GACH de seguridad pide aumentar el presupuesto para medidas alternativas a la prisión de forma urgente y significativa

REDACCIÓN  

La población carcelaria de Uruguay supera largamente las 14.000 personas, con una tasa de 400 reclusos por cada 100.000 habitantes, que es la más alta de América del Sur y una de las 12 más altas del mundo. Para el Ministerio del Interior, el número en constante crecimiento muestra la eficiencia de la Policía en atrapar a los delincuentes, pero al mismo tiempo le deja una olla en ebullición cada vez más desbordada. Muertes, enfrentamientos, hacinamiento y una escasa posibilidad de recuperación obligaron a que, a partir de la Ley de Urgente Consideración, el ministro Luis Alberto Heber conformara un Grupo Multidisciplinario Técnico y Científico Honorario que desde hace más de un año lo asesora en temas penitenciarios y criminales.

Esta nota es exclusiva para suscriptores de BÚSQUEDA
Elegí tu plan y suscribite

Suscribite

¿Ya sos suscriptor? Iniciá sesión

Probá nuestro servicio, registrate y accedé a una nota gratuita.