• Cotizaciones
    domingo 23 de junio de 2024

    El Festival Internacional de Jazz de Punta del Este celebra sus 28 años

    POR

    No salgo de mi casa. Para qué si tengo música, cine y libros a mano, y buen vino si llegan de visita mis amigos. No salgo de mi casa porque ya no me interesa lo que se vende para salvarnos de los males económicos y ambientales, que es pescado exclusivamente blanco o negro, en todo caso pescado podrido, sin matices. Y el mundo si algo tiene, y espero que por mucho tiempo, son matices. No salgo de mi casa salvo para cosas importantes, como visitar a mi nieto o… claro, se veía venir, para ir al Festival Internacional de Jazz de Punta del Este, que celebrará su 28º cumpleaños (reparen en esta cifra milagrosa: ¡28 años!) entre el sábado 6 y el miércoles 10 de enero de 2024. Tenés que caminar, me dicen muchas veces con razón. Bueno, si no fuera tan lejos iría caminando a la finca El Sosiego en Punta Ballena, donde se celebra el festival, una zona que debería ser declarada de interés musical para toda la vida (y propongo el nombre: Parque Francisco Yobino). Sería un largo travelling por la costa, oyendo el mar y el viento, que son la previa de la música, con paradas en casa de amigos para compartir la idea del reposo y la cultura, cada vez más necesarios, hasta llegar a ese campo agraciado con sus hermosos sonidos de grillos, mugidos de vaca y jazz.

    Un día le preguntaron a Charlie Rouse, uno de los grandes saxofonistas tenores menos conocidos, por qué había permanecido tanto tiempo con la banda de Thelonious Monk teniendo la posibilidad de emprender una carrera solista. “¿Para qué?”, respondió Rouse, “si toco la música que más me gusta junto a un genio y además él se encarga de toda la cuestión burocrática cuando salimos de gira”. Vivo Rouse. Además, Monk no se encargaba de nada, apenas le interesaba levantarse de la cama para tocar. Quien se encargaba de todos los trámites burocráticos (los pasajes de avión, la reserva del hotel, hablar con el mánager de turno y cobrar) era su esposa Nellie. En todo caso, Rouse y Monk se ganaron su comodidad a pura música. Y Nellie, el paraíso, si existe.

    Dale, dejate de historias, si a vos siempre te vimos llegar en auto al festival. Ahí tienen, claro que llego en auto. Pero mentalmente hice un travelling con pausas, la charla musical, las bromas imprescindibles, la expectativa de un año más de gran música, y no es verso. No todos los que bajan de los autos son iguales, aunque sean aminoácidos que se reproducen, se alimentan y defecan. Hay gente que baja de un auto para ir a un shopping; otros, para asistir a un festival de jazz. Los matices, siempre los matices.

    Bueno, hacé un poquito de periodismo e informanos qué tenemos este año. La banda de Paquito D’Rivera. ¿Otra vez? Ya la escuché varias veces. ¿Y qué? ¿A Bach y a Mozart hay que escucharlos una sola vez? Además, en esta oportunidad su sexteto viene con una pianista cubana, Camila Cortina, y tocarán composiciones de Bebo y Chucho Valdés (domingo 7) y de Gershwin (miércoles 10). La banda se completa con Noam Tanzer en contrabajo, Jansen Torres en percusión y Julian Miltenberger en batería, además de Diego Urcola en trompeta y Paquito en saxo alto y clarinete, que tiene 75 años y la sigue rompiendo.

    Cuba estará presente también con otro pianista, Elio Villafranca (recomendado especialmente por la revista Down Beat), para hacer en formato quinteto las músicas de Booker Ervin, Woody Shaw y Horace Silver, popes del jazz. Lo acompañarán dos aviones: Vincent Herring en saxos y Freddie Hendrix en trompeta y fliscorno, además de Edward Pérez en contrabajo y Dion Parson en batería (los cinco días, estos tipos realmente van a laburar).

    Sabor latino, señores, para calentar la nochecita si se pone fresca. Desde Venezuela llega el pianista Benito González para homenajear a Cannonball Adderley y a Duke Ellington, en compañía del saxo alto Mark Gross y la cantante Tatev Yeghiazaryan, cuya hermana Lucy estuvo en el festival anterior (el trío también se presentará los cinco días, otros laburantes).

    Camila Cortina se desprenderá de la banda de Paquito el martes 9 con un trío junto al contrabajista Noam Tanzer y al baterista Julian Miltenberger en un tributo a las mujeres compositoras cubanas, argentinas y uruguayas.

    Y el quinteto Amigos del Sosiego, con Popo Romano (contrabajo), Diego Urcola (trompeta), Nicolás Mora (guitarra), David Feldman (piano) y Julian Miltenberger (batería), ofrecerá la música de Kenny Dorham, capo dentro de los capos en la trompeta y la composición (sábado 6 y lunes 8).

    ¿Seguís escuchando jazz?, me preguntan a veces. Obvio, si es la mejor música del mundo. Tiene todo: el orden de la música clásica, la fuerza e intensidad del rock, la suavidad de cualquier buena balada folclórica y el desorden o mejor dicho la improvisación precisamente del jazz. Tiene la falsa sensación de ser igual a sí mismo, como el viento y el océano. Cinco días, a tres conciertos diarios, que arrancan a las 20. Escuchen sus matices.

    Vida Cultural
    2023-12-20T19:04:00