• Cotizaciones
    miércoles 05 de junio de 2024

    Los bancos pasaron de un año “desafiante” a otro “más prometedor”

    Memorias anuales y cartas a accionistas señalan que en 2023 siguió resintiéndose la competitividad por el dólar y ven una “prueba” a la “prudencia” fiscal por el ciclo electoral

    Ya corrió más de un cuarto del 2024, aunque por estas semanas los bancos están completando las formalidades del ejercicio pasado, con asambleas de accionistas y la presentación de sus memorias anuales. Hacen en general un balance positivo sobre el negocio y los resultados de 2023 —en particular, dado el contexto “desafiante”— y proyectan un panorama económico y del sector también halagüeño para este año. Asimismo, deslizan ciertas interrogantes asociadas al ciclo electoral: ¿habrá “discrecionalidad” en el manejo fiscal?

    Esos documentos, leídos por Búsqueda, en general incluyen, como contexto del negocio, un análisis de la economía internacional y de la local en el ejercicio que acaba de cerrar y en algún caso plantean proyecciones propias acerca de la macroeconomía uruguaya. Además, con más o menos detalle, las memorias y las cartas del directorio explican la evolución de su banco, así como las acciones tomadas en distintas áreas, incluidas algunas para abatir costos (como el plan de retiros incentivados implementado en Scotiabank). Y con entidades financieras cada vez más omnicanales, la tecnológica ha ganado relevancia en los últimos años.

    En su memoria, Itaú señala que en 2023 aumentó los créditos, mientras que en depósitos solo crecieron los nominados en pesos (12%). En ese sentido, explica que la mejora de los rendimientos de los valores en renta fija supuso un contexto “desafiante” para captar ahorros en moneda extranjera.

    En el segmento de pequeñas y medianas empresas, el banco de origen brasileño asegura que tuvo un récord en la captación de nuevos clientes.

    En el mensaje a los accionistas la institución ratifica el “fuerte compromiso de Itaú de continuar con una estrategia de desarrollo en Uruguay”, así como expectativas a futuro de “seguir creciendo”.

    BBVA Uruguay realizó su asamblea de accionistas el 29 de abril. La carta del presidente señala que el ejercicio pasado “presentaba grandes desafi´os y oportunidades”. En materia de negocios, Alberto Charro destaca el “potente y continuo crecimiento en clientes” (5,4%), de los cuales 39.902 fueron digitales, y el incremento de 11,2% en la cartera de créditos. La memoria anual resalta la “muy destacable performance” en el área de préstamos para el consumo, que llevaron a una suba de 23% en la cuota de mercado de la mano de los acuerdos con comercios para financiación de bienes y servicios. Los depósitos en pesos en esta institución aumentaron 7,1%, pero en dólares se retrajeron 3,3%.

    Casi el 70% de los productos y servicios de BBVA fueron canalizados vía digital. Eso fue gracias a “importantes mejoras, en particular en apertura de cuentas de pagos de sueldos y el lanzamiento de apertura de cuenta y tarjeta digital en forma simultánea en acuerdo con un destacado partner”, relata.

    Para la economía uruguaya en 2024 ese banco preve´ un crecimiento de 3,8% respecto al año anterior, en parte por “el impulso del fin de la sequi´a, asi´ como el comienzo de la produccio´n de la tercera planta de celulosa y la evolucio´n de la refineri´a de Ancap”.

    Guillermo Álvarez-Calderón, presidente de Scotiabank, repasa en la carta a los accionistas la marcha de la economía global y la uruguaya. Alude a la baja del precio del dólar y afirma que la “competitividad volvió a resentirse, impactando en distintos planos de la actividad económica”. Como “nota positiva”, agrega que el mercado laboral “se mostró dinámico” el año pasado.

    Junto con la enumeración de varios datos del negocio del banco positivos y “récords”, el ejecutivo consigna que los gastos aumentaron 9,2% por un plan de retiro incentivado que a futuro le generará a Scotia “ahorros significativos” y mejora de la productividad. Fue, también, el año de “transformación digital más profunda”.

    Santander refiere en su informe anual a una economía uruguaya que tuvo en 2023 un aumento “moderado” por la sequía y la finalización de la obra de UPM 2, lo que contrastó con los “resultados destacados” en el mercado laboral. También aludió al efecto cambiario, curiosamente, con la misma frase que Scotia: “La competitividad volvió a resentirse, impactando en distintos planos de la actividad económica”.

    Consigna una ganancia de US$ 177 millones, 63% mayor en dólares corrientes que la del ejercicio anterior. Este resultado estuvo “apoyado en mayores ingresos” y “gastos controlados a pesar de unas provisiones que crecen en línea con una mayor cartera”. La morosidad en Santander siguió en “niveles bajos”, de 1,7%.

