• Cotizaciones
    martes 04 de junio de 2024

    Tiger Woods será invitado especial del US Open, al que no estaba clasificado

    “Nuestro torneo es verdaderamente mejor si él está en el field”, dice el comunicado de los organizadores

    El periodista Bob Harig de la revista especializada Sports Illustrated fue quien prendió las alarmas: por primera vez en su carrera Tiger Woods no podía jugar en forma directa el US Open. A los 48 años, el ganador de 15 Majors y 82 torneos en el PGA Tour, se quedaba fuera del field de 156 golfistas que participarán en el certamen que se jugará del 13 al 16 de junio en Pinehurst, Carolina del Norte. Una vez conocida la noticia, consultado por la prensa, Woods confesó que desconocía cómo era el proceso de clasificación para participar en el abierto de su país.

    Actualmente, Woods ocupa el puesto 789 del ranking mundial. Al abierto de Estados Unidos solo se clasifican de forma directa los primeros 60 de esa lista. Por haber ganado el Masters de Augusta en 2019, Woods tuvo cinco años de exención del régimen general de clasificación, pero eso expiró el año pasado.

    En ese panorama, la United States Golf Association (USGA) reaccionó de inmediato y extendió una invitación especial para el ex número uno del mundo.

    “La historia del US Open no podría ser escrita sin la figura de Tiger Woods, pasando por su victoria lograda por 15 golpes en Pebble Beach en el 2000, junto con su conmovedor triunfo jugando con un tobillo destrozado en Torrey Pines en el 2008”, rezaba el comunicado de la USGA. El texto explicaba que sus “impresionantes logros” en el golf hicieron que “la decisión de entregarle una exención fuera más fácil para el comité”. “Nuestro Open es verdaderamente mejor si Tiger Woods está en el field”, finaliza el comunicado.

    Por su parte, Woods afirmó en las redes sociales que “el US Open es un evento muy especial” para el golf y que a él en particular lo ayudó a definir su “carrera como profesional”. Dijo que se siente “honrado de haber recibido una invitación de la USGA” y “muy entusiasmado” por jugar el US Open y que la cancha donde se jugará, Pinehurst, “es un campo que significa mucho para el mundo del golf”.

    Su condición de excampeón le permite jugar a Woods el Masters de Augusta, el PGA Championship y el British Open de por vida. Por ejemplo, para el PGA Championship, el segundo “grande” del año”, que comienza este jueves 16 en el Valhalla Golf Club, está confirmado en la lista de participantes. El US Open tiene un reglamento propio que marca un período de 10 años de exención para los campeones.

    Woods, que tiene tres US Open ganados, jugó por última vez el torneo en el 2020, en Winged Foot Golf Club. El año pasado, en Los Angeles Country Club, no participó por estar en plena etapa de recuperación luego de un terrible accidente automovilístico ocurrido en febrero de 2021.

    En el Masters de este año, Woods marcó un nuevo récord al pasar 24 cortes clasificatorios consecutivos para luego terminar en el puesto 60º, a 27 golpes del ganador, Scottie Scheffler.

    Con 14 operaciones, entre rodillas, piernas y espalda, Woods es una muestra de gran fortaleza mental y perseverancia, lo que le ha permitido volver a la alta competencia.

    Ruptura con Nike

    A fines de febrero, a través de las redes sociales, Woods daba cuenta del fin del vínculo con la empresa Nike luego de 27 años de relación. El primer contrato se firmó cuando el golfista tenía 20 años por una cifra de cientos de millones de dólares.

    “A lo largo de estos 27 años tuve la fortuna de ser una de las caras visibles de una de las marcas más icónicas en el mundo de los deportes”, decía el comunicado de Woods. Se refirió a “momentos y recuerdos imborrables” vividos durante ese período y agradeció de manera especial a Phil Knight (CEO de la Nike), que fue quien “acercó a Nike al golf”. También extendió el agradecimiento “a los funcionarios de la empresa” y a los atletas con los que trabajó en conjunto.

    La respuesta de Nike no se hizo esperar y publicó un afiche con una foto de Woods festejando un putt con una leyenda que dice: “Fue una espectacular ronda, Tiger”.

    Nike se retiró en el 2017 de la fabricación de palos y pelotas de golf. Fue así que Woods pasó a jugar con palos Taylor Made y pelotas marca Bridgestone, pero se seguía vistiendo con la marca de la pipa.

    Durante la disputa del último Genesis Invitational en el Riviera Country Club de Los Ángeles, donde Woods es uno de los anfitriones, se llevó a cabo el lanzamiento de su propia marca con nombre Sun Day Red, en asociación con la empresa Taylor Made. A partir del 1º de mayo, en Estados Unidos y Canadá, quedó habilitada la venta —únicamente vía Internet— de indumentaria específica de golf, incluidos zapatos.

    El anuncio no dejó de sorprender en el mundo del golf, ya que se dio apenas un mes después de que se conociera el fin del vínculo con Nike.

    Consultado en la conferencia de prensa por el motivo del cambio, Woods respondió que “encontraba el momento como el apropiado” para el cambio. “Es un momento de transición en mi vida, ya no soy un chico, la vida cambia. Tengo hijos y quiero en este momento tener algo por lo cual sentir orgullo, una marca que me produzca eso en el futuro”, dijo el ex número uno del mundo.

    Sobre el nombre de la marca y el color rojo, Woods explicó que fue su madre quien en sus comienzos le dijo que como él era capricorniano el color fuerte era el rojo. “Jugué desde chico con remeras rojas, tuve la suerte de ganar varios torneos de menores y juveniles vistiendo así. Luego vino la etapa de la Universidad de Stanford, que casualmente tiene el color rojo en sus uniformes de juego, para luego —ya como profesional— adoptar la costumbre de jugar con remeras rojas las rondas finales. Por ello nos inclinamos por el nombre de Sun Day Red”, subrayó.

    Deportes
    2024-05-15T19:55:00