• Cotizaciones
    martes 04 de junio de 2024

    Madrid esquina Montevideo: la Banda Sinfónica, la Comedia Nacional y el Solís unen esfuerzos en “La Gran Vía”

    “Poco antes de iniciarse el siglo XX, en Madrid saltó una noticia por sorpresa que no dejó indiferente a nadie. El Ayuntamiento de la capital iba a construir una gran calle que atravesaría el centro de la ciudad, una gran avenida que quería sustituir a un sinfín de pequeñas y tortuosas calles envejecidas y deterioradas. Esta noticia se convirtió en el tema de conversación de toda una ciudad, diría mejor, de todo un país. Partidarios y detractores del proyecto se enzarzaban en acaloradas discusiones sobre la oportunidad y viabilidad del proyecto”. Así relata la directora teatral española Amelia Ochandiano la génesis de La Gran Vía, obra teatral musical en clave de zarzuela que se estrenará en el Teatro Solís el sábado 23 y que será el último plato fuerte de la programación del teatro y de sus elencos estables en la temporada.

    Ya es un clásico de fin de año: desde 2017 el Solís reedita la pasión popular por un género lírico que en algún momento pareció perimido: durante la última semana del año la Banda Sinfónica de Montevideo (BSM) produce una zarzuela (término que engloba a la lírica popular española) con puesta en escena de gran porte en la sala mayor de la ciudad en alianza con la Comedia Nacional. En estos años, en títulos como La verbena de la paloma (2017), La revoltosa (2019) y La del manojo de rosas (2021), se pudo apreciar que, como todas las expresiones artísticas y escénicas, la zarzuela y sus géneros afines son un formato escénico con gran potencial artístico. En 2022, con La bella Helena, la zarzuela dejó ese espacio a la opereta (ópera cómica). Con el impulso de Martín Jorge, su director estable desde 2015, la BSM ha liderado este retorno de una forma de arte escénico de enorme arraigo popular en las tablas españolas y —de la mano de las oleadas migratorias— rioplatenses; ha quedado claro también que, en diálogo con las nuevas tendencias escenográficas, sonoras y lumínicas —proyección de imágenes, mapping, luces LED, micrófonos de alta sensibilidad— es posible generar espectáculos sumamente atractivos.

    Desde el sábado 23 hasta el sábado 30 el título que baja la cortina de la cartelera montevideana es La Gran Vía, musical compuesto por el español Federico Chueca, que desde su exitoso estreno en 1886 es un peso pesado del repertorio lírico ibérico. Se trata de una historia ambientada en Madrid a fines del del siglo XIX, cuando para construir la Gran Vía, en pleno casco histórico de la ciudad, fueron demolidos decenas de edificios emblemáticos y desaparecieron varias callejas que acumulaban siglos de historia. La versión que se estrenará contiene una adaptación local que enlaza las historias y las identidades de Madrid y Montevideo. La dirección escénica fue confiada de nuevo a la española Amelia Ochandiano, quien dirigió La revoltosa en el Solís en 2019. La música en vivo estará a cargo de la BSM, con Martín Jorge en el podio. Nueve miembros de la Comedia Nacional estarán en el elenco, y también formará parte de la puesta la murga Agarrate Catalina.

    Versión montevideana

    Apellidado como uno de los principales barrios madrileños, Chueca era uno de los compositores de moda en la Madrid del 900. El músico tomó el episodio de la construcción de la avenida como disparador, encargó la escritura a su dramaturgo habitual, Felipe Pérez, y juntos la definieron como una “revista cómico-lírica, fantástico-callejera en un acto”. Según comentó Ochandiano en la conferencia de lanzamiento, celebrada el jueves 14 en el Solís, las protagonistas de la obra son las calles, puentes y casas que van a ser destruidas y que se ponen en pie de guerra y aparecen otros personajes como La Opinión Pública”. Agregó que la definición que los autores hicieron de la obra “no podía ser más acertada porque los personajes que la habitan son las afectadas calles de Madrid, barrios, fuentes, conceptos, carteristas, bailes famosos, letras y un sinfín de personajes fantásticos llenos de ingenio y humor”.

