• Cotizaciones
    domingo 23 de junio de 2024

    Países árabes plantean a Uruguay que desista de su plan de abrir una oficina comercial en Jerusalén, un tema “muy sensible”

    Cumplir con el anuncio puede afectar el vínculo diplomático y el comercio con la región, declaró la embajadora palestina

    La intención del gobierno de Luis Lacalle Pou de abrir una oficina comercial en Jerusalén “no ayudaría” a que se encontrara una salida pacífica al conflicto que enfrenta a israelíes y palestinos y tampoco a los intereses comerciales de Uruguay en el mundo árabe, transmitieron al gobierno diplomáticos de la región.

    “Esperamos que Uruguay no siga adelante con su plan”, dijo a Búsqueda la embajadora del Estado de Palestina, Nadya Rasheed, quien subrayó que esa era la posición de los 22 países del Grupo Árabe, entre los que se encuentran Catar, Arabia Saudita, Argelia, Túnez y Egipto, entre otros.

    “Estaría (Uruguay) ubicándose en un lugar que quizá no es en el que quisiera estar”, agregó. Este tema, “muy sensible no solo para Palestina, sino también para todo el mundo árabe”, puede afectar la relación y el comercio del país con esa parte del mundo.

    Estas declaraciones ocurrieron luego de que Rasheed y los embajadores de Catar y Arabia Saudita mantuvieran una reunión “muy positiva”, con una conversación “amigable y constructiva”, con el presidente Luis Lacalle Pou y el canciller Francisco Bustillo para “intercambiar visiones”. Más allá del tono amable, la diplomática palestina dejó en claro el rechazo de los 22 países del Grupo Árabe al plan del gobierno uruguayo de instalar, antes de que termine la actual administración, una oficina de innovación y comercio en Jerusalén, una ciudad en disputa que tanto israelíes como palestinos reclaman como su capital.

    Lacalle Pou reiteró el compromiso de la instalación de esta oficina en setiembre, cuando recibió el Premio Jerusalén de manos de la Organización Sionista del Uruguay. Esta había sido una suerte de promesa de campaña y fue anunciado en marzo por El Observador.

    Vista general de Jerusalén. Foto: AFP.

    Giros

    Desde los primeros meses de la actual gestión, el gobierno de Lacalle Pou mostró un acercamiento a Israel como uno de los lineamientos de su política exterior. De hecho, Uruguay cambió de posición en varias votaciones en Naciones Unidas para no apoyar resoluciones críticas de Israel.

    Ese giro en la política exterior estuvo presente en la conversación del martes 11 entre los diplomáticos árabes y los gobernantes uruguayos. “Quisimos ofrecer cualquier asistencia que necesitaran para evitar malentendidos o eliminar cualquier duda. Definitivamente, hablamos de eso porque para nosotros, el mundo árabe, Uruguay es un campeón de los derechos humanos y un defensor de la aplicación de las leyes”.

    Uruguay, agregó Rasheed, “ha apoyado mucho” al Estado Palestino en Naciones Unidas. Más allá de “algunos cambios de posición”, el país aún es un “amigo de Palestina” que “apoya los derechos humanos” en esos territorios.

    En el encuentro de la Torre Ejecutiva, los árabes plantearon su preocupación por la posible instalación de esa oficina en Jerusalén, un tema que la embajadora calificó como “muy sensible” y que ameritará que se sigan “teniendo conversaciones con el gobierno uruguayo”. Rasheed recordó que abrir esa repartición “va en contra de las resoluciones de Naciones Unidas” e indicó que Uruguay, como “amigo y promotor de una solución pacífica del conflicto”, con esa medida “no ayudaría a las partes” a lograr ese objetivo.

    Además de acercarse a Israel, Uruguay intenta incrementar su intercambio comercial con los países árabes.

    Consultada sobre si la apertura de una oficina en Jerusalén puede afectar las posibilidades uruguayas de incrementar el comercio en la región, la diplomática respondió: “No creo que ayude”.

    “El de Jerusalén es un asunto muy muy delicado”, insistió, “no solo para Palestina sino para todo el mundo árabe”.

    Información Nacional
    2022-10-12T23:28:00