• Cotizaciones
    sábado 13 de julio de 2024

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, tu plan tendrá un precio promocional:
    $ Al año*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, por los próximos tres meses tu plan tendrá un precio promocional:
    $ por 3 meses*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * A partir del cuarto mes por al mes. Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    Jornada de bronca y estupor donde oficialismo y oposición querían la cabeza de Bustillo

    La renuncia de Francisco Bustillo como canciller en la noche del miércoles 1°, horas después de las revelaciones ante la Fiscalía de la exsubsecretaria de Relaciones Exteriores Carolina Ache, divulgadas por Búsqueda, fue precedida de una rara unanimidad del sistema político. Propios y ajenos habían pedido, internamente unos y públicamente otros, que rodara su cabeza.

    “Esta circunstancia amerita destituciones inmediatas. Y aunque es tardío, algo es algo”, dijo en rueda de prensa el presidente del Frente Amplio, Fernando Pereira, rodeado de legisladores y autoridades partidarias. “La mentira habla por sí sola”, agregó. Esto fue luego de una reunión urgente del secretariado ampliado en la Huella de Seregni. Todavía no se había hecho pública la renuncia del canciller.

    Pereira reclamó al presidente Luis Lacalle Pou que volviera al país “lo antes posible” a “hacerse cargo”. El mandatario viajaba a Washington, donde este jueves 2 se reúne con su par de Estados Unidos, Joe Biden. Asimismo, subrayó que “no se puede esperar otra medida” del Frente Amplio “que por los canales institucionales”, para “poner el hombro para reconstruir la institucionalidad del país, que quedó muy dañada”.

    Consultado por periodistas, Pereira precisó que se piden destituciones y no renuncias porque “hubo faltas graves”. Una vez conocida la dimisión de Bustillo, Pereira añadió que también deberían dejar su cargo el ministro del Interior, Luis Alberto Heber, el subsecretario de Interior, Guillermo Maciel, y el asesor presidencial Roberto Lafluf.

    En sus declaraciones ante el fiscal especializado en Delitos Económicos y Complejos Alejandro Machado, que investiga la entrega de un pasaporte uruguayo al narco Sebastián Marset, Ache había dicho que en noviembre de 2022 Bustillo intentó convencerla de que no entregara los mensajes que al respecto había intercambiado con Maciel, tal como había pedido la Justicia. Incluso proporcionó grabaciones del diálogo entre ambos en los cuales el canciller hasta le sugiere que declarara “perdido” su celular. Señaló que Lafluf le sugirió, en un encuentro en Torre Ejecutiva, que validara información falsa y que borrara mensajes. También afirmó que el asesor le admitió haber destruido un documento que estaba incorporado en un expediente en el Ministerio de Relaciones Exteriores.

    En una jornada frenética, políticos de la oposición se habían expresado durante la tarde en tonos mucho más duros que los que usaría en la noche Fernando Pereira. “No se perdió el celular, lo que se perdió fue la vergüenza”, dijo en su cuenta de X la intendenta de Montevideo e inminente precandidata a la presidencia, Carolina Cosse. “Supuestas mentiras, ocultamientos, intentos de destrucción de pruebas. Todo desde las alturas del gobierno. ¿De cuánto más nos tenemos que enterar para asumir la extrema gravedad de esta crisis?”, afirmó por la misma vía su par de Canelones y también precandidato, Yamandú Orsi. “Gobierno más turbio no había”, señaló a su vez el senador Alejandro Sánchez.

    Pero la indignación estaba muy lejos de limitarse a la oposición.

    Irremontable

    “Los senadores braman, hay mucha calentura”, dijo a Búsqueda una fuente del gobierno a pocas horas de la publicación de la información con los audios entre Bustillo y Ache.

    La presidenta en ejercicio, Beatriz Argimón, se comunicó de inmediato con Lacalle Pou, aún en viaje a Washington, y lo fue actualizando de las repercusiones locales de una noticia que cayó como una bomba demasiado estruendosa también en el oficialismo.

    Mientras tanto, las conversaciones entre los más altos dirigentes se sucedían. “Esto es irremontable”, evaluó un integrante del gabinete. Un grupo de senadores blancos fueron intercambiando sus puntos de vista. El común denominador era la “calentura” por esta situación.

    Muchos dijeron sentirse “traicionados”, se quejaron de que el canciller les “mintió en la cara” cuando fue al Parlamento y en una reunión previa para analizar el tema en el Prado. En esa instancia en el Poder Legislativo de agosto de 2022, cuando Heber y Bustillo fueron interpelados por el “caso Marset”, ambos señalaron desconocer que este narcotraficante había solicitado un pasaporte mientras se encontraba preso en una cárcel de Emiratos Árabes Unidos, en octubre de 2021.

    En la tarde, horas antes de la renuncia de Bustillo, los legisladores se debatían en si se debía pedir solo la destitución del ministro o “que se vayan todos”, en alusión a Heber, Maciel y Lafluf, tal como pedían sus pares del FA.

    Francisco Bustillo y Carolina Ache en Torre Ejecutiva, julio de 2022. Foto: Daniel Rodriguez /adhocFOTOS

    Fuera de contexto

    Luego de conocida la renuncia, el excanciller Bustillo manifestó en un comunicado que “no hubo nada ilegal en la tramitación del pasaporte” de Marset, en cuyo procedimiento dijo no tener “participación ni conocimiento alguno”. También negó haber mentido en la interpretación parlamentaria.

    “La Dra. Ache descontextualizó conversaciones y obró de mala fe”, expresó.

    En otro pasaje dijo que si bien las cosas “no son como se las ha mostrado”, estas “resultan suficientemente sensibles como para haberle presentado la inmediata renuncia al señor presidente”. Finalmente, dijo que estará a disposición de los medios una vez declare ante la Fiscalía, lo que ocurrirá el viernes 3, “para echar luz sobre la veracidad de lo actuado y sobre el distorsionado relato que se ha brindado”.

    En marzo de 2022, la dilación a la hora de añadir la firma de Uruguay a un pronunciamiento de la Organización de Estados Americanos sobre la invasión rusa a Ucrania causó un tembladeral que reflejaba que Bustillo no tenía apoyos en la coalición de gobierno y enfrentaba turbulencias internas en el Ministerio de Relaciones Exteriores. El respaldo que tenía era el del presidente Lacalle Pou. Ese apoyo, que continuó durante los primeros meses del “caso Marset”, se terminó de agotar este miércoles.

    Información Nacional
    2023-11-02T00:06:00