• Cotizaciones
    jueves 13 de junio de 2024

    Dólar se afirma en el mes de las internas; asesores de políticos polemizan

    La cotización de la divisa estadounidense volvió este miércoles a ubicarse por encima de los $ 39, un rango que no alcanzaba desde mediados de mayo

    Después de unos días de estabilidad en el cambio de mes, la cotización del dólar en la plaza uruguaya tomó impulso desde el martes 4.

    En mayo, el tipo de cambio aumentó 1,2% si se compara el valor de fin de mes con el cierre de abril, y lo hizo apenas 0,1% cuando se contrastan los precios promedio. En la medición “punta a punta” con el término de 2023, está virtualmente en el mismo nivel (0,03%).

    Esta semana, en el inicio del mes de las elecciones internas de los partidos políticos, el tipo de cambio subió a partir del martes 4. Ayer, miércoles 5, las compraventas en el circuito mayorista —“interbancario” en la jerga del mercado— se hicieron a un precio promedio de $ 39,069, informó el Banco Central. No estaba por arriba de esa cifra redonda desde el 16 de abril.

    Cuadro Dolar.jpg

    Ese panorama de estabilidad cambiaria en lo que va del año y su efecto sobre la rentabilidad —cuando se analiza el tipo de cambio real— crea malestar en sectores agroexportadores. Así lo han expresado distintas gremiales empresariales en los últimos tiempos, un coro al que se sumó la Confederación de Cámaras Empresariales. En su Agenda para el desarrollo 2025-2030, presentada el martes 4 en el hotel Radisson, la entidad celebró la reducción de la inflación a los “valores mínimos de los últimos 20 años”, pero, al mismo tiempo, habló de los “costos incurridos” en ese camino que condujo “como en el pasado a un proceso de ‘atraso cambiario’”.

    La supragremial apuntó que, “habiéndose pagado los costos de bajar la inflación, es importante trabajar para consolidar este nuevo equilibrio con inflación más alineada a los estándares internacionales”. Señaló la “necesidad de conducir la política económica en forma integral y consistente, evitando nuevos episodios de atraso cambiario que perjudiquen la rentabilidad del sector productivo y las inversiones, factores dinamizadores genuinos del empleo y la actividad a largo plazo”.

    El asunto está metido en la campaña electoral.

    En un debate de asesores económicos partidarios organizado por la Facultad de Ciencias Económicas y de Administración, Agustín Iturralde, coordinador de programas del precandidato blanco Álvaro Delgado, admitió que hay una “dificultad” en materia de competitividad por el dólar bajo, que, según él, “no se resuelve con intervenciones” en el mercado. Agregó que, por la política monetaria, se pudo haber pagado un “costo” para abatir la inflación, un logro que hay que “defender con uñas y dientes”.

    Martín Vallcorba, un exfuncionario del Ministerio de Economía en gobiernos del Frente Amplio y actual asesor de legisladores de ese partido, saludó como “un dato positivo” el haber llevado en este período la inflación “un escalón más bajo”. Pero “hay que tener presente la explicación” y es, según ese economista frenteamplista, en buena parte por la baja del tipo de cambio.

    Afirmó que el “aparato productivo” está “severamente afectado por el atraso cambiario”, por lo que, en su opinión, llevar la inflación anual a niveles de 3% —como propone Delgado— no debería ser “la prioridad para los próximos cinco años”. Según Vallcorba, ante “los costos de seguir profundizando” esos problemas a raíz de la actual “política exitosa de baja de la inflación, no sería el mejor escenario”.

    También el precandidato frenteamplista Yamandú Orsi se refirió al tema ayer, disertando en Desayunos Candidatos de Búsqueda. Al gobierno “se le fue la mano” con el atraso cambiario; y señaló como una posible medida, si él es electo presidente, manejar “estímulos” para los sectores productivos afectados por esa situación.