Uruguay reactiva su candidatura mundialista, con la idea de que ningún país puede “hacer locuras de inversión” tras la pandemia

escriben Pedro Tristant y Juan Pittaluga 

Antes de subir a su camioneta para irse de Punta del Este, el presidente Luis Lacalle Pou remarcó un tema que le había planteado al secretario general de la Organización Mundial de Turismo (OMT) un par de horas antes. “Lo del Mundial, bo”, le dijo el mandatario a Zurab Pololikashvili, la máxima autoridad de ese organismo multilateral. “Sí, eso lo propongo”, le respondió el georgiano.

Esta nota es exclusiva para suscriptores de BÚSQUEDA
Elegí tu plan y suscribite

Suscribite

¿Ya sos suscriptor? Iniciá sesión

Probá nuestro servicio, registrate y accedé a una nota gratuita.