• Cotizaciones
    martes 04 de junio de 2024

    Salinas se va en marzo del Ministerio de Salud luego de “una transición ordenada” y de haber dejado “mucho en la cancha”

    En el Partido Nacional molesta que se instale el relato de que el decreto sobre el empaquetado de cigarrillos perjudicó su candidatura a la OPS

    El 2 de marzo, cuando cumpla tres años desde que asumió el cargo, o el 13 de marzo, cuando se cumplan tres años de la llegada de la pandemia a Uruguay, emergencia sanitaria que le dio una notoriedad impensada. Esas son las fechas que está manejando Daniel Salinas para dejar de ser el ministro de Salud Pública. “Es para ir ordenando la transición”, dijo a Búsqueda sobre este plazo de cinco meses. “Si el presidente no dispone lo contrario”, precisó.

    La crónica de una renuncia anunciada tiene como trasfondo un nuevo malestar de Cabildo Abierto, partido al que pertenece Salinas, con la actuación del gobierno, más allá de que se espera —sobre todo de parte del Partido Nacional, socio mayoritario de la coalición oficialista— que las aguas no se salgan de cauce.

    El lunes 3, Salinas volvió al Ministerio de Salud Pública (MSP) luego de haber participado en la 30a Conferencia Panamericana de la Salud que se celebró del 26 al 30 de setiembre, en Washington (Estados Unidos). El 28 se realizó ahí la elección del director de la Organización Panamericana de la Salud (OPS). Salinas, uno de los candidatos, solo recibió cuatro votos en la primera ronda de elecciones, quedando último junto con la postulante haitiana. Ya fuera de carrera, en la segunda ronda no tuvo ninguno.

    El martes 4, Salinas dijo en rueda de prensa que está por comenzar “una salida ordenada” del MSP, que tiene “un horizonte para ir redondeando” su actividad “de forma firme y ordenada, consensuada y sin dejar fisuras”, que “no hay que eternizarse en los cargos” y que todo esto iba a ser objeto de una charla con el presidente Luis Lacalle Pou. Habló también del “gran sacrificio” que hizo su familia en este tiempo y que “estos tres años han sido nueve” en su vida.

    “Dejé mucho en la cancha”, le dijo Salinas a Búsqueda. El mismo lunes en que volvió al MSP se había reunido con el líder de Cabildo Abierto, el senador Guido Manini Ríos. “La decisión no nos sorprende y hay que respetarla”, afirmó el militar retirado a la prensa. En estos días también hubo contactos entre el ministro y el presidente, a cuenta de un encuentro presencial.

    Asunción de Daniel Salinas como ministro de Salud Pública, marzo 2020. Foto: Javier Calvelo / adhocFOTOS

    Coyunturas

    Salinas, un médico neurólogo de 60 años, era un completo desconocido para el mundo político cuando asumió al frente del MSP el 2 de marzo de 2020. El manejo de la pandemia en Uruguay, reconocido dentro y fuera de fronteras, fue el principal cimiento de su popularidad. El otrora outsider es, según todas las encuestas, el ministro con mejor imagen del gabinete.

    El secretario de Estado quería el cargo en la OPS, algo en lo que fue explícito. Eran conscientes de ello en el MSP y en la Torre Ejecutiva, donde este anuncio tampoco cayó de sorpresa. Con ese objetivo se financió de su propio bolsillo una gira por siete países del continente durante quince días para lograr aumentar su base de apoyos, como una suerte de último —no único— acto de campaña. “No me quería quedar con las ganas de dar el máximo esfuerzo”, dijo el médico, que aseguraba tener el apoyo de Presidencia y el Ministerio de Relaciones Exteriores.

    El martes 6 de setiembre, el último día de la licencia que Salinas había solicitado para esa gira, se conocía que el gobierno uruguayo había firmado el decreto 282/022, que flexibilizaba la normativa sobre el empaquetado y etiquetado neutro de las cajillas de cigarrillos. Esta resolución fue criticada en el ambiente científico dentro y fuera de fronteras, al tiempo que causó “sorpresa” en la OPS, que veía a Uruguay como un puntal en el combate al tabaquismo. El ministro defendió originalmente la medida, impulsada a pedido del Ministerio de Industria, señalando —alineado al resto de la administración— que buscaba atacar al contrabando. Desde el entorno del ministro se dijo que quedó “preocupado” por el impacto que ese decreto podía tener en su candidatura para la OPS, más aún luego de que el propio presidente Lacalle Pou admitiera en rueda de prensa que la había solicitado la tabacalera local Montepaz.

    El resultado de las elecciones en la OPS es ya sabido. En política a nadie le gusta ser el padre de una derrota. El senador de Cabildo Abierto Guillermo Domenech dijo ese mismo miércoles 28 que Salinas “trató de ser leal con Presidencia y se inmoló como candidato”.

    Daniel Salinas en conferencia de prensa luego de reunión del gobierno por los primeros casos de coronavirus en Uruguay, marzo 2020. Foto: Santiago Mazzarovich / adhocFOTOS

    Relatos

    Salinas aseguró a Búsqueda que su decisión de irse en cinco meses —“si el presidente me respalda en llegar hasta esa fecha”— no guarda relación con lo ocurrido en la OPS y el decreto sobre el tabaco. “La decisión es estrictamente personal y estaba tomada antes de partir” a Washington, afirmó.

    Sin embargo, esa coyuntura ya está instalada en el ámbito político. Desde Cabildo Abierto, si bien no consideran que hubiera una intencionalidad de perjudicarlo, varias voces cuestionaron lo ocurrido: a la de Domenech se sumó la del diputado Sebastián Cal, que declaró a la diaria que fue algo “al menos inoportuno”. El Observador publicó el miércoles 5 que el partido considera que Salinas tuvo además un “mínimo apoyo” por parte de la Cancillería para alcanzar su meta en la OPS. Cabildo, que considera al MSP parte de la cuota que le corresponde dentro del gabinete, ya baraja el nombre de Karina Rando, actual directora de Coordinación de esa cartera, para sustituir a Salinas. También lo ve, ahora sí, como un potencial compañero de fórmula de Manini Ríos para las elecciones de 2024.

    En el Partido Nacional ven con malos ojos que se “instale la idea” de que el ministro perdió la elección por causa de esa flexibilización. Fuentes del gobierno dijeron a Búsqueda que Salinas no solo “estaba al tanto” de que ese decreto iba a ser firmado antes de irse, sino que este “no tuvo ninguna influencia en el resultado”. Esto es: los cuatro votos que tuvo en la primera ronda eran los mismos con los que contaba en la previa (Perú, Paraguay, El Salvador y Uruguay), mientras que los otros países no pensaban apoyarlo, con decreto o sin él. “A veces los uruguayos nos creemos el ombligo del mundo cuando estos partidos se juegan geopolíticamente. Haciendo la campaña que hizo era obvio que le iba a ir así”, añadió un legislador blanco.

    Y si bien en la Cancillería rechazan entrar en “controversias públicas” con Cabildo Abierto por una percepción que consideran “injusta”, desde esa secretaría indicaron a Búsqueda que el día de la elección en la OPS Salinas estuvo acompañado en Washington por el canciller Francisco Bustillo, el director de Asuntos Políticos de la Cancillería, Ricardo González, y los embajadores uruguayos en Estados Unidos y la Organización de Estados Americanos, Andrés Durán y Washington Abdala, respectivamente. Para la cartera, esta fue “una clara” muestra de apoyo.

    Información Nacional
    2022-10-05T22:26:00