos se los acusa que deforestan”.

    Japón

    Consultado por el mercado de Japón, el ejecutivo de Mosaica comentó que ese país “es el espejo de Corea”, ya que “tiene la misma reglamentación y el mismo arancel”, aunque “tiene un par de tratados diferentes”. Comentó que junto con la empresa importadora coreana “estamos analizando ofertas de Japón para empezar a enviar algo a ese mercado.

    Anunció que viajará en octubre y posiblemente se haga un lanzamiento en ese país, “porque es muy interesante, es un mercado muy bueno”, dijo.

    Evolución de Mosaica

    Olaso hizo referencia a cómo están incursionando en los mercados desde que empezaron a exportar, qué novedades han tenido y cómo ha sido el avance desde que comenzaron con la verificación de carne carbono neutro.

    El ejecutivo señaló que “empezamos a exportar a Suiza en el año 2016, con contratos, sin mucha diferenciación, hasta que le empezamos a agregar atributos. Suiza es nuestro principal comprador de cortes de alto valor y de algunos cortes de menor valor”.

    Recordó que cuando Mosaica, con su carne de la marca Sol Dorado, se convirtió en la primera empresa uruguaya en verificar carne carbono neutro, a finales del año 2021. “Tuvimos una explosión de demanda y una notoriedad mucho más grande a nivel internacional que local, y empezaron a surgir oportunidades”, comentó Olaso.

    Señaló que dentro de esas oportunidades surgió una empresa coreana que está importando productos diferenciados, con atributos medioambientales, como carne de animales alimentados a pasto, sin antibióticos y con bienestar animal. “Coincidíamos con todo eso. Comenzamos con las conversaciones, los invitamos a venir, vinieron, compraron la historia, fueron a los campos y en el último envío fueron 14 cortes a Corea”, confirmó el exportador.

    El empresario explicó que en Mosaica siempre se buscó darle un diferencial a sus productos cárnicos, primero a través de la certificación Never Ever 3 (libre de hormonas, antibióticos y sin ser alimentados con subproductos animales durante toda su vida), Grass-Fed (alimentados exclusivamente a pasto), Angus y Bienestar Animal. Sobre este último sello, señaló que fue la única empresa que tuvo el 100% de la vida del animal certificada.

    Agro
    2023-05-09T11:40:00