Usuarios de la salud cuestionan la existencia de “afiliados vip” en mutualistas y estudian pedirle al ministerio su prohibición

escribe Leonel García 

Francisco Vera (75) se siente un usuario clase Z, ya no B, en su mutualista. El tiempo, esa variable tan relacionada con la angustia y la incertidumbre si de salud se habla, es la causa. Él, como usuario del Fondo Nacional de Salud (Fonasa) pide hora en su mutualista con un especialista y la consigue para dos meses; otro, “uno de los vip”, como los define, logra lo mismo, con el mismo médico, antes de 72 horas.

Esta nota es exclusiva para suscriptores de BÚSQUEDA
Elegí tu plan y suscribite

Suscribite

¿Ya sos suscriptor? Iniciá sesión

Probá nuestro servicio, registrate y accedé a una nota gratuita.