• Cotizaciones
    viernes 12 de julio de 2024

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, tu plan tendrá un precio promocional:
    $ Al año*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, por los próximos tres meses tu plan tendrá un precio promocional:
    $ por 3 meses*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * A partir del cuarto mes por al mes. Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    Impulsan proyecto de ley para controlar consumo de cocaína en el tránsito

    La iniciativa de una diputada colorada y el subsecretario de Salud también busca establecer la tolerancia cero al cannabis a la hora de manejar

    La diputada colorada por Colonia, Nibia Reisch, y el subsecretario de Salud Pública, José Luis Satdjian, están trabajando en un proyecto de ley que busca incluir a la cocaína como sustancia a controlar para los conductores en el tránsito. Asimismo, buscan equiparar por ley la normativa vigente para alcohol al consumo de marihuana, que actualmente solo está regulado de forma genérica por un decreto de 2014, según recuerda un informe elaborado por la legisladora al que accedió Búsqueda.

    En su primer artículo, el proyecto que impulsan agrega un inciso al artículo de la ley existente que establece la tolerancia cero al alcohol: “Asimismo también estarán inhabilitados los conductores a que se refiere el inciso anterior cuando se les detecte la presencia de tetrahidrocannabinol (THC) o cocaína en el organismo”. Este es considerado el punto central de la iniciativa.

    El segundo le agrega al artículo 51 de la ley de tránsito y seguridad vial de 2007 los exámenes “de saliva” a los ya existentes de espirometría, sangre u orina. El cannabis y la cocaína son detectados mediante este tipo de test.

    Un tercer artículo sustituye un inciso existente en otro de la ley de regulación de la marihuana, estableciendo también una tolerancia cero a los conductores de vehículos para este tipo de consumo. La legislación actual establece la inhabilitación “cuando la concentración de tetrahidrocannabinol (THC) en el organismo sea superior a la permitida conforme con la reglamentación que se dictará al respecto”.

    Según dijo Reisch a Búsqueda, el disparador de su interés en el tema fue el accidente ocurrido el 4 de enero pasado en la Ruta 104 a la altura de Manantiales, en Maldonado, en el que murieron dos jóvenes argentinas de 26 y 27 años. Las pericias toxicológicas señalaron que ambos conductores, una de las víctimas fatales y el imputado, también argentino, habían consumido un cóctel de drogas que incluía metaanfetaminas, morfina, cocaína, éxtasis, cannabis, ketamina y alcohol.

    No es ese el único motivo. “En pueblo chico, infierno grande”, indicó la legisladora. En las ciudades del interior, contó, muchas veces se sabe que determinadas personas manejan bajo el efecto de drogas, pero los controles solo abarcan al alcohol. “Nosotros queremos ver de llevar el control a otro tipo de drogas”, afirmó.

    La confección del proyecto también estuvo precedida de un pedido de informes realizado por la diputada colorada a la Dirección Nacional de Policía Caminera (DNPC). La respuesta muestra que entre 2020 y 2022 se detectaron 858 espirometrías positivas en 12.387 accidentes en rutas nacionales, un 7% del total. En ese mismo período, las espirometrías positivas estuvieron en 29 de 927 siniestros fatales, un 3,12%.

    En 104.026 operativos de rutina realizados por la Caminera durante esos mismos años, se registraron 486 espirometrías positivas en rutas nacionales. Acá el porcentaje es sensiblemente menor: menor al 0,5%. Paralelamente, se realizaron entre 2020 y 2022 apenas 149 test de THC (10 en 2020, 60 en 2021 y 79 en 2022).

    Según la fundamentación del proyecto, el objetivo de la tolerancia cero en el alcohol fue reducir la cantidad de siniestros. Esto incluso fue avalado positivamente por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), cuando en la actual administración se planteó su revisión. “Resulta incoherente limitar a cero el consumo de alcohol y no hacerlo con las drogas, cuyos resultados son iguales o peores”, se indica en referencia a la marihuana y la cocaína.

    Esto se refuerza con que, de acuerdo con información brindada por la Unidad Nacional de Seguridad Vial (Unasev), los equipos que detectan consumo de drogas solo emiten resultado positivo o negativo y no arrojan valores numéricos. Por lo tanto, se indica, la prohibición de consumir al manejar debe ser total, como en el caso del alcohol, y alcanzar rango legal.

    Antecedentes

    “Nibia me contactó por este tema. La idea es trabajar con base en mi proyecto. Luego se verá desde dónde sale”, dijo a Búsqueda el viceministro de Salud, Satdjian.

    El jerarca había presentado ese proyecto siendo diputado del Partido Nacional, en marzo de 2016. Según expresó entonces, solo el artículo 41 del decreto 120 de 2014 aludía de forma “muy imprecisa” al consumo de marihuana en el tránsito. En declaraciones formuladas en ese tiempo a El Espectador, Satdjian dijo que el texto “no establece un límite predeterminado y lo deja librado a si puede afectar la capacidad de manejo”.

    Durante la anterior administración, la Unasev respondió que esa norma ya habla de capacidad afectada cuando “se detecte la presencia de THC en el organismo”. Consultado por Búsqueda, el actual presidente de la Unidad, Alejandro Draper, indicó que “la marihuana ya tiene normativa específica, al igual que el alcohol, y se controla regularmente desde hace muchos años”. Respecto a la cocaína, dijo estar trabajando “en un marco similar al del alcohol y el cannabis”, ya que se considera “necesario”.

    En mayo de 2022, ocupando interinamente el cargo de ministro, el jerarca anunció un nuevo impulso. “Lo presentamos en el 2016 y en aquel momento las autoridades entendieron que no era el momento, las autoridades de Unasev y las autoridades sanitarias. Entendían que no era el momento o no se podía llevar a la práctica, pero estamos convencidos de que es el camino a seguir, porque así como está el correcto control de consumo de alcohol, así tiene que ser con el consumo de cocaína. Penado y controlado de la misma forma que el consumo del alcohol”, dijo entonces. Tampoco hubo un avance. Ahora hay un nuevo intento.

    Información Nacional
    2023-11-08T19:49:00