• Cotizaciones
    sábado 22 de junio de 2024

    MGAP sugirió “profundizar” en medición ambiental e Inac alertó sobre “condicionar” el desarrollo

    El organismo advirtió que el “crecimiento” de las carnes “podría verse afectado por los compromisos ambientales”

    Atentos a que los compromisos internacionales que Uruguay asume en emisiones de gases de efecto invernadero, protección de áreas naturales, entre otros, tienen “consecuencias directas en el desarrollo” del sector pecuario, directivos de gremiales del agro, autoridades del Ministerio de Ganadería (MGAP) y el Instituto Nacional de Carnes (Inac) realizaron diferentes gestiones e intercambios, que comprendieron notas oficiales, reuniones y algunas llamadas telefónicas en los meses recientes.

    Eso revela discrepancias entre los distintos actores públicos y privados, así como entre los ministerios involucrados, principalmente por las metas que deberá cumplir el país a partir de los acuerdos establecidos en las emisiones de bonos verdes.

    Uno de los planteos de mayor énfasis que se realizaron apuntó a los métodos de cálculos de las mediciones del impacto de la ganadería en las emisiones de gases de efecto invernadero, especialmente del metano, y a la necesidad de actualizarlos, lo que incluyó ciertas sugerencias a las dependencias públicas correspondientes.

    En ese sentido, el entonces ministro interino de Ganadería, Ignacio Buffa, remitió una nota al Sistema Nacional de Respuesta al Cambio Climático (Snrcc), fechada el 10 de octubre de 2023, a la que accedió Agro de Búsqueda.

    En la misma señaló que el inventario de gases de efecto invernadero (Ingei), el cual reporta la emisión de los distintos sectores, es el instrumento que los países cuentan para reportar sus emisiones ante la Convención Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático (Cmnucc).

    Para el cálculo de las emisiones se utiliza la métrica establecida por el Panel Intergubernamental en Cambio Climático (IPCC), el cual establece factores de calentamiento global dependiendo del gas y flujo de actividad con un horizonte de 100 años, indicó.

    Acotó que la métrica determina la capacidad de absorción de energía de los gases y también el tiempo de vida del gas. En tal sentido, “sabemos que el metano absorbe mucha más energía que el CO2 (dióxido de carbono), pero el tiempo de vida es muchísimo menor”, sostuvo Buffa.

    Planteó que “sin perjuicio de eso, la ciencia a nivel nacional y global continúa investigando otras formas de reportar las emisiones, especialmente para aquellos gases de corta duración, como el metano”.

    Y “según ciencia más actualizada, la métrica GWP (potencial de calentamiento global) sería la mejor forma de representar los casos cuando el metano mantiene niveles de emisión estables o cuando se hacen esfuerzos por mitigar emisiones, ya que GWP100 podría estar sobreestimándolos”, advirtió.

    “Teniendo en cuenta que en la matriz de emisiones de Uruguay, y en particular de la ganadería tiene muy altas implicancias en metano”, el jerarca del MGAP sugirió que “es necesario profundizar en estudios de este tipo para determinar a nivel nacional las implicancias de agregar en el inventario de gases de efecto invernadero un reporte que tome en consideración la utilización de esta métrica”.

    “Solicitamos formalmente ante el Snrcc incluir como prioritario en los grupos de proyectos del sistema estudios al respecto y poder convocar a nivel nacional a los académicos de referencia para que puedan aportar su experticia en el tema y realizar una recomendación al grupo de coordinación del Snrcc”, según consta en la nota.

    Crecimiento afectado

    En tanto que el Inac, en una nota oficial dirigida al ministro de Ganadería, Fernando Mattos, y fechada el 5 de diciembre, recordó que el organismo tiene trazado un plan estratégico al 2030, que aspira al crecimiento y desarrollo de las cuatro principales cadenas cárnicas de Uruguay: bovinos, ovinos, aves y cerdos.

    “El crecimiento de todos estos sectores podría verse afectado por los compromisos ambientales que el país asume”, advirtió en la misiva a la que accedió Agro de Búsqueda.

    Sostuvo que la junta directiva del Inac entiende que “es importante construir la política de carnes en conjunto con el MGAP, de modo que los estímulos económico-financieros para la adopción de las mejores prácticas ganaderas lleguen a aquellos que deben adoptarlas, para mejorar la ecuación en conjunto”.

    En ese marco, el organismo solicitó a esa secretaría de Estado que “en la elaboración de las próximas Contribuciones Nacionalmente Determinadas o cualquier otra negociación internacional en la materia, el Inac sea consultado antes de asumir compromisos que puedan condicionar el desarrollo del sector y, por lo tanto, de la economía uruguaya; en particular con respecto a los límites absolutos de emisión de gases más importantes (metano y óxido nitroso), biodiversidad, gestión de recursos hídricos y al uso del campo natural como un recurso productivo clave en el proceso de cría y recría de bovinos y ovinos”.

    Uruguay representa el 0,044% de la población mundial, sus emisiones de gases de efecto invernadero representan 0,0333%, lo que significa que por un lado el aporte del país al conjunto –en términos absolutos– es insignificante, y por otro, la presión ambiental de cada uruguayo es 25% inferior al promedio mundial, señaló.

    Consideró que el perfil de emisiones de Uruguay medido en equivalente de CO2 indica que el 75% proviene del sector agricultura, forestación y otros usos de la tierra, y de estos las dos terceras partes es metano.

    Por lo que “la emisión de gases de efecto invernadero está estrechamente asociada a la matriz económica, social e identitaria” de Uruguay, sostuvo.

    Propuso además la conformación de un grupo técnico de alto nivel para la elaboración conjunta de la futura propuesta del sector cárnico a las autoridades del Snrcc.

    Inac pidió al MGAP que se le informe de “las características técnicas de los préstamos condicionados al desempeño ambiental de la ganadería que se concretaron recientemente, para evaluar sus consecuencias en el sector”.

    Integrantes del Inac, tanto productores, industria frigorífica y técnicos, advirtieron que los compromisos ambientales firmados por Uruguay “cercenan” a la cadena cárnica.

    Los cuestionamientos apuntaron a lo “muy poco a cambio” que ofrecen los compromisos ambientales vinculantes a la producción ganadera en el marco de la emisión de bonos soberanos asociados a indicadores ambientales, que realizó el Ministerio de Economía en octubre de 2022.

    Agro
    2023-12-26T19:29:00