    Ochandiano, quien además de la dirección también es responsable de la coreografía del espectáculo (junto con Amaya Galeote), se refirió a la versión montevideanizada que se verá en el Solís: “Ahora tengo el enorme privilegio de volver a este país y a este teatro para poner en pie una nueva versión de La Gran Vía que quiere conservar la esencia de la original, y por ello hemos creído necesario introducir la actualidad, nuestro presente, incorporando a la nómina de personajes algunos más, entre ellos, a la Gran Vía del siglo XXI y a la ciudad de Montevideo, dos grandes amigas que comparten psicólogo y preocupaciones”. La directora ahondó en este concepto: “Un espectáculo que pretende conectar épocas, continentes y culturas a través de la música, la reivindicación, la fantasía y el sentido del humor, y que de la misma manera permite a todo el equipo que participa en él compartir vivencias, emociones, conocimientos y desafíos, en un intercambio artístico y cultural que a mí y a mi equipo más directo nos llena de orgullo, agradecimiento, ilusión y responsabilidad a partes iguales”.

    En la conferencia, Martín Jorge destacó el éxito de estas producciones líricas de fin de año. “Quedó demostrado que este es un buen momento del año para este tipo de espectáculos. Montevideo lo pide. Muchos decían que era una locura, que no se podía hacer nada en los días previos a las vacaciones y sin embargo las funciones se llenan antes y después de Navidad”. El director contó que la propuesta de hacer La Gran Vía fue de Ochandiano: “Amelia no solo es una directora con una visión muy clara sino una enorme y ardua trabajadora que nos lleva a todos los artistas al lugar que ella quiere, que entiende muy bien este tipo de humor y además es una gran dramaturga. Y creo que la definición de este espectáculo nos permite hacer de todo, y esto incluye el diálogo que creó Amelia entre Madrid y la Montevideo de hoy, la que cumple 300 años”.

    En ese momento retomó la palabra Ochandiano: “Cuando se escribió la obra ya estaba dialogando con la actualidad de su época y me propuse primero explicar lo que pasó a principios del siglo XX en Madrid. Entonces, hablando con Martín, quien me contó de los 300 años que cumple Montevideo en 2024, coincidimos en que la versión tenía que dialogar con la actualidad montevideana también”. La directora detalló que, con el asesoramiento de sus colaboradores montevideanos, en su narración están presentes algunos barrios montevideanos. Jorge explicó en ese momento que la inclusión de Agarrate Catalina en la puesta en escena responde a esa fusión entre Madrid y Montevideo que se plasma en la obra, que tiene un antecedente musical en el concierto que la BSM realizó en conjunto este año con la murga dirigida por Yamandú Cardozo. “Fue la primera vez que se plasmó en Uruguay un diálogo entre la música sinfónica y la murga. Las orquestas ya dialogaban con el tango, el candombe, con la música tropical, pero nunca se había logrado este cruce sinfónico con la murga”.

    El elenco es encabezado por la soprano lírica española Nancy Fabiola Herrera, quien desde hace más de 15 años es habitual invitada en las temporadas de ópera del Solís. Junto con ella actuarán nueve integrantes del elenco estable de la Comedia Nacional: Andrés Papaleo, Luis Martínez y los recientemente ingresados Elizabeth Vignoli, Rosario Martínez, Gustavo Saffores, Sofía Lara, Dulce Elina Marighetti y Pablo Musetti. Mención aparte para Juan Antonio Saraví, quien, con su histrionismo y comicidad, es número puesto en los roles protagónicos de estas producciones de lírica cómica. Completan el elenco los cantantes líricos Eduardo Garella y Sofía Mara y una veintena de intérpretes que conforman el coro. La escenografía es de Ricardo Sánchez Cuerda, el vestuario es de Soledad Capurro y las luces son de Lucía Acuña.

    Las seis funciones de La Gran Vía serán el sábado 23 y del martes 26 al sábado 30 a las 20. Las entradas se venden en Tickantel, de $ 200 a $ 1.650.

    Vida Cultural
    2023-12-20T23:53:00