• Cotizaciones
    viernes 12 de julio de 2024

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, tu plan tendrá un precio promocional:
    $ Al año*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, por los próximos tres meses tu plan tendrá un precio promocional:
    $ por 3 meses*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * A partir del cuarto mes por al mes. Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    Inddhh analiza denuncia por cambios normativos en el trámite de pasaportes tras “caso Marset”

    Ciudadana uruguaya que tendrá mellizos en Georgia sostiene que enfrentará requisitos discriminatorios para que sus hijos obtengan el documento uruguayo como consecuencia de un decreto aprobado en 2022

    En 2019 una uruguaya fue madre en Georgia, un país rodeado por el mar Negro y ubicado en el límite entre Europa y Asia que fue una república soviética. Allí Uruguay no tiene consulado, por lo que para obtener el pasaporte de su bebé debió recurrir a la cooperación internacional de otro país del Mercosur, Brasil, que sí tiene uno. Con la partida de nacimiento —que acreditaba que junto con su esposo eran los progenitores del recién nacido— en la sede diplomática le tomaron las huellas, en tres semanas recibieron el documento y pudieron viajar a Uruguay. La gestación fue por subrogación de vientre, por lo cual precisaban el pasaporte para regresar, aunque el trámite hubiera sido el mismo si se trataba de un embarazo propio.

    En febrero de 2024 ella y su pareja tendrán mellizos; será otra vez en Georgia y por subrogación de vientre. La celeridad con que obtuvieron el pasaporte uruguayo de su hijo en 2019 no se repetirá porque las exigencias aumentaron el año pasado mediante cambios normativos derivados del caso del narcotraficante uruguayo Sebastián Marset y de la trama por la que ciudadanos rusos obtenían ese documento uruguayo, en la que participaba el excustodio presidencial, Alejandro Astesiano.

    Con la firma del presidente Luis Lacalle Pou y los entonces ministros de Relaciones Exteriores Francisco Bustillo y de Interior Luis Alberto Heber, el 6 de setiembre de 2022 se publicó el decreto Nº 281, que estableció como nuevo requisito que la partida de nacimiento se inscriba previamente en Uruguay, entre otras modificaciones.

    En los considerandos se señala que desde el gobierno estimaron conveniente “readecuar y ajustar la normativa” para “brindar mayores garantías y seguridad” que tiendan a “evitar actos ilegales” de quienes poseen pasaportes uruguayos, “tales como huir y eludir enjuiciamientos o facilitar otros crímenes o delitos”.

    La normativa determina que el Ministerio de Relaciones Exteriores es el organismo con competencia en la expedición de pasaportes a través de los funcionarios consulares. El 27 de setiembre de 2023 la pareja se comunicó con la Oficina de Asistencia al Compatriota y Servicios a la Comunidad de Cancillería, que había colaborado en la ocasión anterior, para iniciar los trámites de obtención del pasaporte para sus nuevos hijos. Desde esa dependencia les informaron sobre el cambio normativo.

    “Se ha modificado el decreto de solicitud de pasaportes comunes agregando nuevos requisitos (…), se deberán inscribir las partidas de nacimiento extranjeras, legalizadas o apostilladas y traducidas en el Registro Civil uruguayo”, establece la respuesta del Departamento de Documentación de Viaje del Ministerio de Relaciones Exteriores del 2 de octubre a la que accedió Búsqueda.

    Para la pareja damnificada, los cambios implican “clara discriminación y perjuicios”, porque los requisitos son diferentes si el país tiene o no consulado uruguayo acreditado. El hecho de que sus hijos vayan a nacer en Georgia los obliga a atravesar actos administrativos “más complejos y de un tiempo considerablemente mayor”, según establece la denuncia que presentó en la Institución Nacional de Derechos Humanos (Inddhh) el 16 de octubre.

    Según explican en ese texto, si se hiciera la subrogación de vientre en Washington, Estados Unidos, donde existe sede diplomática de Uruguay, recibiría el pasaporte en menos de 30 días porque cuentan con un sistema específico para hacerlo en la página web. Sin embargo, en el país norteamericano la maternidad subrogada cuesta el doble que en Georgia, por lo que no está dentro de sus posibilidades.

    El departamento dentro de la Dirección de Asuntos Consulares indicó, además, que “debido al idioma en el cual se expide el documento”, el georgiano, “no es posible” que la Embajada de Uruguay en Rumania realice la inscripción, por lo que deben enviar esos documentos a un familiar o un gestor en Uruguay para que proceda a realizar la inscripción en el Registro Civil. Luego, “se expedirá una partida uruguaya digital que dará inicio a la tramitación del pasaporte común en el exterior”, un trámite que “demora meses”, reconocieron. Por tanto, le plantearon que considere el plazo de estadía en Georgia “hasta que se resuelva su situación”.

    Más allá del acto administrativo, está en juego el tiempo de permanencia en el exterior, en un país con un idioma que desconoce, al cuidado de dos bebés recién nacidos e indocumentados para viajar y un niño de cuatro años y sin familiares o allegados que la auxilien, relató la mujer a Búsqueda. Debería esperar el nacimiento de los mellizos para solicitar la partida de nacimiento a los cinco días y esperar a que sea emitida con la legalización y la traducción, solicitar el número en la página web para inscribirla con una demora aproximada de 30 días, luego mandar el documento a Rumania y permanecer en Georgia por el tiempo necesario para la finalización del denominado “operativo pasaporte”.

    “Todo lo anterior, implica tiempo y una demora angustiante de sobrellevar en el exterior”, escribió en un correo dirigido al exministro Bustillo y al vicecanciller Nicolás Albertoni, enviado el 5 de octubre, del cual no recibió respuesta ni acuso de recibo.

    El reclamo de la denunciante fue admitido en la sesión de Directorio de la Inddhh del martes 31 de octubre, confirmó a Búsqueda el coordinador del área de Defensoría del Pueblo, Gianni Di Palma. Como primer paso, el organismo intercederá con las autoridades competentes para “auxiliar” a la ciudadana y “acortar” los tiempos de espera y tramitación de los pasaportes uruguayos a los hijos de la denunciante, porque su situación “parece legal” dentro de los cambios impuestos por el último decreto, realizados en un “contexto particular”.

    Luego, señaló Di Palma, podrán analizar la posibilidad de sugerir a las autoridades que determinen un “mecanismo alternativo” para resolver eventuales casos similares que puedan aparecer.

    Información Nacional
    2023-11-08T19:35:00