• Cotizaciones
    martes 11 de junio de 2024

    El PIT-CNT analiza incorporar al sindicato de Uber

    Desde hace varios años, el sindicato de conductores de Uber hace gestiones para poder integrarse al PIT-CNT. Por distintos motivos, sobre todo por los reparos de otros gremios del transporte, esa aspiración no se concretó. Semanas atrás, los trabajadores de la aplicación promovieron un nuevo intento.

    “Hace siete años que estamos en esto. Queremos que nos digan ‘sí’ o ‘no’ de una vez por todas”, dijo a Búsqueda, Daniel Martínez, presidente de la Unión de Conductores Trabajadores de Aplicaciones del Uruguay (Uctradu). Según contó, tuvieron el 30 de enero una reunión con el presidente del PIT-CNT, Marcelo Abdala, quien se comprometió a volver a plantear la solicitud en la interna sindical.

    Abdala cumplió con su palabra y trasladó el tema a la Mesa Representativa, principal órgano de dirección, en febrero de este año. En esa instancia, quedó claro que se trata de un tema de difícil resolución para el movimiento sindical.

    “Esta situación es compleja en el entendido de que hay visiones encontradas en cuanto a la natural vinculación al sector organizado. No obstante, existe una realidad de que hay un conjunto de trabajadores que se quieren integrar al movimiento sindical”, refleja el acta de la Mesa Representativa al registrar el planteo de Abdala.

    Lo que sobrevuela en el texto sin ser explicitado es que la Unión Nacional de Obreros y Trabajadores del Transporte (Unott) y el sindicato del taxi (Suatt) están en desacuerdo con la incorporación de los trabajadores de Uber. Así lo indicaron a Búsqueda varios dirigentes consultados y también Martínez.

    Según el informe de Abdala en febrero a la Mesa Representativa, el camino que se tomará para canalizar la solicitud de Uctradu es hacer un “taller” para trabajar las complicaciones que produce la integración de este sindicato al PIT-CNT y buscar soluciones. Martínez hasta ayer miércoles 13 no había sido informado de ninguna resolución adoptada ni fue convocado a un ámbito de diálogo.

    Consultado por Búsqueda, Abdala dijo que está a favor de la integración de los trabajadores de Uber al PIT-CNT. Reconoció que existen algunas discrepancias internas sobre el tema y, en atención a ellas, prefirió no entrar en una discusión pública. Con la realización del taller espera abordar distintos aspectos de la “complejidad” que tienen las nuevas formas de trabajo y al mismo tiempo lograr que surjan “recomendaciones tácticas” sobre la organización sindical de los trabajadores que se desempeñan en esas áreas.

    El PIT-CNT enfrentó dificultades para la conformación de sindicatos de trabajadores de aplicaciones. Una de las principales bases sindicales era la de PedidosYa pero quedó muy debilitada por los 250 despidos que se dieron en enero en el sector de la compañía en el que había mayor afiliación.

    Abdala dijo que todavía no hay una fecha estipulada para la realización del taller.

    “Parto de nalgas”

    Uctradu tiene hoy algo más de 100 integrantes. De las últimas asambleas participaron entre 40 y 50 trabajadores en promedio. Estos números reflejan, según contó Martínez, un desgaste de la organización, que tiene la falta de respuestas en el PIT-CNT como parte del panorama desalentador.

    “Esto ha llegado a desmoralizar a muchos trabajadores. A que se sientan desconsiderados”, afirmó. Asegura que varios conductores dejaron la organización sindical e incluso la militancia de izquierda durante estos años.

    A octubre 2023, los conductores de Uber eran unos 2.000. En el pico de actividad de la firma llegaron a ser unos 3.500, indicó Martínez.

    El dirigente también sostuvo que existen dificultades en la formalidad del sector, acentuadas después de la pandemia. Mientras en febrero de 2020 había algo menos de 1.000 unipersonales de Uber registradas, en 2021 los aportantes pasaron a cerca de 670. Estas son las últimas cifras de las que dispone el sindicato. “La mayoría de los trabajadores están sin facturar”, afirmó Martínez.

    El dirigente sindical define el desarrollo que siguió la actividad de Uber a escala local como “un parto de nalgas”. Es consciente de que uno de los primeros afectados por la irrupción de la aplicación fue el taxi. También que la modalidad de contratación como empresas unipersonales volvió difusa al inicio su condición de empleados.

    “Los diferentes juicios laborales han demostrado que existe una relación de dependencia encubierta”, dijo. Considera que eso cambia la posición del sindicato para la discusión de ingreso al PIT-CNT.

    La proliferación de fallos en su contra llevó a la empresa a cambiar su estrategia y empezar a negociar acuerdos con los choferes que reclaman despidos. Martínez destacó que la organización de los trabajadores siempre impulsó la formalización del sector: “Fuimos los primeros en pedir a la Intendencia de Montevideo una regulación”.

    Información Nacional
    2024-03-13T18:35:00