    Para el 2024, la filial del banco de accionistas españoles proyecta un “crecimiento sólido” del negocio.

    HSBC resalta lo exitoso de su estrategia y el “enorme crecimiento del negocio” verificado en los últimos años. Favorecido por las altas tasas internacionales, “excelentes resultados por operaciones” y costos “controlados”, en 2023 tuvo una ganancia antes de impuestos de US$ 55 millones. La rentabilidad calculada sobre el patrimonio (ROE) fue de 39%, la más alta “entre los bancos privados a nivel nacional”.

    El banco acota un comentario acorde al momento político: en el 2024 se “pondrá a prueba la prudencia de la política fiscal ante la posible discrecionalidad en las finanzas durante el ciclo electoral”.

    Por su lado, Heritage destaca en la memoria que sus “volúmenes de negocio y de actividad” continuaron creciendo en 2023.

    En su informe de gestión, el Banco de Desarrollo Económico y Social (Bandes) de Venezuela describió que en 2023 la economía uruguaya tuvo un “crecimiento magro” por la “gran sequía” y la disminución de consumo debido a “diferenciales de precios con países vecinos”. Para el año en curso espera un “panorama diferente y más prometedor”, ya sin los efectos de esos “shocks negativos”.

    En este contexto, relata, logró acuerdos que permitieron una “reorganización interna —en el marco de un plan estratégico aprobado en 2022—, “que lo colocan a futuro en una situación ma´s ventajosa en términos de eficiencia y reducción de gastos”. El personal se redujo a 103 empleados y “se continuó´ apoyando la fusión de sucursales”.

    También resalta que sus indicadores de solvencia y liquidez “se mantienen en altos niveles, superando ampliamente los requerimientos normativos”.

    El negocio del Bandes se achicó. En 2023 se dio una contracción de la cartera de créditos vigentes del sector no financiero a lo largo del an~o, de US$ 65,5 millones en diciembre de 2022 a US$ 43,4 millones un año después. “Esta reducción es parte de la adaptación a la nueva estructura operativa del banco y un reajuste en el proceso de concesión de créditos”, explicó.

    El informe menciona que la filial del banco venezolano “arrojo´ un resultado neutro”. Marcó que las pérdidas por previsiones se elevaron a US$ 2,4 millones, motivadas por el aumento de los créditos vencidos, en parte por la “reestructura corporativa. Ante esta contingencia, la entidad concentro´ en los u´últimos meses sus esfuerzos en la gestión de la morosidad, el tratamiento de la mora temprana y la recuperación de la cartera vencida”.

    A su vez, el stock de depósitos al cierre del ejercicio 2023 disminuyo´ en US$ 22,3 millones, que se concentró en las sucursales fusionadas.

    Públicos

    El Banco República todavía no presentó su memoria anual, aunque sí un acta de febrero en la que consigna la aprobación por parte del directorio del balance general de 2023. En una reciente entrevista con Búsqueda, su presidente destacó ese ejercicio como “el mejor de la historia” para la institución, levemente superior a los US$ 600 millones.

    Por su lado, con un incremento de 42% en cantidades respecto a 2022, el Banco Hipotecario (BHU) cerró el 2023 como “líder del mercado en el flujo de otorgamiento de créditos a la vivienda en UI (unidades indexadas) a plazo mayor a tres años”, así como en stock de cartera.

    El BHU plantea que el contexto planteado para 2024, “en conjunto con la implementación de la Ley 20.237, la mayor competencia en el mercado hipotecario y los proyectos operativos que el banco ha definido plantean desafíos importantes” para la institución. Esa norma, aprobada en diciembre pasado y reglamentada en abril, estableció quitas y condonaciones para deudores en unidades reajustables (UR) del banco y de la Agencia Nacional de Vivienda.

    “En ese contexto, el BHU se encuentra trabajando ordenadamente en la implementación que permita cumplir con lo dispuesto en la ley, centrando las acciones en el marco de un proyecto denominado Deudores UR, cuyo objetivo es dar cumplimiento a las distintas soluciones” planteadas en los plazos establecidos que se dispongan, señala la memoria (ver nota en página 27).

    La presidenta del Hipotecario, Casilda Echevarría, se opuso firmemente a la aprobación de la ley ante los perjuicios patrimoniales que le acarrearían al banco.

    Conforme con la memoria, el resultado del ejercicio de 2023 “se vio afectado por la previsión realizada” a partir de la ley aprobada para dar solución a la situación de los deudores en UR, agrega. De esta forma, el ROE cerró el año en 1,76%; de no haberse realizado esa previsión por incobrabilidad el ROE hubiese sido de 7,91%. Por el mismo factor se vio afectado el ratio de rentabilidad sobre activos (0,84%).

    Economía
    2024-05-15T19:55:00