• Cotizaciones
    martes 16 de julio de 2024

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, tu plan tendrá un precio promocional:
    $ Al año*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, por los próximos tres meses tu plan tendrá un precio promocional:
    $ por 3 meses*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * A partir del cuarto mes por al mes. Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    La Coalición Republicana readaptó su estructura de los documentos fundacionales de la Concertación

    Los textos están adaptados a la aparición de “nuevos comensales” que integran la alianza; en sus principios se eliminó una referencia a la “familia” como “base de la sociedad”

    Los socios de la coalición oficialista llevan meses negociando el alcance de sus alianzas departamentales para tratar de ganar la mayor cantidad de intendencias en las elecciones del 2025. A fines del año pasado el esfuerzo tuvo un mojón clave después de registrar con éxito ante la Corte Electoral al partido Coalición Republicana.

    Esa herramienta electoral tiene como antecedente directo al Partido de la Concertación, al punto que sus creadores copiaron buena parte de sus documentos fundacionales, aunque incorporaron algunos cambios para adaptarlos al hecho de que los socios potenciales son cinco y no dos, como en su versión de 2013, según las consultas de Búsqueda.

    La coalición montevideana no tuvo éxito ni en 2015 ni en su segundo intento en 2019, cuando por un problema de organización no logró juntar los 500 votos necesarios en las internas como para que el Partido de la Concertación pudiera competir en las departamentales. En ese entonces, ya con Cabildo Abierto, debió usar el lema del Partido Independiente para pelear sin éxito en la capital.

    Ahora, sin embargo, el planteo llega recargado: comparecer además en Canelones y Salto, donde también gobierna el Frente Amplio, y eventualmente en otros departamentos donde los blancos ganaron por escaso margen. Así, el 29 de diciembre, dirigentes de los partidos de la actual coalición de gobierno a nivel nacional anunciaron que habían culminado el proceso de inscripción en la Corte Electoral.

    Como ocurrió en 2014 e infructuosamente en 2019, las alianzas departamentales implicaron crear un partido con todas sus formalidades, aunque su autonomía en realidad será ficticia, en la medida en que su único objetivo será aglutinar a los partidos de la coalición bajo un mismo lema y sus decisiones quedarán sujetas a lo que definan los socios.

    Pero, como cualquier partido político que aspira a participar en el proceso eleccionario, la Coalición Republicana debió cumplir las exigencias burocráticas de la Corte Electoral: presentar una Carta Orgánica y un Programa de Principios. Los dirigentes oficialistas optaron por no “innovar” y presentar algunos de los documentos prácticamente iguales a los que usó el Partido de la Concertación cuando fue inscripto 10 años atrás.

    Así, por ejemplo, la Carta Orgánica del partido es casi la misma que la que había sido presentada por la alianza entonces blanquicolorada que conformó el Partido de la Concertación, en la previa del período electoral de 2014-2015. La carta orgánica del partido Coalición Republicana tiene 49 artículos, y cada uno de ellos regula exactamente lo mismo que los del documento presentado 10 años atrás.

    El texto, no obstante, tiene algunas diferencias. Una es de nomenclatura: en vez de existir un “consejo directivo nacional” este organismo pasa a llamarse “consejo ejecutivo nacional”. Lo mismo ocurre con los “consejos directivos departamentales”, que pasan a denominarse “ejecutivos departamentales”. Según explicó una fuente que participó en el armado de la documentación a Búsqueda, el criterio fue “tomar algo que ya estaba acordado anteriormente entre los partidos tradicionales” y, fundamentalmente, “no innovar en algo que ya estaba pronto y había tardado tiempo en ser redactado”.

    La Carta Orgánica sí tiene algunos cambios en la conformación de los órganos políticos. Los artículos 15 y 16 refieren a que la integración del Consejo Ejecutivo Nacional del nuevo partido tiene nueve integrantes y no ocho como su antecesor. Según explicaron las fuentes, esto se debe a que los coaligados son cinco partidos y no dos como en 2014. Lo que antes se dividía entre blancos y colorados ahora tendrá otra distribución: el Ejecutivo tendrá tres blancos, dos colorados, dos cabildantes, un representante del Partido Independiente y uno del Partido de la Gente.

    Los socios acordaron también ampliar la comisión fiscal provisoria, que pasó de cuatro a cinco miembros. “En la práctica, hubo que ajustar los documentos a los nuevos comensales de la mesa”, dijo la fuente, en referencia a Cabildo Abierto y, en menor medida, al resto de los socios. También hay cambios en la conformación de los ejecutivos departamentales.

    El cambio más visible está en la declaración de principios del nuevo partido, un poco menos escueto que el documento presentado 10 años atrás, redactado de forma muy sintética con 10 puntos. Los “principios” son los mismos, tiene referencias a los “valores artiguistas” establecidos en las Instrucciones del año 1813, resalta el aspecto “liberal” del partido, así como la defensa de la “independencia” y de la democracia.

    El texto dice que el grupo político rechaza la violencia y adhiere al cumplimiento de los derechos humanos, especialmente en “niños, niñas y adolescentes” (aunque se quita una referencia a la “familia” como “base de nuestra sociedad”); se fija como objetivo la descentralización del país y se asegura que la política exterior estará en función del “interés nacional”.

    El nuevo documento incluye más énfasis en temas ambientales y además manifiesta su “rechazo absoluto a cualquier tipo de discriminación y exclusión de personas o colectivos”.

    Información Nacional
    2024-01-03T23:10:00